El Papa Francisco envió una emotiva carta a los obispos de Chile para convocarlos a Roma y hablar sobre el informe del caso del obispo Juan Barros Madrid, elaborado por el fiscal Mons. Charles Scicluna luego de escuchar los testimonios que acusan al prelado de haber encubierto los abusos sexuales cometidos por el padre Fernando Karadima.


Pienso convocarlos a Roma para dialogar sobre las conclusiones de la mencionada visita

Señaló Francisco en su carta firmada el 8 de abril y difundida ayer miércoles por la Santa Sede. Les dijo que el encuentro tiene el objetivo "de hacer resplandecer la verdad en nuestras vidas".

En su misiva, el papa jesuita agradece al fiscal Scicluna y Jordi Bertomeu, oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe, por haber hecho un excelente trabajo y por haber escuchado "serena y empáticamente" los 64 testimonios que recogieron en Nueva York y en Santiago de Chile. 

El Papa reabre el caso Barros en Chile

"Les envié a escuchar desde el corazón y con humildad", afirmó Francisco. Confesó que después de leer los más de 2,300 folios del informe, "creo poder afirmar que todos los testimonios recogidos hablan en modo descarnado, sin aditivos ni edulcorantes, de muchas vidas crucificadas y les confieso que ello me causa dolor y vergüenza".

En su carta, Jorge Mario Bergoglio pidió a los obispos chilenos –y del Mundo, se entiende– establecer medidas que ayuden a "restablecer la comunión eclesial en Chile, con el objetivo de reparar en lo posible el escándalo y restablecer la justicia".

Confiesa que se equivocó.


En lo que me toca, reconozco y así quiero que lo transmitan fielmente, que he incurrido en graves equivocaciones de valoración y percepción de la situación, especialmente por falta de información veraz y equilibrada. Ya desde ahora pido perdón a todos aquellos a los que ofendí y espero poder hacerlo personalmente, en las próximas semanas, en las reuniones que tendré con representantes de las personas entrevistadas

Luego de publicarse la carta, el Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, Mons. Santiago Silva, dijo que el Episcopado comparte el dolor del papa y que la totalidad de los obispos asistirán a Roma en la tercera semana de mayo.

El fiscal Scicluna y el caso Karadima

Reacción de las víctimas

James Hamilton, José Andrés Murillo y Carlos Cruz, denunciantes de Barros, fueron invitados a una reunión en El Vaticano. Señalaron que están evaluando las posibilidades de asistir a esta reunión y que reconocen el gesto del pontífice, quien además pidió perdón. 


El daño cometido por la jerarquía de la iglesia chilena, a la que se refiere el Papa, ha afectado a muchas personas, no solo a nosotros. El sentido de todas nuestras acciones siempre han apuntado al reconocimiento, el perdón y la reparación por lo que se ha sufrido, y así seguirá siendo, hasta que la tolerancia cero frente al abuso y el encubrimiento en la Iglesia, se haga realidad.

Veremos qué medida tomará el papa. Una de ellas podría ser la destitución de los encubridores. ¿Cómo ha sido este asunto?

La presencia física del obispo Juan Barros al lado del papa en su visita a Chile afectó el entusiasmo y la asistencia a los servicios religiosos.

El papa en Chile se reunió con víctimas de abusos sexuales, pero, por alguna razón, se excluyó a las víctimas clave: Murillo, Cruz y Hamilton. Además Francisco declaró en una entrevista banquetera:


El día que me traigan una prueba del obispo Barros, ahí voy a hablar. No hay una sola prueba en contra, toda es calumnia, ¿está claro?

Después corrigió y ofreció disculpas.

Con respecto a las víctimas, dijo: "pero quiero ser preciso con los chilenos. La palabra "prueba" no era la mejor para acercarme a un corazón dolorido", y corrigió: "Yo diría, ´evidencias´". Pero el daño estaba hecho.

Obviamente su declaración generó muchas reacciones, la primera, de las víctimas. Ese mismo día, Juan Andrés Murillo, Juan Carlos Cruz y James Hamilton leyeron una declaración donde exponen su situación respecto a la defensa del papa al obispo; el mensaje fue durísimo:

¡Lo que ha hecho el Papa hoy es ofensivo y doloroso!, dijeron...

El 30 de enero, a muy pocos días de su regreso a Roma del viaje número 22 de su pontificado –Chile y Perú– el papa dispuso que Monseñor Charles J. Scicluna, arzobispo de Malta y Presidente del Colegio para el examen de los recursos (en materia delicta graviora) en la Sesión Ordinaria de la Congregación para la Doctrina de la Fe, viajara a Estados Unidos y a Chile para escuchar a las víctimas del caso Karadima que aseguran tener pruebas de presunto encubrimiento de abusos por parte del obispo de Osorno, Juan Barros Madrid, muy cercano al sacerdote Fernando Karadima Fariña.

El 22 viaje de Francisco, el peor de su pontificado

Y ahora después de leer los más de 2,300 folios del informe, "creo poder afirmar que todos los testimonios recogidos en ellas hablan en modo descarnado, sin aditivos ni edulcorantes, de muchas vidas crucificadas y les confieso que ello me causa dolor y vergüenza".

Carta del Santo Padre Francisco a los señores Obispos de Chile tras el informe de S.E. Mons. Charles J. Scicluna

@fredalvarez | @OpinionLSR | @lasillarota



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información