LA CADERA DE EVA

7 tips para un buen sexo en la regadera y evitar desastres

Si deciden darse un baño juntos antes de empezar con la acción, háganlo de manera muy sensual, enjabonando las zonas erógenas de la pareja

  • SUSANA CARRASCO
  • 10/09/2020
  • 17:39 hrs
  • Escuchar
7 tips para un buen sexo en la regadera y evitar desastres
Sexo en la regadera (Foto: Pexels)

Tener un buen sexo en la regadera se puede convertir en una fantasía muy excitante o hasta en la forma más sencilla de comenzar a romper con la rutina sexual, pero también aumenta las posibilidades de sufrir accidentes y otros desastres, sobre todo cuando no tenemos mucha experiencia haciéndolo.

No te asustes, no significa que no puedas disfrutarlo de forma segura, simplemente debes tomar algunas precauciones antes de la acción bajo el agua de la regadera y durante el momento de la pasión. Para ello, te damos algunos consejos, toma nota.

Cómo tener buen sexo en la regadera

Seguir algunas recomendaciones para evitar accidentes al hacer el amor en la regadera vale mucho la pena, pues todas las parejas deberían disfrutar al menos una vez de esta placentera forma de tener actividad sexual, ya que es muy sexy, les permite conocerse mejor y aumentar la confianza, así que checa lo que debes evitar para que el momento sea perfecto durante el sexo en la regadera:

1. Sexo oral bajo el agua 

A menos que apaguen la regadera, el sexo oral puede que no funcione tan bien como se lo imaginaron bajo el agua, pues rápidamente la boca se les llenará de agua y hará que sea muy complicado aguantar mucho tiempo dándole placer a la pareja. Sin mencionar que el agua también salpica en los ojos y causa irritación.

Lee:  ¿Cuál es la edad de plenitud sexual de las mujeres?

2. Caídas e incomodidad

Este es sin duda uno de los desastres más comunes durante el buen sexo en la regadera porque estar en una superficie mojada sin zapatos y además intentando hacer ciertos movimientos puede hacer que cualquier error nos lleve directo al suelo. No tiene que ser así y para evitarlo simplemente debes poner un tapate antiderrapante en la regadera para garantizar un punto de apoyo y se sientan seguros durante las posturas sexuales que elijan hacer.

3. Problemas con el lubricante  

Creer que el agua es un lubricante natural y que por lo tanto ya no necesita aplicarse uno artificial es un grave error, pues, de hecho, el agua reseca más la zona íntima y hace que la penetración ya sea vaginal o anal sea dolorosa e incómoda. No obstante, tampoco puedes usar cualquier lubricante, debe ser uno a prueba de agua para que no pierda el efecto en cuanto se metan bajo el chorro de agua. La recomendación es un lubricante de silicona.

Lee: Consejos para iniciarte en el beso negro

4. Dificultad para jugar con las posiciones

Tratar de conseguir la posición sexual perfecta en las primeras veces que nos atrevemos a hacer el amor en la ducha es prácticamente imposible, por lo que deberán ser muy pacientes y tratar de colocar algunas cosas que les permitan sostenerse en caso de que lo necesiten para que se sientan más cómodos. Por ejemplo, pueden instalar algunos tubos en la pared para agarrase o hasta podrían meter un banquito que no se resbale para tener un punto de apoyo y solo concentrarse en disfrutar.

5. Cambios repentinos de temperatura

Antes de preparar un buen sexo en la regadera es ideal que encuentren una temperatura ideal para ambos del agua y, sobre todo, que se mantenga durante el tiempo suficiente para que puedan disfrutar del momento, de lo contrario, puede haber un cambio repentino que les quite por completo las ganas de seguir con la pasión y que, de paso, les cause un resfriado. Así que pongan mucha atención en ello y elijan una temperatura agradable, ni muy caliente ni tampoco que los haga temblar de frío.

Lee: Consejos para practicar por primera vez el sexo anal

6. No saber qué hacer

A veces pensamos que tener sexo en la regadera es algo muy excitante que nos hará perder el control de inmediato, pero ya en el momento, nos damos cuenta de que no siempre es tan fabuloso y peor cuando no tenemos ni idea de qué hacer una vez que estamos frente a frente bajo la ducha. Revisa antes qué posiciones sexuales pueden hacer bajo el agua, como el perrito de pie o piensa en algunas formas de estimulación divertidas para la ocasión, incluso puedes incluir juguetes sexuales que sean aptos para la regadera.

7. Demasiado jabón

Si deciden darse un baño juntos antes de empezar con la acción, háganlo de manera muy sensual, enjabonando las zonas erógenas de la pareja, pero cuidado de no caer en excesos, pues pueden ocurrir accidentes como que entre jabón en el ojo de alguno o que se resbale la barra y les caiga justo en un dedo del pie, lo que seguro les quitará por completo las ganas de seguir con el momento erótico.

Son muchos los desastres que pueden ocurrir y arruinar el buen sexo en la regadera, pero si te preparas y te aseguras de que el lugar no los ponga en peligro de caídas, disfrutarán de un encuentro tan placentero como ningún otro que no dudarán en repetir.

(Con información de GQ, Cosmopolitan y Eme de Mujer)