METRÓPOLI

"El Tortas", criminal que se inició a los 14 años

Jorge Flores Conchas, con tan solo 12 años de edad, vendía artículos robados en los puestos de fayuca del mercado de Tepito

  • REDACCIÓN
  • 28/05/2019
  • 09:13 hrs
  • Escuchar
El Tortas, criminal que se inició a los 14 años
Jorge Flores Conchas "El Tortas" (Especial)

Jorge Flores Conchas, “El Tortas”, considerado el líder del grupo criminal Fuerza Anti-Unión fue detenido este martes por elementos de la Fiscalía General de la República (FGR); un criminal que comenzó su carrera delictiva desde muy temprana edad.

El 16 de junio de 2018, la guerra comenzaba en la Ciudad de México: un camión de volteo que se paseaba sobre la avenida Insurgentes, se detuvo a la altura de Flores Magón, dos hombres descendieron para acomodar pedazos de cuerpos humanos y encima una manta con un mensaje dirigido a “El Tortas”.

Dos líderes se comenzaron a disputar la capital del país. Por un lado, Roberto Moyado Esparza “El Betito”, quien forjó su carrera entre el robo, narcomenudeo, los secuestros y la trata, que lo hicieron escalar hasta liderar la Unión de Tepito.

Roberto Moyado Esparza “El Betito” (Especial)

LEER TAMBIÉN: Fuerza Antiunión, detrás de la balacera de Tepito

Del otro lado, en la Anti Unión Tepito, Jorge Flores Conchas “El Tortas” o “Comandante T”, de 43 años de edad, cuya carrera delictiva inició desde que era un niño.

El 23 de noviembre de 1976 nació Flores Conchas, de acuerdo con el diario El Universal, en el número 40 de la calle de Caridad, en la Colonia Morelos, de la Ciudad de México.

Con tan solo 12 años de edad, vendía artículos robados en los puestos de fayuca del mercado de Tepito. A Jorge lo acompañaba su hermano Luis “El Chori” y sus primos Los Flores (Ulises, Francisco, Jonathan, Omar y Guillermo), cuentan sus amigos. Todos ellos se criaron en la misma vecindad.

Desde temprana edad su comida favorita fueron las tortas, por lo que fue apodado de esa forma: casi todos lo llamaban “El Tortas”, menos su padre y madre, quienes le decían Jorge.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Caen El Tortas y El Jamón, líderes criminales de CDMX

Flores Conchas habría aprendido todo lo que sabe de las calles. Ya a los 14 años usaba armas de fuego, portaba dinero y utilizaba motocicletas para trasladarse. Su actividad principal fue el robo de automóviles.

Tras cometer un homicidio, a sus 15 años, El Tortas se mudó con sus primos y tíos a Ciudad Azteca, Estado de México, donde estuvieron escondidos por dos años; para luego regresar a la vecindad que los vio crecer.

Cuando cumplió la mayoría de edad, el grado de criminalidad de Los Flores, incluyendo a Jorge, ya era elevado. Su actividad principal era el robo con lujo de violencia, lo que llevó a “El Tortas” a pisar el Reclusorio Sur en 1996.

Ahí, Jorge Flores operó por dos años la extorsión vía telefónica.

Cuando salió, se dedicó junto con sus primos al secuestro, lo que llevó al encarcelamiento de cuatro de ellos y a su hermano.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:  El clan de Garibaldi: de secuestros al crimen de Paco Stanley

Jorge Flores Conchas, “El Tortas" (Especial)

A sus 24 años, “El Tortas” huyó a Puebla donde fue arrestado por asaltar una camioneta de valores y estuvo preso por casi tres años.

Cuando regresó a la capital del país, se alió con Ricardo Andueza Velázques “El Miraviones”, originario de Iztapalapa para encabezar una banda que secuestraba y cometía asaltos a bancos y comercios. Ambos la encabezaron por casi una década.

En ese tiempo el alcance de su poder llegó a todas las delegaciones de la Ciudad de México, por lo que su grupo delictivo se vio fortalecido, así como sus recursos económicos y sus aliados dentro de las corporaciones policiales.

Pero también crecieron sus enemigos, Los Zetas, el cartel de Juárez y Los Beltrán Leyva, quienes llegaron a ofrecer hasta dos millones de pesos por su cabeza.

En 2015, fue detenido junto con “El Miraviones” por el secuestro de una persona que fue rescatada con vida por las autoridades. Su detención y encarcelamiento en el Reclusorio Norte, permitió que “El Tortas” no fuera asesinado por sus adversarios, ya que junto con sus primos controlaba el interior de los penales.

En el penal continuó orquestando secuestros, lo que devino en su traslado a un área de máxima seguridad.

Luego de un año, en enero de 2017, salió libre y se reorganizó en la Anti Unión de Tepito.

cmo