LA CADERA DE EVA

Cómo hacer que una conversación difícil no te amargue el día

El tener diferentes puntos de vista no es el problema, y la solución no es razonar sino escucharte a ti mismo

  • REDACCIÓN
  • 17/09/2020
  • 18:10 hrs
  • Escuchar
Cómo hacer que una conversación difícil no te amargue el día
Cómo hacer que una conversación difícil no te amargue el día (Foto: Pexels)

Hablar no siempre es la solución cuando hay un problema y menos cuando se presenta una discusión de pareja.

Cuando el compañero o compañera empieza a molestarse puede que diga algo ofensivo, la salida no es la contra respuesta porque las cosas se pueden alterar. Sino seguir los siguientes pasos.

¿Cuándo parar una discusión?

De acuerdo con un artículo de El País, es fácil saber cuando parar o seguir con una discusión a partir de identificar las emociones.

La señal nos la da el cuerpo. “Las emociones tienen una parte fisiológica, y cuando percibimos que hay una ofensa o una amenaza, el cuerpo se prepara para la acción, para defendernos con contundencia…

Se pone en tensión, el corazón late más deprisa, la respiración se vuelve más agitada…”, describe la psicóloga clínica Julia Vidal, portavoz del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

Estas reacciones fisiológicas aumentan el estrés, lo que deriva en un círculo vicioso que no baja las hostilidades.

“Podemos sentir vergüenza, culpa, miedo, enfado…, y en vez de centrarnos en abordar el problema lo hacemos en defendernos, en contenernos para no responder al otro con una frase inadecuada y en tratar de que no piense que no sabemos controlarnos”, añade la psicóloga directora del centro Área Humana. Pero no lo conseguimos...

Lee: Cómo ligar si soy una persona tímida

Lee: "Los astros nos indican que es tiempo de romper estructuras": Palacios

¿Qué podemos hacer cuando nos sentimos alterados?

Antes de empezar con las recomendaciones que hacen los psicólogos, primero es importante considerar que los enojos nos dan una oportunidad de entender lo que siente la otra persona y cuando lo vemos así, la tensión disminuye.

1. El primer paso es hacer una serie de respiraciones

2. La segunda recomendación que nos dan es repetir ciertos mantras y comenzar una conversación con nosotros mismos con las siguientes frases:  “esto es normal”, “todo estará bien”, “forma parte de la vida”, “escucha al otro”, “no tienes que darle respuesta ahora”…

3. En tercer lugar, si las anteriores no nos funcionaron es posponer la charla. “Si uno está sobrepasado por la situación, lo mejor que puede hacer es posponer la conversación”, recomienda la psicóloga Julia Vidal. “Decir al otro: ’Mira, me gustaría hablar contigo de este tema, pero en otro momento”. Conviene hacerlo así, con calma y buenas palabras, ya que el modo en que nos expresamos contribuye decisivamente a rebajar la tirantez.

Lee: ¿Un "Sugar Daddy" puede garantizarte más orgasmos?

Con información de El País