Opinión

¿Qué será del #PAN?

La renovación planteada por el PAN no se puede limitar al cambio de su dirigencia. | José Antonio Sosa Plata

  • 16/08/2018
  • Escuchar

Era de esperarse. La sesión ordinaria que acaba de realizar el Consejo Nacional del PAN fue una noticia de bajo impacto para la sociedad. Dentro de las prioridades que se están marcando en la agenda nacional, casi todo gira en torno a las decisiones que está tomando el #PresidenteVirtual. El interés que podría despertar “la visión de los vencidos” tendrá que esperar para un mejor momento.

Lee: Reaparece Ricardo Anaya en Consejo Nacional del PAN.

La derrota del PAN fue de alto impacto, pero no tanto como para aniquilarlo

Es cierto que obtuvo el menor número de votos en una elección presidencial desde hace 30 años. También lo es que tendrá una representación muy pequeña en la Cámara de Diputados y en la de Senadores. Y qué decir de la reducción que registró en el número de gobiernos estatales y municipales. Pero es necesario señalar que aún tiene una base de casi diez millones de ciudadanas y ciudadanos que confiaron en su oferta política.

Aunque muy lejos de #Morena, el #PAN es la segunda fuerza política del país

Si bien este hecho no reduce o minimiza la crisis de identidad, liderazgo y representatividad por la que atraviesa, tampoco debe ser motivo para que se mantenga aferrado al mismo paradigma de división, falta de congruencia ideológica y modelo de comunicación equivocado que lo llevaron a la grave situación que hoy experimenta. El cambio que necesita no puede estar basado en el regreso a lo que fue en el siglo pasado. Tampoco debe ser cosmético.

El #PAN está obligado a dar un golpe de timón

Por eso, la renovación planteada en días anteriores por los pocos liderazgos que le quedan, no se puede limitar al cambio de su dirigencia. Erigirse como “una oposición firme, responsable y congruente ante el gobierno federal” son palabras que aún no reflejan el alcance y potencial de la responsabilidad histórica que tienen en el corto plazo. Las buenas intenciones no bastan. La construcción de un proyecto político moderno, audaz y que vuelva a conectar con un mayor número de ciudadanos y ciudadanas es absolutamente indispensable.

La misión que debe cumplir como partido lo trasciende

Con el triunfo arrollador de #Morena, la democracia que tenemos y a la que aspiramos no se puede garantizar sin los contrapesos que requieren los poderes de la Unión, de manera particular en el Congreso y el nuevo sistema de partidos que se empieza a gestar. La votación de la ciudadanía no fue para que regresara al poder un partido hegemónico, omnipresente y autoritario.

Lee también: Congreso y equilibrio de poderes.

La gente optó por un cambio de fondo

Sí, pero un cambio en favor de la justicia, la seguridad, la equidad, la desigualdad, el combate efectivo a la corrupción y la reducción de la pobreza. Si bien no hay indicios de que el #PresidenteElecto o su partido apunten en la dirección de la imposición a como dé lugar, es preciso subrayar que no se puede dejar el espacio libre para que, las decisiones trascendentes de una #CuartaTransformación, se tomen de manera unilateral.

El #PAN tiene el potencial de ser la oposición efectiva y funcional de nuestra democracia

Si logra superar el enorme bache en que se encuentra, sería la fuerza política con mayores posibilidades de recuperarse en los próximos seis años. En consecuencia —y visto desde el actual escenario— las ventajas que tiene son mayores que las del #PRI. Y sin duda son más prometedoras que las del #PRD, partido al que parece casi imposible rescatar en cualquier tipo de alianza.

Claro que en democracia la mayoría decide

Pero la voz de los opositores, la libre expresión de las ideas, el debate abierto y los derechos de las minorías no se pueden ignorar. Para que esto suceda, el #PAN y el #PRI no pueden equivocarse al tratar de mantener los intereses particulares de unos cuantos, o intentar regresar al poder a costa de lo que sea. Hace falta visión de Estado. Y hacen falta, por lo tanto, estadistas con visión y capacidad para transformar a partir del diálogo.

Para avanzar, la comunicación tiene que ser replanteada

El daño que les hicieron a los partidos los modelos tradicionales y la poca comprensión sobre la forma en que operan las #RedesSociales tiene que ser analizado. A partir de un buen diagnóstico, se tendrá que diseñar una nueva #ComunicaciónPolítica, más efectiva con la sociedad y con el cumplimiento de los objetivos y metas que se propongan cumplir durante los próximos seis años.

La ventana de oportunidad está abierta.

Te recomendamos: El PAN después del domingo

¿Un México tranquilo y en paz?

Preguntas y comentarios sosaplata@live.com

@sosaplata  | @OpinionLSR | @lasillarota

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.