METRÓPOLI

Tras peritaje por Aideé, qué novedades hay de los casos Norberto y Leonardo

Aunque son casos aislados, la Procuraduría sigue trabajando en las investigaciones de los casos más recientes de asesinatos de universitarios en la CDMX

  • REDACCIÓN
  • 26/06/2019
  • 19:23 hrs
  • Escuchar
Tras peritaje por Aideé, qué novedades hay de los casos Norberto y Leonardo
Asesinatos en la CDMX. (Especial)

Tras darse a conocer que las investigaciones que realizó la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el Instituto Politécnico Nacional (IPN) sobre el asesinato de Aideé coinciden con el de la PGJCDMX que apuntan a que la bala que mató a la jóven del CCH Oriente se disparó adentro del plantel a al rededor de 50 metros, estas son las novedades del caso Norberto Ronquillo y Leonardo, quienes fueron asesinados en este mes de junio.

Después del asesinato de Aideé Mendoza, los peritajes apuntan a que la bala que mató a la estudiante del CCH Oriente fue disparada a escasos metros dentro de la institución.

En una reunión entre los padres de la joven y el Subprocurador Rodrigo de la Riva quien les informó que los estudios hechos por Todos apuntan a que el arma calibre 9 mm fue detonada a unos 50 metros de distancia del aula donde se encontraba Aideé.

Las autoridades no informaron a los padres si hay sospechosos respecto al caso, pero les aseguraron que continúan con las investigaciones sobre el caso de la joven estudiante del CCH Oriente, para esclarecer, con base en trabajos periciales y uso de herramientas con tecnología de punta,  este hecho y localizar al o los probables responsables.

Además, la PGJCDMX señaló que el caso no está cerrado, y se continúan  las investigaciones, para localizar al o los probables responsables de estos hechos sensibles para la sociedad en general.

CASO NORBERTO RONQUILLO

Fue el 4 de junio cuando el estudiante de la Universidad del Pedregal, Norberto Ronquillo fuera privado de su libertad después de abandonar dicha Universidad para dirigirse a casa, una hora más tarde sus familiares recibieron la llamada de los secuestradores, mismos que exigieron 5 mdp por el rescate, por lo que la familia le pide a la Procuraduría no intervenir en el caso para que ellos puedan negociar el rescate, llegando a un acuerdo de pagar sólo 500 mil pesos.

Aunque la cifra fue pagada, Norberto no fue liberado, sino fue hasta el 10 de junio cuando la Procuraduría informó del hallazgo del cuerpo del joven en un predio de Xochimilco, mientras que la necropsia arrojó que Norberto habría muerto por estrangulamiento.

A partir de ese momento las investigaciones no han cesado, primero la Procuradora Ernestina Godoy afirmó en una conferencia de prensa que había posibles responsables por el caso de Norberto Ronquillo, joven secuestrado y asesinado saliendo de la Universidad del Pedregal, en donde afirmó que tenían dos lineas de investigación fuertes por el caso, sin embargo, agregó que las autoridades deben actuar con sigilo para no arruinar la investigación.

Una de las líneas de investigación más fuertes que existía en el caso de Norberto Ronquillo incluye la posible participación de un grupo delictivo dedicado al secuestro conocido como “Las Pelonas”, que opera en el sur de la ciudad y la segunda que se tratara de personas cercanas al joven.

Después se informó que el presunto autor intelectual del secuestro y asesinato del estudiante Norberto Ronquillo Hernández habría sido detenido, sin embargo, esa información se quedó sólo en eso, y hasta el momento no ha habido ninguna novedad al respecto.

CASO LEONARDO

Luego del asesinato de Leonardo Avendaño, se informó que el padre Francisco Javier, presuntamente asfixió por un"juego" al joven, según apuntan peritajes y testimonios asentados en el expediente FCIH/1/UI-1C/D/00108/06-2019 al que LA SILLA ROTA tuvo acceso.

Ante esto el lunes pasado tras siete horas en audiencia el sacerdote Francisco Javier "N" presunto asesino del joven Leonardo Avendaño, fue vinculado a proceso.

En el tribunal, un juez de control vinculó a proceso por homicidio doloso al cura de la Parroquia Cristo Salvador.

Durante la audiencia se presentó una prueba ligada con el celular del sacerdote, la cual fue la principal evidencia de su implicación en el caso.

Pero, recientemente el juez de control dio a conocer que a pesar de que el celular del cura fue una de las pruebas más importantes para vincularlo al caso, ahora el celular ha sido parte de una serie de contradicciones, pues el hermano de Leonardo Avendaño, Josué, declaró que el sacerdote Francisco Javier “B”, inculpado en el homicidio del joven le había dicho que Leonardo se había quedado con su teléfono celular.

MJP