ESTADOS

Sólo 60% de los elementos policiacos en Acapulco tienen certificación de control de confianza

Policías de Acapulco están bajo investigación; son certificados por escuela privada sin el visto del Consejo Nacional de Seguridad

  • MARGENA DE LA O/ CORRESPONSAL
  • 26/09/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Sólo 60% de los elementos policiacos en Acapulco tienen certificación de control de confianza
Investigan a policías de Acapulco sobre certificación de confianza (Foto: web)

Guerrero (La Silla Rota). Los mil 309 policías y unos 400 tránsitos de Acapulco permanecen desarmados y sujetos a investigación, hasta que las autoridades federales encargadas del caso deslinden responsabilidades, ante la posible presunción de filtración de grupos criminales en la corporación.

Unos mil elementos de la corporación fueron evaluados por una institución privada, Academia Regional de Seguridad Pública del Noroeste, a encargo del Ayuntamiento de Acapulco, prueba que no reconoce el Consejo Nacional de Seguridad Pública y en el que, según el vocero del Grupo Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, se ampara el presidente municipal, Evodio Velázquez Aguirre, para defender la supuesta certificación de los elementos en proceso de investigación.

De acuerdo a una última exposición de cifras del Registro Nacional de Personal de Seguridad Pública (RNPSP), en Acapulco hay mil 309 elementos municipales, de éstos mil 227 ya fueron evaluados, pero 784 aprobaron los exámenes de certificación de control y confianza. En la tabla de certificación hay algunas precisiones: de los aprobados, los vigentes son 705, y de éstos 29 tienen su vigencia vencida.

Todos los elementos cumplen con sus horarios, informó el vocero, pero no con sus funciones de seguridad, porque esa continúa a cargo de las instituciones federales, sobre todo la Marina.

Los policías pueden salir de franco en cuanto termina su turno, aclaró, el único que no está en esa condición es el secretario de Seguridad Pública Municipal, Max Sedano Román, quien sigue acuartelado. 

Marina toma control de seguridad en Acapulco y detiene a altos mandos 

Los dos mandos de Seguridad Pública Municipal de Acapulco detenidos por una orden de aprehensión de homicidio calificado, Luis Fernando y Brayan Antonio, fueron trasladados al penal de Iguala. Estos elementos operativos estaban en funciones hasta este martes que la Marina, el Ejército y la Policía Federal intervinieron la dependencia del puerto.

El primero de estos elementos detenidos fungía como supervisor general de la Policía Municipal, y el segundo como jefe de Movilidad y Transportes.

Las certificaciones, puntualizó Álvarez Heredia, se hacen de manera recurrente y la última evaluación semestral fue dictada por valuadores privados con sede en Monterrey, lo que es legítimo, pero siempre que exista el aval del CNSP, el cual no ha otorgado.

La versión del Grupo Coordinación Guerrero sobre este operativo de intervención en la Secretaría de Seguridad Pública de Acapulco es la inseguridad en ascenso y la nula intervención de la corporación municipal para frenarla. Pero antes de esto, citó la posible filtración de delincuentes.

En una entrevista para un medio de comunicación fuera de Guerrero y que retomaron otras redacciones, el gobernador Héctor Astudillo Flores dijo que el Cartel Independiente de Acapulco (Cida) filtró la corporación policial de Acapulco.

REVISIÓN PARA TODAS LAS CORPORACIONES

La intervención y revisión de policías debe llegar hasta la Policía Estatal, Policía Ministerial del Estado (que dependen de la Fiscalía local), y la Policía Federal, según el juicio del líder de la Federación de Cámaras de Comercio, Servicio y Turismo del estado de Guerrero, Alejandro Martínez Sidney, quien evaluó lo que pasó en Acapulco como un asunto político por el relevo de autoridades municipales el próximo fin de semana.

A su criterio falta una intervención más de fondo, al menos, dijo para que valga la demora de la intervención de las instituciones federales, sobre todo de la Marina. “Aquí todo mundo sabe que las corporaciones policiacas están coludidas con las bandas del crimen organizado”, comentó.

Después, el empresario acapulqueño sospechó algo de fondo: “esta tranquilidad que hay en Acapulco es muy sospechosa. Como que se está cocinando algo grave".

mlmt