NACIÓN

El CIDA y su millonaria venta de droga en Acapulco

Desde hace 10 años, un testigo protegido reveló que las ganancias en el puerto alcanzaban hasta 4 mdp en un fin de semana

  • REDACCIÓN
  • 26/09/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
El CIDA y su millonaria venta de droga en Acapulco
La vigilancia del Ejército convive con los turistas en las playas. (Cuartoscuro).

En abril de 2017, un informe de la Secretaría de Seguridad Pública de Guerrero reveló que 21 grupos criminales controlan la venta de droga y están detrás de la violencia en la entidad, pero que de Acapulco se apoderó el CIDA.

Pese a que era territorio del cártel de los hermanos Beltrán Leyva, desde un par de años antes el Cártel Independiente de Acapulco (CIDA) les peleaba la plaza junto con la organización de "La Barredora". Ese era el ambiente en 2006.

¿Qué fue del niño que vendía empanadas en Acapulco?

La lucha de poder apunta a que las ganancias por la venta de droga son millonarias en el puerto turístico. Según la revista Proceso, un operador financiero de los Beltrán Leyva reveló como testigo protegido que en un fin de semana obtenían hasta 4 millones de pesos.

Con el abatimiento de Arturo Beltrán LeyvaEl Barbas” por la Marina, en diciembre de 2009, el CIDA asumió en su mayoría el control, pero también generó violencia en las zonas conurbadas del destino más visitado por los capitalinos en temporada vacacional.

Ello no hubiera sido posible sin la protección de las autoridades, a quienes según Zajed (la clave para el testigo protegido) les tocaban ganancias de medio millón de pesos a la semana. El dinero se repartía entre políticos, gente del Ejército y la Policía Municipal.

Es así que el CIDA cubrió todo Acapulco, desde bares, antros y restaurantes hasta narcotienditas, así como tables dance donde circulan estupefacientes como piedra, marihuana y cocaína.

En algún momento se creyó que nuevo grupo criminal que controlaba el puerto era La Familia Michoacana, ante una ola de violencia que se generó en la primera semana de enero de 2011 con casi 40 asesinatos.

Los homicidios tampoco eran parecidos a los del grupo michoacano. El CIDA definió su poder con asesinatos en playas, a plena luz del día, decapitados y con extrema violencia, narcomantas y huellas de violencia en colonias de clase media.

Pero desde febrero pasado, la exclusividad llegó a su fin con la entrada del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que se reflejó con la aparición de fosas clandestinas y pésimos resultados en mediciones para el destino.

Con una tasa de 106,63 homicidios por cada 100 mil habitantes, Acapulco quedó en 2017 como la tercera ciudad más violenta del mundo, según el informe anual del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.

Producto de esta pugna, el martes pasado elementos de la Secretaría de Marina, del Ejército, de la Policía Federal y del Estado de Guerrero tomaron el control de la Policía Municipal de Acapulco ante sospechas de probable infiltración de grupos delictivos.

Además se detuvo a dos agentes, identificados como Luis Fernando "N", alias "El Fénix", y Brayan Antonio "N", alias "El Brayan", quienes tenían una orden de aprehensión por homicidio.

Los policías locales fueron desarmados y como parte del operativo se pasó revista al personal, incluyendo armas, cartuchos, chalecos antibalas y radios de comunicación, que quedaron bajo resguardo de gobierno estatal.

ams