LA CADERA DE EVA

7 datos sobre la vagina que te sorprenderán

La vagina es diferente a la vulva. La vagina es un conducto o tubo muscular revestido de membranas mucosas. Conoce 7 cosas de ella

  • SUSANA CARRASCO
  • 05/11/2020
  • 13:56 hrs
  • Escuchar
7 datos sobre la vagina que te sorprenderán
Datos sobre la vagina (Foto: Internet)

¿Conoces todo sobre tu vagina? Esta parte del cuerpo femenino es un conducto que conecta la vulva con el cérvix y el útero, es una zona muy flexible que permite la entrada del pene, el nacimiento de bebés, la salida de la menstruación y la colocación de tampones o copas menstruales.

Pero hay al menos siete datos sobre la vagina que pocas mujeres conocen acerca de esta zona femenina y que te sorprenderán.

Datos sobre la vagina que no sabías

Es importante destacar que la vagina es un conducto o tubo muscular revestido de membranas mucosas, mientras que la vulva, es la parte externa, que incluye los labios vaginales mayores y menores, el clítoris y el vello púbico.

La vagina sirve principalmente como salida de fluidos como la regla y el moco cervical, pero también para la entrada del pene durante las relaciones sexuales y claro, el nacimiento de un bebé.

Pero hay otras funciones y curiosidades sobre la vagina que pocas mujeres conocen y por ello, hicimos esta lista para ti, toma nota:

Lee: Lo que todas debemos saber de nuestros labios vaginales

1. Se limpia sola 

La vagina tiene una barrera protectora contra las infecciones y la presencia de flujo color blanco o transparente es completamente normal y necesario, ya que es la forma en que se desechan las bacterias peligrosas.

Así que la vagina se autolimpia, por lo que no es necesario usar jabones perfumados, duchas vaginales, desodorantes ni otros productos de higiene íntima que, en realidad, ocasionan alteraciones en el pH natural.

2. Cambia durante el orgasmo

Una de las principales características de la vagina es que es un órgano elástico que se expande con facilidad durante las relaciones sexuales y el parto, pues sus paredes están compuestas de pequeños pliegues que se abren como paraguas.

Pero durante el orgasmo, ocurre algo muy específico, pues cuando se acerca el clímax sexual, el tamaño de la vagina disminuye hasta en un 30% porque en la vulva ocurre una contracción brusca que favorece las sensaciones sexuales intensas.

Lee: Cómo lograr un orgasmo estimulando los pezones

3. Podría caerse

Otro de los datos de la vagina que pocas mujeres conocen es que esta parte del cuerpo se puede caer debido a una condición llamada prolapso vaginal. Según Mayo Clinic, esto ocurre cuando se debilita la pared delgada de tejido que separa el recto de la vagina, lo que provoca que la pared vaginal sobresalga. Este problema también se conoce como rectocele.

Los síntomas más comunes son una protuberancia de tejido blando en la vagina que puede sobresalir de la abertura vaginal, dificultad para evacuar y sensación de presión de aflojamiento del tono del tejido vaginal.

Es común después del parto debido al debilitamiento del suelo pélvico o por intervenciones quirúrgicas en la matriz. Se requiere de ayuda médica inmediata para solucionarlo, de lo contrario, podrían presentarse complicaciones importantes.

4. Tener sexo mantiene la vagina sana

Las relaciones sexuales con regularidad son una de las formas más saludables de ejercitar los músculos de la vagina, especialmente si hay un orgasmo intenso. La abstinencia prolongada puede hacer que los tejidos se vuelvan quebradizos, lo que disminuye la flexibilidad y capacidad de lubricación.

En algunos casos, la falta de sexo incluso hace que los músculos se contraigan demasiado, lo que causa dolor en la penetración cuando se reinicia la vida sexual.

Lee: Succionador de clítoris aún es el juguete sexual más exitoso

5. Hay ejercicios para fortalecerla

Los músculos de la vagina se pueden fortalecer a través de los ejercicios del suelo pélvico conocidos como ejercicios de Kegel, que además contribuyen a reducir problemas como la incontinencia urinaria o el prolapso vaginal.

Para hacerlos, hay que apretar los músculos de la zona como cuando aguantamos las ganas de orinar, mantener la posición unos segundos y soltar. Se deben hacer varias repeticiones al día, incluso pueden realizarse al estar sentadas.

El levantamiento de pelvis y los estiramientos también son formas simples de trabajar esta parte del cuerpo.

6. El clítoris es más grande de lo que se cree

Se sabe que el clítoris, presente en la zona externa de la vagina, es decir, la vulva, tiene la función de brindar un intenso placer femenino durante las prácticas sexuales. Se estima que esta pequeña parte del cuerpo de la mujer tiene al menos 8 mil terminaciones nerviosas, lo que lo vuelve altamente sensible a la estimulación.

Puede medir entre 6 y 12 centímetros de largo, aunque solo lo vemos como un pequeño botón en la parte superior de la vagina, en realidad se extiende en el interior de los genitales.

Lee: Lo que debes saber del clítoris

7. Se requieren cuidados especiales tras el parto

La vagina puede quedar bastante sensible después del parto, pues el esfuerzo de expulsar al bebé es muy intenso. Todas las mujeres necesitan de al menos 4 meses para recuperarse y que los músculos regresen a su tamaño normal.

Por ello, es pertinente esperar a iniciar de nuevo con la vida sexual, al menos con las actividades sexuales con penetración. También hay mayor riesgo de infecciones vaginales por el desequilibrio en el pH, así que se deben extremar las precauciones de autocuidado, como la higiene, el uso de ropa interior de algodón y la dieta saludable.

¿Conocías estos datos de la vagina

(Con información de Mejor con salud, Mayo Clinic y Huffington Post)