Main logo

“Heartstopper", la serie que nos regresó a la adolescencia

La importancia de la representación va más allá de una serie adolescente

Por
Escrito en LA CADERA DE EVA el

“Heartstopper" se ha convertido en la serie que regresó a la adolescencia a muchas y muchos, aunque no es la primera de su tipo al integrar parejas diversas, la importancia de la representación va más allá de una serie adolescente, lo que ha tenido un gran efecto en las generaciones más adultas. 

Ha generado reacciones que dejan salir el anhelo de una historia similar para aquellos y aquellas que en su momento, vivieron su sexualidad de forma diferente a la heterosexual.  

Algunas personas ni soñaban con salir del clóset durante el bachillerato, mucho menos sería realidad tener de novio o novia al más popular del colegio.

“Es un retrato de cómo te empiezas a relacionar con el mundo cuando ya has entendido que eres parte del espectro LGBTIQ”, expresan Ana Baquera y Laura Terciado, activistas lesbianas.

LEE: Series LGBT en Netflix que te gustarán si tienes 20 o 30 

LA REPRESENTACIÓN INFORMA 

Muchísimas personas jóvenes al no obtener una representación o referentes sobre lo que sucede en el descubrimiento de la sexualidad, acuden al internet para buscar ahí información del tema. 

“Cuando tu buscas ‘¿soy gay?’ en Google, te van a salir cosas buenas pero también te van a salir cosas malas”, afirman Ana y Laura.

En la serie, por ejemplo, a Nick le salen videos de youtubers que explican el tema; pero también le sale pornografía  o agresiones que han vivido personas de la comunidad, cosas que no son aptas para él o que no se acercan a la realidad, lo que puede generar miedo y desinformación, comparten. 

LEE: Me decían que era una fácil; bisexual señala que es discriminada 

Según las lesbofeministas, señalan que la serie se ha vuelto tan importante porque, de esta forma el acercamiento al tema de la diversidad sexual es menos hostil. Ya que relata historias paralelas de lesbianas, bisexuales, personas trans y sus relaciones interpersonales.  

Aunque cada vez más hay representación cultural para la población LGBTIQ, igual que en la serie, aún hay resistencia a las narrativas con personajes homosexuales desde los estudios más importantes, que hacen productos familiares. Por ejemplo, los fanáticos llevan años pidiéndoles a Disney y a Marvel una personaja principal abiertamente lesbiana. 

“ENSEÑA QUE PUEDES SER TU MISMO” 

Charlie es un adolescente que junto a Nick, un amante del rugby, están desarrollando su identidad. Poco a poco se hacen amigos y la amistad se convierte en un romance inesperado y un viaje de autodescubrimiento. 

“La serie enseña a los adolescentes y adolescentas a que puedes ser tú mismo y que siempre habrá alguien que te quiera, aunque también habrá quien intente molestarte. Porque ser adolescente y no ser hetero es un proceso social, emocional, mental muy fuerte y que al final es un proceso que toca hacer”, comparten las activistas.

Al principio significa para Charlie tratar de olvidar un enamoramiento de alguien supuestamente heterosexual, pero después es para Nick la aceptación de su orientación sexual, que a pesar de verse como un proceso más fácil para esta generación, no deja de tener resistencia.

También se tratan otros temas comunes en el bachillerato como las brechas de género y el bullying. Lo que resalta de esta historia y la reacción, es que las personas que pertencen a la comunidad LGBTIQ ahora tienen un referente que es más cercano a la realidad de quienes viven su orientación sexual diferente. 

LEE: Lulú y Pato, las primeras madres lesbianas reconocidas en Tlaxcala  

De esta forma, los y las adolescentas no acuden a internet  de manera desinformada. Es decir, cuando tengan curiosidad de saber sobre su orientación sexual, pueden tomar como un primer acercamiento esta serie que retrata las vivencias de autodescubrimiento.