ESTADOS

”Es el gobierno por el que voté y ahora me arrepiento”: pacientes en Tabasco

Los pacientes oncológicos en Tabasco siguen padeciendo el viacrucis del desabasto de medicamentos, situación que pone en riesgo sus vidas

  • ROBERTO BARBOZA/CORRESPONSAL
  • 28/07/2021
  • 18:31 hrs
  • Escuchar
”Es el gobierno por el que voté y ahora me arrepiento”: pacientes en Tabasco
La promesa del gobierno federal de que abastecería de medicamentos oncológicos al Sector Salud sigue sin cumplirse en Tabasco, la tierra natal del presidente Andrés Manuel López Obrador. Foto Cuartoscuro /Ilustrativa

VILLAHERMOSA.- Los pacientes oncológicos de los Hospitales del Niño “Dr. Rodolfo Nieto Padrón” y del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), siguen padeciendo el viacrucis del desabasto de medicamentos, situación que pone en riesgo sus vidas al carecer de continuidad el “tratamiento” médico que podría sanarlos de la mortal enfermedad del Cáncer.

También lee: Padres de niños con cáncer: mil días de lucha por exigir medicinas y tratamientos 

Así lo afirmaron a La Silla Rota (LSR), familiares de niños y adultos con cáncer que son “atendidos” en esos hospitales de esta capital, donde constantemente tienen que posponer, a veces hasta por lapso de cuatro meses, las quimioterapias debido al desabasto de estas claves denominadas de “especialidad”.

Foto Cuartoscuro. 

La promesa del gobierno federal de que  abastecería de medicamentos oncológicos al Sector Salud sigue sin cumplirse en Tabasco, la tierra natal del presidente Andrés Manuel López Obrador y del director general del INSABI, Juan Antonio Ferrer Aguilar.

Liliana Castillo Rivera, hermana de Rómulo Alexis, paciente oncológico que es atendido en el Hospital del IMSS, se dice “arrepentida de haber votado por Morena”, para que su paisano pudiera ser presidente de México.

López Obrador “incumple con su responsabilidad constitucional de garantizar la salud de los mexicanos”. Han transcurrido tres años y ha preferido destinar millonarios recursos para otras cosas, menos para mantener con medicinas a los hospitales.

Castillo Rivera ha interpuesto una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), por la violación del derecho a la salud que se le conculca a su familiar en el IMSS, pues ante el desabasto de medicamentos no pueden darle un adecuado tratamiento para salvarlo, afirma.

 

Foto Cuartoscuro. 

En ocasiones, por el desabasto en la farmacia del Seguro Social, los pacientes tienen que comprar las medicinas o efectuar las quimioterapias en clínicas particulares. Por ejemplo, en noviembre del año pasado, cuando le fue detectada la enfermedad a Rómulo Alexis, 26 años, tuvieron que pagar 45 mil pesos de su primer quimioterapia, pues no había en el IMSS.

Lo mismo ocurre en la farmacia del Hospital del Niño “Dr Rodolfo Nieto Padrón”, donde no abastece a los pacientes de la Unidad de Oncología, y  los padres de los infantes con Cáncer tienen que buscar donde puedan y a como puedan los medicamentos.

La señora Sheyla, madre de Valentín, 8 años, recuerda que durante los dos años de “tratamiento” de su hijo, ha padecido por el desabasto de medicamentos oncológicos. Y era más complicado tener que comprarlas pues sólo se podían conseguir de importación.

Muchas veces, les expiden la receta para surtir en la farmacia del Hospital, pero no tienen en existencia. Y aunque las quieran comprar tampoco se consiguen en el mercado local.

Con un medicamento que falte, su vástago no puede recibir la quimioterapia, “no es fácil encontrar los medicamentos para el Cáncer”, lamenta la madre de Valentín, quien tiene que viajar desde la ciudad de Comalcalco para llevar al menor al hospital en esta capital.  

Actualmente, llevan un mes en el Hospital del Niño sin el medicamento Purinethol, pastillas que paciente tiene tomar dos diarias, por lo que necesita dos frascos – uno cuesta mil 800 pesos-  para tres semanas. “Son básicas pues son las únicas que toma como parte de su protocolo”.

Foto Cuartoscuro. 

Doña Sheila tuvo que recurrir a una asociación altruista – la Asociación de Padres de Pacientes con Enfermedades Hemato-Oncológicos Pediátricas --que le donó el medicamento.

La Asociación ha detectado que los pacientes oncológicos en su mayoría son de familia de escasos recursos y provienen de comunidades de municipios lejanos por lo que es un gasto es mayor el que realizan, con mucho sacrificio.

Cuando les toca transfusiones por quedar bajos en plaqueta, tienen que conseguir un mínino de cinco donadores de sangre a los que tienen que pagarles transporte y alimentación, mínimamente.

Al igual que a los pacientes, a sus familiares les ha cambiado la vida con los tratamientos complicados y costosos que significa esta enfermedad, que con el desabasto de medicamentos, “verdaderamente el sufrimiento es exponencial”, afirma Liliana Castillo Rivera, familiar de paciente con cáncer.

Foto Cuartoscuro. 

Su hermano, quien apenas se había titulado como Ingeniero Mecánico Automotriz, tenía el sueño de ayudar a su madre para que pudiera descansar y dejara de trabajar, pues fue quien les proporcionó estudios con el negocio de elaboración y venta de tamales -300 a 400 diarios-.

Sin embargo, ahora su mamá y hermana tienen que continuar con el negocio para que puedan comprar los medicamentos para tratar su enfermedad, pues no existe garantía en este gobierno de la Cuarta Transformación, de que no falte las medicinas, y aunque cuentan con Seguro Social – donde a veces no hay ni paracetamol--, es gracias al patrón de la empresa en la que trabaja el paciente.

Foto Cuartoscuro. 

“No le creo nada a López Obrador, sobre todo lo que habla y promete. Ese es el gobierno por el que voté y ahora me arrepiento”, pues tiene al país al revés. Igual en su tierra. “Tabasco va de mal en peor”, exclama la paisana del presidente.

En el IMSS actualmente había desabasto de vimblastina, hofamicida, blemicina  y etoposidos, entre otras claves.

La inconforme sostiene que su hermano, con ese problema recurrente en el Hospital, “es obvio que no tendrá mejoría y el cáncer seguirá avanzando”.

esc