ESTADOS

Tumor sigue creciendo y empieza a aparecer otro: desabasto de ontológicos en Tabasco

Pacientes de cáncer de mama padecen el desabasto de medicamentos oncológicos desde hace meses en el IMSS de Tabasco

  • ROBERTO BARBOZA/CORRESPONSAL
  • 20/10/2021
  • 20:42 hrs
  • Escuchar
Tumor sigue creciendo y empieza a aparecer otro: desabasto de ontológicos en Tabasco
Petronila García Torrez tiene cáncer de mama y padece, también, el desabasto de medicamentos oncológicos desde hace meses en el IMSS de Tabasco. Foto Roberto Barboza

VILLAHERMOSA.- El tumor del cáncer de Mama “sigue creciendo y hasta empieza a aparecer otro”, pero en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), solo posponen la quimioterapia y la cirugía, por la irresponsabilidad, negligencia e incapacidad de las autoridades para abastecer a la institución con los fármacos oncológicos.

TAMBIÉN LEE: Rompen con la paz de los muertos en Tabasco; alcalde de la 4T privatiza panteón 

Así lo resumen pacientes de Cáncer de Mama, entre ellos doña Sandra Román, quien junto con otros usuarios, sufren por el desabasto que prevalece desde hace meses en el Seguro Social.

Al igual que la señora Sandra, 35 años y empleada de una empresa de telefonía, todas las pacientes de Cáncer de Mama, “atendidas” en Hospital General de Zona 46 del IMSS, padecen el viacrucis de un irregular tratamiento contra la enfermedad por la falta de medicinas.

Ironizaron que así es como la institución “conmemora” este 19 de octubre, el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, y cuestionaron de qué sirve que en esta fecha se pretenda sensibilizar a la población sobre la detección precoz, si se topan con el desabasto de medicamentos para el tratamiento de la enfermedad.

Doña Petronila García Torrez, con domicilio en el Ejido La Chonita, Cunduacán, narra la doble pesadumbre que es tener la enfermedad y enfrentarse al desabasto de medicinas en el IMSS, que obstruyen su curación, sino por el contrario sigue avanzando el Cáncer de Mama.

“El 6 de septiembre me tocaba la cuarta quimioterapia prescrita por el especialista del Seguro Social, pero no la realizaron a causa del desabasto” de los oncológicos, lamentó doña Petronila.

También los pacientes, señora Julia Gutiérrez y el señor Gregorio Ascencio —muy escasos recursos —, con cáncer en su organismo, padecen de inadecuada atención por la inexistencia de medicamentos oncológicos en el HGZ número 46 del IMSS

Consideran que el presidente Andrés Manuel López Obrador también le miente a sus paisanos tabasqueños que padecen cáncer, al persistir el desabasto de fármacos oncológicos, ya que incumplió su promesa de que se surtirían esos medicamentos. En la “Mañanera” afirmó que ya habían surtido las medicinas, recordaron.

El esposo de la paciente Julia Gutiérrez considera que también este desabasto en el IMSS, puede tratarse de un “sabotaje”, pues cuestiona que cómo es posible que los pacientes si los consigan y compren en las farmacias, pero que en la institución médica oficial no cuenten con ellos.

En el interior del nosocomio, cuando los pacientes y familiares reclaman la falta de medicinas, las enfermeras, el Jefe de Área de Abasto y la dirección, solo los traen de un lado para el otro, “se echan la bolita”, sin resolver nada.

Doña Cecilia Yolanda Pérez, cuyo esposo Gregorio, lleva dos años en “tratamiento”, le pide a su paisano Andrés Manuel López Obrador “que se ponga la mano en el corazón” y de que no se les engañe de que no existía desabasto de medicinas. 

“No deben jugar con nosotros” al afirmar que ya están las medicinas en los hospitales. “No se ponen a ver la desesperación y sufrimiento de los pacientes y familias”, expresa doña Cecilia, trabajadora de limpieza, quien relata que tiene que recurrir a familiares y amigos para comprar los medicamentos de su esposo.

Además, se enfrentan a altos precios de los fármacos oncológicos como la buprefamina, para el dolor, con costo de 1,200 pesos; vicalutamida, 4,000 pesos, la caja de 20 pastillas; iperubicina, una cápsula con precios de 700 pesos a 2,000 pesos; ciclofosfamida, 3,500 pesos; ondacetron, 800 pesos. También ipermicina, entre otros medicamentos, que sin ellos no pueden efectuarles las quimioterapias y avanzar en su tratamiento.

Y aunque con esfuerzos, los pacientes compran las medicinas, en el IMSS no se las aceptan por trámites burocráticos, pues para evitar que los pacientes los adquirieron, les exigen una constancia de donación de alguna Fundación de Beneficiencia.

Tampoco todos esos gastos se los bonifica el Seguro Social, aunque los familiares los deban.

La paciente Petronila García, quien tiene viajar desde su comunidad rural, ubicada a 70 kilómetros de Villahermosa, que ha pasado un mes sin tratamiento cuando “iba respondiendo bien el tumor” y el oncólogo le había dicho que luego de su cuarta quimioterapia le aplicaría otro medicamento para que ya pudiera ser intervenida quirúrgicamente.

Pero ante el desabasto tuvo que conseguir las medicinas por su lado, pero mientras todo se pospuso y desconoce qué pasará con su tratamiento.

Héctor Ricardez, esposo de la paciente Sandra Román, considera injusto que casi nunca utilizan los servicios del IMSS, pero en este caso que lo requieren por una emergencia, encuentren que no les responden como merecen.

La señora Sandra Román, quien solo recibe el 60 por ciento de su salario, pues su incapacidad laboral no es por accidente de trabajo, lamenta que no se legisle al respecto para beneficiar a las mujeres trabajadoras que padecen Cáncer de Mama.

 

rst