LA CADERA DE EVA

Género y medio ambiente, apuesta por un cambio civilizatorio

El género nos permite reflexionar e incidir en un cuestionamiento del poder fundamental cuando nos vinculamos con la naturaleza

  • INSTITUTO MORA
  • 26/04/2021
  • 12:11 hrs
  • Escuchar
Género y medio ambiente, apuesta por un cambio civilizatorio
Género y medio ambiente, apuesta por un cambio civilizatorio. Fotografía tomada de internet

En los últimos años ha quedado más claro que el género es la forma en que las culturas asignan los roles y responsabilidades a hombres y a mujeres. El género se expresa en las relaciones sociales como, por ejemplo, en formas de acceder a: los recursos materiales, tierra, créditos, otros bienes naturales. Además, están los recursos simbólicos como el poder político (puestos de gobierno local, municipal, estatal y nacional).

Las relaciones de género conforman una estructura de valores que norma la vida cotidiana, manifestándose en condiciones como la división sexual del trabajo doméstico y extra doméstico; en las responsabilidades familiares, la educación, el acceso a fuentes de empleo; entre otros; dando lugar a relaciones jerárquicas.

La pertinencia de la perspectiva de equidad de género desde la interseccionalidad enriquece el análisis y trabajo comunitario, y con ello se fortalecen valores y acciones tales como: 

  • Conceptos y técnicas para aproximarnos desde la inclusión 

  • Visualizar las interacciones sociales en toda su diversidad y complejidad. 

  • Captar los intereses y perspectivas que pueden ser muy diferentes.

  • Promueve la inclusión y equidad (÷ los ? grupos) en las políticas, estrategias e intervenciones para el desarrollo sustentable.

Lee: Mujeres defensoras de la tierra y el medio ambiente

Los elementos básicos relacionados con la equidad de género en el medio ambiente y el desarrollo sustentable son:

  • La transversalidad de género: asegurar la participación de mujeres y hombres en la definición de objetivos, la planificación, ejecución y los resultados, de manera que el desarrollo sostenible atienda las prioridades y necesidades de todos los grupos involucrados. 

  • La sustentabilidad debe concebirse y trabajarse desde la perspectiva de género, reconociendo que el cambio en las relaciones entre mujeres y hombres, si bien no es una condición suficiente, sí es necesaria para alcanzar la sustentabilidad en un marco de auténtica equidad.

  • El reconocimiento de la diversidad como un eje fundamental del desarrollo y el bienestar, que se traduce en un uso sustentable de la diversidad biológica (biodiversidad), en un respeto y aceptación de la diversidad cultural como elemento de cohesión social y paz entre las culturas, inclusive las originarias, y por último, creemos que en la diversidad está la equidad de género al entender a esta como un reconocimiento de las diferencias entre las personas a partir de su condición sexual y que garantiza todos los derechos humanos en las relaciones entre hombres y mujeres y entre las personas.

Desde luego que, existen perspectivas de género relacionadas con el medio ambiente, por ejemplo: el ecofeminismo, el ambientalismo feminista, el post estructuralista feminista, el ambientalista, la ecología política feminista, entre otros. Estas perspectivas son formas de aproximarnos a las problemáticas para dar solución a las mismas y tienen el potencial de transformar nuestras relaciones socioculturales con los bienes naturales y el medio ambiente.

Lee: Las masculinidades y su relación con la explotación de la tierra

El género, desde esta dimensión del desarrollo y el bienestar nos permite reflexionar e incidir en un cuestionamiento del poder fundamental cuando nos vinculamos con la naturaleza, en ese sentido, y como reflexión final dejamos en el aire las siguientes interrogantes, y cabría preguntarnos esto en todas las tareas y trabajos ambientales, que van desde la esfera micro de la sustentabilidad, como lo es el hogar, en actividades tan básicas como el cuidado de la luz, el agua, el jardín y las plantas, el manejo de sustancias tóxicas, hasta aspectos más macro como la contaminación ambiental y el manejo de desechos de las empresas, por eso cuando cada vez que nos vinculamos con eso cabe pensar en ¿quién tiene el poder de los recursos? , ¿quién controla los recursos?, ¿cómo acceder a ellos? , ¿cómo ingresar a las estructuras donde se toman decisiones y se tiene injerencia en ellas?, ¿qué desigualdades o desequilibrio observo entre la dimensión social, la ambiental y la económica?

 

Dra. Verónica Gutiérrez Villalpando

Ingeniera biotecnóloga acuícola, por la Universidad Autónoma de Guadalajara, Maestra en Recursos naturales y desarrollo rural, Doctora en Ecología y Desarrollo Sustentable por el Colegio de la Frontera Sur. Sus temas de especialización son género, agua, conservación de recursos naturales, servicios ecosistémicos, cambio climático y bosques. Catedrática CONACYT –Colegio de Postgraduados Campus Puebla. 

Facebook: Verónica Gutiérrez Villalpando

Dr. Edgar Iván Zazueta Luzanilla

Catedrático CONACYT- Instituto Mora

Twitter:  @edgarivanzaz

Doctor en Ciencias con especialidad en Desarrollo Regional por el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C., pertenece al Sistema Nacional de Investigadores y a la Red CONACYT "Género, Sociedad y Medio Ambiente" (GESMA). Actualmente es profesor investigador del Instituto Mora.