METRÓPOLI

“El Pilo”, el eterno enemigo de “El Mencho” que incursiona en CDMX

Desde antes que “El Mencho” fuera uno de los narcos más buscados de México y EU, ya tenía enemistades con “El Pilo”

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 11/02/2021
  • 12:55 hrs
  • Escuchar
“El Pilo”, el eterno enemigo de “El Mencho” que incursiona en CDMX
“El Pilo”, el eterno enemigo de “El Mencho” que incursiona en CDMX (Foto Especial)

En dos días, autoridades federales decomisaron 1.6 toneladas de cocaína en la metrópoli. El 4 de febrero, en Coapa, alcaldía Tlalpan, en la Ciudad de México, aseguraron 800 kilos de la droga; al día siguiente la misma cantidad pero en la colonia Evolución, en Nezahualcóyotl, Estado de México

La droga decomisada en ambos días pertenecían presuntamente a Elpidio Mojarro Ramírez, alias “El Pilo”, un capo independiente que incursiona en la Ciudad de México, según información de Antonio Nieto, autor del libro “El Cártel Chilango”. 

¿QUIÉN ES “EL PILO”?

Aunque es un capo desconocido mediáticamente, “El Pilo” tiene ya un largo paso por el mundo del crimen organizado y protagoniza una de las enemistades más añejas de Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, líder del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG). 

El origen de la rivalidad entre ambos capos comenzó antes de que “El Mencho” fuera uno de los narcos más buscados en México y Estados Unidos. Viene en los orígenes del CJNG: el Cártel del Milenio.

El Cártel del Milenio era una organización que tenía fuerte influencia criminal principalmente en Michoacán y Colima, dos entidades clave para el narcotráfico principalmente por la siembra de amapola y mariguana, así como por los puertos de Lázaro Cárdenas y Manzanillo, principal entrada de drogas sintéticas y precursores químicos de Asia. 

La organización era encabezada a finales de la primera década de los dosmiles por los hermanos Óscar Orlando Nava Valencia, alias “El Lobo”, y Juan Carlos Nava Valencia, alias “El Tigre”. Los Nava Valencia tenían un fuerte aliado, IgnacioNachoCoronel, considerado en su momento el tercero al mando del Cártel de Sinaloa.

Sin embargo, para finales del 2010, el escenario era diferente para el Cártel de Sinaloa, la detención de “El Lobo” y “El Tigre”, así como el asesinato de “NachoCoronel, habían dejado a la deriva a la organización que se fracturó. 

Ramiro Pozos González, "El Molca", miembro importante del Cártel del Milenio, detenido en septiembre del 2012 por la Policía Federal, relata en un interrogatorio que difundió el gobierno de Felipe Calderón cómo es que se dio la ruptura de la organización.

El Molca” aseguró que tras la caída de los hermanos Nava Valencia, quien tenía que quedar al frente del Cártel del Milenio era “El Pilo”, sin embargo, Erik Valencia Salazar, “El 85”, se negó buscando poner en su lugar a “El Mencho”. De ahí la división.

De un lado quedó “La Resistencia”, encabezada por “El Pilo” y “El Molca”; mientras que del otro bando nació el CJNG, con “El 85” y “El Mencho” al frente. “Y empiezan las masacres, comienzan a levantarnos familiares y amigos que nos conocían, nos salimos de Jalisco y Colima”, relató “El Molca”.

El CJNG se mantuvo cercano al Cártel de Sinaloa, mientras que “La Resistencia” buscó apoyo de “La Familia Michoacana” y luego de “Los Zetas”. La violencia se desató desde Michoacán hasta Jalisco

El mismo año que detuvieron a “El Molca”, fue detenido “El 85”. “El Mencho” quedó al frente del CJNG y sumó a su cúpula a su familia política, los González Valencia, “Los Cuinis”. 

El CJNG salió avante en la disputa y “La Resistencia” desapareció del mapa. Tras la victoria del “El Mencho”, rompió con el Cártel de Sinaloa y se independizó totalmente. 

Desde entonces, “El Pilo” se convirtió en un fantasma, hasta su presunta reaparición en la Ciudad de México.

De acuerdo con la Evaluación Nacional de Riesgos de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), hay al menos cuatro cárteles de la droga que operan en la Ciudad de México: el CJNG, Cártel de Sinaloa, La Unión y la Fuerza Anti-Unión.

En los últimos seis años, las carpetas de investigación abiertas por narcomenudeo en la Ciudad de México aumentaron 238.9%, es decir, más del triple. Esto al pasar de mil 522 denuncias en todo 2015 a 5 mil 159 tan solo de enero a diciembre del 2020.

En cuanto a los delitos del fuero federal, el de narcotráfico creció 26% en los últimos cinco años, al pasar de 353 casos en 2016 a 445 en los primeros 11 meses del 2020. Delincuencia organizada, en contraste, disminuyó un 48.3%, al pasar de 93 casos a 48 en el mismo lapso.