NACIÓN

Claroscuros de la PF: de “liberar” la UNAM… a Nochixtlán y Tanhuato

Esta fuerza del orden ha protagonizado actos diversos, desde dudosas matanzas hasta grandes capturas

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 04/07/2019
  • 17:55 hrs
  • Escuchar
Claroscuros de la PF: de “liberar” la UNAM… a Nochixtlán y Tanhuato
Claroscuros de la PF: de “liberar” a la UNAM… a Nochixtlán y Tanhuato (Foto Cuartoscuro)

La Policía Federal está actualmente en el centro de la opinión pública, luego que comenzaran desde el miércoles un rechazo a formar parte de la Guardia Nacional, así como a ser despedidos por no hacerlo.

Los uniformados además han entregado un pliego petitorio con al menos 16 exigencias a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), liderada por Alfonso Durazo.

Nació en 1999, en el sexenio de Ernesto Zedillo, como parte de la Secretaría de Gobernación (Segob), luego Vicente Fox lo incorporó a la recién creada Secretaría de Seguridad Pública (SSP). 

Finalmente, en 2009, en el sexenio de Felipe Calderón se reestructuró la Policía Federal tal como la conocemos.

Desde entonces, esta fuerza del orden ha protagonizado actos diversos, desde dudosas matanzas hasta grandes capturas.

Por ello, en La Silla Rota te recordamos algunos de estos claroscuros de la Policía Federal.


DESALOJO DE LA UNAM

En 1999, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) entró en huelga cuando el entonces rector Francisco Barnés de Castro aprobó una serie cuotas obligatorias para los estudiantes.

Las autoridades universitarias comenzaban a ceder ante las peticiones de los estudiantes, quienes alargaron la huelga hasta principios de los 2000.

Como más larga se hacia la huelga, la situación de hacia insostenible de parte de los estudiantes, por lo que se convocó a un polémico plebiscito donde se cuestionó su el paro debía seguir o tendría que terminar.

Este plebiscito con la participación de menos del 8% de la matrícula universitaria y respaldada por Consulta Mitofsky dio un resultado de 90% a favor de terminar la huelga.

Tras el plebiscito, la madrigada del domingo 6 de febrero de 2000, elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP) ingresaron a Ciudad Universitaria (CU), desalojándolo de los huelguistas y deteniendo a poco más de 600 estudiantes.

Durante casi tres meses, desde entonces hasta el 23 de abril, más de 3 mil elementos de la Policía Federal patrullaron por CU.

La intervención de los federales, calificada como un acto de represión del entonces presidente Ernesto Zedillo, terminó prácticamente con la huelga.

TANHUATO

El 1 de mayo del 2015, la Policía Federal sufrió un duro ataque criminal. Los uniformados iniciaban el “Operativo Jalisco”, donde buscaban golpear al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

En medio del operativo, los criminales contratacaron tirando un helicóptero de la Policía Federal con un lanzacohetes, a la vez que implementaron una serie de narcobloqueos en gran parte de la entidad jalisciense, así como en Guanajuato, Colima y Michoacán.

El 22 de mayo del mismo año, 22 días después de este incidente con el CJNG, la Policía Federal protagonizó otro operativo en el rancho “El Sol”, en Tanhuato, Michoacán.

Ingresaron al rancho con armas de alto poder e incluso un helicóptero Blackhawk, desde donde se disparó a los supuestos criminales del CJNG. Más de 2 mil 600 balazos se soltaron aquella tarde en Michoacán.

Los uniformados se enfrentaron a presuntos miembros del CJNG dejando un saldo de 43 muertos, 42 de lado de los criminales y sólo una baja del lado de las fuerzas del orden. En su momento se cuestionó la enorme diferencia de caídos entre oficiales y “malosos”.

Al año siguiente, en agosto del 2016, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), aseguró que de los 42 caídos en Tanhuato, 22 fueron ejecutados extrajudicialmente y cuatro más murieron por el uso excesivo de la fuerza.

Determinó además que hubo un trato cruel, inhumano y degradante, así como la manipulación del lugar de los hechos de parte de la Policía Federal.

NOCHIXTLÁN

Desde que se aprobó la Reforma Educativa en 2013, miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) realizaron múltiples manifestaciones y bloqueos viales que se mantuvieron prácticamente todo el sexenio de Enrique Peña Nieto.

En Oaxaca, uno de los estados con mayor poder de la CNTE, los bloqueos carreteros incrementaron cuando dos de sus líderes fueron aprehendidos en junio de 2016.

El 19 de junio de 2016, la Policía Federal y del estado, implementaron un operativo para liberar las vialidades tomadas por los maestros en el municipio de Nochixtlán, Oaxaca.

Sin embargo, en dicho operativo se registraron varios enfrentamientos con detonaciones de arma de fuego que dejó un saldo de siete civiles muertos, 174 pobladores lesionados –de los cuales 46 fueron por arma de fuego– y varias detenciones arbitrarias. Así como 106 elementos policiales lesionados, de los cuales 4 fueron por arma de fuego.

Los hechos trascendieron aún más cuando se dieron a conocer imágenes de los policías federales disparando contra los manifestantes.

Tras los sucesos, la CNDH aseguró que 23 policías federales pertenecientes a la Gendarmería Nacional, accionaron sus armas de fuego.

También acusó que no se supervisó adecuadamente a los elementos estatales antes del operativo, por lo que algunos acudieron armados, mientras otros no estaban debidamente capacitados.

Además, hubo mala coordinación entre las corporaciones policiales participantes e inexistente cadena de mando clara de responsabilidades y de toma de decisiones.

LAS GRANDES CAPTURAS


La labor de la Policía Federal también ha dado frutos, como la captura de grandes capos de la droga.

En los últimos meses los uniformados federales han estado detrás de la captura de los narcotraficantes más peligrosos de la Ciudad de México.

Los dos más importantes han sido, sin duda, Roberto Moyado Esparza, “El Betito; y Jorge Flores Conchas, "El Tortas", lideres criminales que habían protagonizado una guerra en el centro de la Ciudad de México.

Otra de las grandes capturas de los agentes federales fue la de Servando Martínez Gómez, “La Tuta, líder de “Los Caballeros Templarios” en febrero de 2015, en Michoacán, cuando era el narcotraficante más buscado de México.

También la Policía Federal hizo caer al último líder fundador en activo de “Los Zetas”, José María Guízar Valencia, alias el “Z-43”, en la Ciudad de México., en febrero del año pasado.

La Policía Federal también capturó a Édgar Valdez Villarreal, “La Barbie, cabecilla del cártel de los Beltrán Leyva, en agosto de 2010, en Lerma, Estado de México.

Por su fuera poco, la Policía Federal detuvo por tercera y última vez a Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo, líder del cártel de Sinaloa y en ese entonces el hombre más buscado del mundo. Los uniformados lo capturaron cuando huía de un operativo en Los Mochis, Sinaloa.