NACIÓN

El sanguinario final de "El Barbas", el líder de los Beltrán Leyva

Arturo Beltrán Leyva fue el jefe máximo del cártel de los Beltrán Leyva, el mayor de los cuatro hermanos criminales que lideraban dicha organización, y primo de "El Chapo"

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 07/11/2019
  • 17:30 hrs
  • Escuchar
El sanguinario final de "El Barbas", el líder de los Beltrán Leyva
El sanguinario final de "El Barbas", el líder de los Beltrán Leyva (Foto Especial)

Durante la conferencia mañanera de este 7 de noviembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador abordó el caso de Arturo Beltrán Leyva, "El Barbas", para ejemplificar la brutalidad de las fuerzas del orden y el fracaso de la llamada "Guerra contra el Narcotráfico".

Pero ¿quién es Arturo Beltrán Leyva? Fue el jefe máximo del cártel de los Beltrán Leyva, liderado por él y sus hermanos Alfredo, Héctor y Carlos.

Nacido en 1958, Arturo fue el mayor de los cuatro hermanos.  También apodado como "El Jefe de Jefes", era primo de Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", líder fundador del cártel de Sinaloa.

Sin embargo, los andares criminales del máximo Beltrán Leyva no fueron de la mano de su primo, sino de Amado Carrillo Fuentes, "El Señor de los Cielos", jefe del cártel de Juárez, donde llegó a tener mejor posición en la jerarquía criminal que el propio Guzmán Loera.

Bajo la tutela del entonces mandamás del narcotráfico en México, "El Barbas" se hizo de conexiones con narcotraficantes colombianos, incluso con el cártel de Medellín, encabezado por Pablo Escobar.  

Convirtiéndose en uno de los principales operadores de "El Señor de los Cielos", Arturo Beltrán Leyva traía cocaína de Colombia y la hacía llegar a Estados Unidos. A la par, "El Barbas" ayudaba a subir dentro del "negocio" a su primo "El Chapo", al compadre de este Ismael Zambada García, "El Mayo"; y a Juan José Esparragoza Moreno, "El Azul", quien era suegro de su hermana.

El Señor de los Cielos

La repentina muerte de Carrillo Fuentes en 1997 redujo poder al cártel de Juárez, pero no lo suficiente para desaparecer del mapa a Arturo Beltrán Leyva. Agradecido por su apoyo y, por el nexo familiar, "El Chapo" arropó a "El Barbas".

Tras fugarse del penal de Puente Grande en 2001, Guzmán Loera formó "La Federación", una especie de conclave criminal formada por Vicente Carrillo Fuentes, "El Viceroy", hermano de "El Señor de los Cielos"; "El Mayo"; "El Azul"; Ignacio "Nacho" Coronel; y los hermanos Beltrán Leyva.

Dentro de "La Federación", "El Barbas" se convirtió en una pieza clave del narcotráfico, se encargaba del lavado de dinero y de comprar autoridades, principalmente en México.

El Chapo, El Mayo, El Azul y Nacho

Por ejemplo, durante el juicio contra "El Chapo", Jesús Zambada García, hermano de "El Mayo", aseguró que los Beltrán Leyva pagaron, entre 2006 y 2007, 50 millones de dólares al entonces secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna.

También fue parte fundamental en los acuerdos de pacificación dentro de la propia "Federación" como con sus enemigos. Evitó todo lo que pudo la guerra entre el cártel de Juárez, comandada por "El Viceroy", con el cártel de Sinaloa; también pactó la paz con "Los Zetas", entonces encabezados por el temible Heriberto Lazcano, "El Lazca".

El Lazca y El Viceroy

En agosto de 2009, el Departamento de Justicia de Estados Unidos aseguró que la triada "Chapo"-"Mayo"-"Barbas" traficó al menos 200 toneladas de cocaína a Estados Unidos de 1990 a 2008, droga que les dejó una fortuna de 5.8 mil millones de dólares.

Otras acusaciones, solo contra "El Barbas", refieren que éste traficaba hasta dos toneladas por mes de cocaína a Estados Unidos.  En esos mismos años, el Departamento del Tesoro estadounidense lo incluyó a la lista negra por lavado de dinero.

"El Chapo" parecía estar incómodo con el crecimiento de sus primos, principalmente de Arturo, así como el antecedente que estos tenían con los Carrillo Fuentes, luego, un malentendido por el paso de mercancía de Joaquín en tierras de "El Barbas" fue la gota que derramó para Guzmán Loera.

El Chapo

El 21 de enero de 2008 en Culiacán, Sinaloa, fue detenido Alfredo Beltrán Leyva, "El Mochomo", hermano menor de "El Barbas". Detrás de la captura, según el propio gobierno estadunidense, estuvo información que "El Chapo" entregó a las autoridades mexicanas.

"El Barbas" intentó rescatar a su hermano menor, pero "El Mayo" y "El Chapo" lo impidieron. Entonces entendió que hubo una traición de parte de "La Federación", quienes sí lo respaldaron fueron aquellos con los que había generado alianzas para la pacificación.

El primero en acercarse a Arturo fue "El Lazca", quien lo convenció de romper con "La Federación" y formar un frente contra "El Chapo", "El Barbas" aceptó, se sumaron también el cártel de Juárez, con "El Viceroy", y el cártel del Golfo  con Antonio Cárdenas Guillén, "Tony Tormenta".

 

El Barbas

La venganza de "El Barbas" llegó pronto. El 8 de mayo de 2008, cuatro pistoleros de los Beltrán Leyva acribillaron a Edgar Guzmán López, hijo de "El Chapo" y su segunda esposa Griselda López Pérez, así como hermano de Ovidio Guzmán.

La violencia, principalmente en tierras sinaloenses, se disparó por la guerra entre los Beltrán Leyva y el cártel de Sinaloa.

Entonces vino lo inesperado, Arturo Beltrán Leyva fue asesinado durante un operativo de la Secretaría de Marina (Semar) en Cuernavaca, Morelos.

La casa de El Barbas

El ataque de la Marina fue brutal, imágenes del operativo muestran un inmueble de lujo lleno de sangre, con las paredes destruidas por el poder de las balas.

El sanguinario final de "El Barbas" fue difundido por varios medios, el cuerpo de Arturo Beltrán Leyva ensangrentado y cubierto por billetes –pesos y dólares– de altas denominaciones, dieron la vuelta al mundo.

La casa de El Barbas

Al respecto, autoridades mexicanas a través de la Administración por el Control de las Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), sentenció: "El reinado de Arturo Beltrán Leyva ha terminado".

Los otros dos hermanos, Carlos y Héctor, también cayeron. La organización se fragmentó en siete células criminales, algunas de ellas enemigas entre sí.

Las autoridades mexicanas aseguran que los restos del cártel delos Beltrán Leyva operan en Baja California Sur, Sinaloa, Sonora, Guerrero, Morelos y Aguascalientes; el gobierno por su parte los coloca en Morelos, Guerrero, Nayarit y Sinaloa.     

La casa de El Barbas

El gobierno de López Obrador, a través del Servicio De Administración Y Enajenación de Bienes (Sae) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), subastó la casa donde fue abatido "El Barbas".

Sin embargo, la mala condición de la vivienda y el temor de los compradores, provocó que la subasta haya sido declarada desierta.

La casa de El Barbas

Pese a ello, a través de una subasta electrónica, se informó que la casa fue comprada por un millón 800 mil pesos, 50% menos de lo que sería subastada inicialmente: 3 millones 580 mil pesos.

El caso de Arturo Beltrán Leyva fue expuesto en la mañanera de este jueves 7 de noviembre, cuando el presidente refirió la violencia de las fuerzas federales y el fracaso del combate a las drogas.

"¿Qué tenían para enfrentar el problema? Diez mil elementos de la Policía Federal, usaban al Ejército y usaban a la Marina para operativos especiales, incluso fuera de la ley. Toda la política se centraba en eso, en los operativos, y no pudieron, no sirvió", comenzó Andrés Manuel.

La casa de El Barbas

Y continuó: "Hay asuntos gravísimos de esa política, los niveles, ya lo hemos visto aquí, los índices de letalidad, se puede probar que ajusticiaban. Imagínense lo que desata eso, los odios que se desatan. No olviden, detuvieron a un delincuente famoso, hubo operativo y le ponen al cuerpo dólares".

"Yo respeto muchísimo a quienes piensan que, con la fuerza, con medidas coercitivas, con la guerra, con el predominio o la superioridad de armamento o de fuego, con eso se va a resolver el problema. No, eso no está en cuestión", concluyó.