CRÍMENES EN AUMENTO

En 15 años se duplican homicidios de jóvenes

Desde Villas de Salvárcar, pasando por Ayotzinapa y feminicidios como el de Mara en Puebla, se multiplican asesinatos contra personas de entre 15 y 24 años

MARITZA MACHUCA 26/04/2018 08:03 p.m.





Los homicidios de jóvenes de entre 15 y 24 años se incrementaron 108% entre 2001 y 2016 (de 2,509 a 5,240), de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). El aumento de homicidios de todas las edades fue de 138% (de 10,285 a 24,559).

Asimismo, los estados con mayor número de homicidios de jóvenes entre 2001 y 2016, en el rango de edad de 15 a 24 años, son el Estado de México, con 8,188 casos; Chihuahua, con 7,740; y Guerrero, con 4,941.

El año en que más hubo defunciones fue el último año de gobierno del expresidente Felipe Calderón (2011-2012). Posteriormente, en 2013 y 2015 bajó, luego repuntó en 2016.

La cifra de homicidios rebasó los 200 casos durante los primeros días de este 2018, según los reportes de medios locales. Ajustes de cuentas entre grupos criminales, "narcodisputas", robos con violencia, enmarcan los casos, en los que los jóvenes han sido protagonistas.

Ante ello, el Observatorio Nacional Ciudadano indicó que los homicidios continúan con la tendencia al alza desde 2017, que cerró como el año más violento del que se tiene registro en México. El país registró 26,573 asesinatos entre enero y noviembre del año pasado, según datos oficiales.

Para el Observatorio, la violencia desatada en México es reflejo de la impunidad y de la falta de estrategia de las autoridades para frenar el comercio ilegal de armas así como el poder financiero de los criminales.

De esta forma, tenemos que en el año 2000 se registraron un total de 10,737 homicidios de menores y jóvenes de los cero a los 24 años. En el mismo rango de edad cuando inició el sexenio de Felipe Calderón se redujo el número en un mínimo, para finalizar en 10,452. Y, como ya se mencionaba, el presidente Calderón cerró su administración con una cifra de 25,967 actos delictivos de este tipo.

Esta cifra bajó (nunca a menos de 20,000) en los primeros tres años del gobierno del actual presidente Enrique Peña Nieto, sin embargo en 2016, la cifra remontó a 24,559 homicidios.

De un total de 87,788 homicidios en los primeros cuatro años de mandato del presidente Peña, 35.7 por ciento fueron jóvenes entre 15 y 24 años de edad.

Organizaciones civiles acusan a autoridades federales y estatales de dar la espalda a los jóvenes en materia de inseguridad.

Ya sea por represión a la manifestación de sus ideas políticas, víctimas de la violencia de las bandas del crimen organizado y su colusión con las autoridades, abusos policiales, o mujeres asesinadas por la violencia machista (feminicidios), jóvenes y estudiantes se han vuelto el blanco de homicidios sin control. Causas de las que no son responsables, son las que los matan.


CASOS CONCRETOS


El 30 de septiembre de 2010 se vivió uno de los momentos más dolorosos durante la llamada 'Guerra contra el narcotráfico'. Un tiroteo en una fiesta de jóvenes de preparatoria terminó en una gran tragedia para muchas familias en Ciudad Juárez.

Han pasado ya 8 años y los padres aún no encuentran justicia, de todos los compromisos por parte de las autoridades de los tres niveles de gobierno. Sólo el memorial que se levantó en Villa del Portal 1310 de la colonia Villas de Salvárcar al suroriente de la ciudad fronteriza.


Sólo un memorial se ha levantado por la matanza de Villas de Salvárcar (Imagen Huffington Post)

26 de septiembre de 2014 ocurrió el ataque a los estudiantes de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, donde se presume que policías les dispararon y luego los desaparecieron, cuando los jóvenes se encontraban viajando en  autobuses.


En 2014 fueron asesinados 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa (Archivo)

Entre los casos de homicidios de jóvenes más sonados en nuestro país, se encuentra el más reciente sucedido en Jalisco.

Tres estudiantes de cinematografía desaparecieron el 19 de marzo en Tonalá, en el estado de Jalisco. Lo último que se supo de ellos fue que habían salido a grabar un cortometraje en una casa de esa localidad para un trabajo universitario.

En el trayecto de regreso a sus domicilios se descompuso el auto en que viajaban y cuando se bajaron a revisar la falla, dos camionetas los rodearon y varios hombres que portaban armas largas, —y que se identificaron como agentes de la fiscalía, según relató a la prensa local una joven que los acompañaba— se los llevaron.


Los tres jóvenes asesinados en Jalisco usaban, sin saberlo, una casa del cártel Nueva Plaza (Archivo)

Javier Salomón Aceves Gastélum, de 25 años, Jesús Daniel Díaz, de 20, y Marco Francisco García Ávalos de 20 fueron secuestrados por miembros del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y sus cuerpos fueron disueltos en ácido.

Los estudiantes estuvieron utilizando, sin saberlo, una casa ligada a un miembro del Cártel Nueva Plaza, grupo antagónico del CJNG. El lugar era usado por los jóvenes para realizar sus trabajos universitarios.

Días antes de que sucedieran los brutales asesinatos de los jóvenes cineastas, 6 policías estatales fueron asesinados con el tiro de gracia, en Zihuatanejo, Guerrero. Este crimen fue grabado por uno de los sicarios que dispararon en contra de los uniformados, quienes ahora son contados entre los jóvenes víctimas de la lamentable situación en nuestro país.


Tres jóvenes de la UACM fueron asesinados en la zona de Cuautepec (Archivo)

La Ciudad de México no se ha quedado fuera, a principios de este mes de abril se confirmó que los tres jóvenes asesinados en la zona de Cuautepec, de la delegación Gustavo A. Madero, eran estudiantes de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM).

Por otro lado, en Puebla, en el mes de septiembre del año pasado Mara Fernanda, estudiante de 19 años, abordaba un vehículo del transporte privado Cabify. Todo transcurría con normalidad, hasta que el auto se detuvo . De acuerdo con las investigaciones, Mara fue abusada sexualmente y luego asesinada por el chofer.

Mara Fernanda, de 19 años, fue asesinada por un chofer de Cabify en Puebla (Archivo)

Sueños truncados y una tarea inconclusa de los jóvenes asesinados 


En julio de 2017 en Tala, Jalisco, mediante anuncios vía redes sociales se reclutaba a jóvenes de escasos recursos para que trabajaran en empresas de seguridad privada, pero en realidad eran reclutados por un grupo de la delincuencia organizada. El total: 40 secuestrados y más de 20 asesinados por no querer adiestrarse en el oficio de matar, secuestrar y torturar.


Se han realizado marchas para exigir justicia por los jóvenes asesinados (Archivo)


Como estos casos hay muchos más, imposible contabilizarlos mientras desaparecen en tambos con ácido o en fosas. La suma de jóvenes muertos en México continúa. No sólo es el crimen organizado, el narcotráfico, hay asesinatos claramente del fuero común, a causa del secuestro incluso de familiares o amigos, feminicidios, violencia intrafamiliar. Nadie los ve, nadie los cuenta, hasta que nos toca.

LEA TAMBIEN


La historia se repite: último paradero de jóvenes tlaxcaltecas fue Tierra Blanca

La Fiscalía de Oaxaca confirmó que la última señal de las seis víctimas fue en Veracruz; dos autos donde viajaban aparecieron calcinados

LEA TAMBIEN


Jóvenes, los que más desaparecen en México

Uno de cada tres desaparecidos son jóvenes y la mayoría de las víctimas desaparecieron a partir del 2007 con el inicio de la llamada guerra contra el narco

mlmt












Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información