VIOLENCIA

Pueblos de San Miguel Totolapan, prisioneros de la violencia

La semana pasada, unas 90 personas salieron de pueblos de la parte alta de San Miguel Totolapan, Tierra Caliente, para huir de la violencia
Pueblos de San Miguel Totolapan, prisioneros de la violenciaVarias comunidades de San Miguel Totoloapan fueron desplazadas la semana pasada (Foto. tomada de la web)

Chilpancingo, Guerrero (La Silla Rota). Para los desplazados de La Laguna de Hueyanalco, todo es diferente en Atoyac, hasta el clima. La semana pasada, unas 90 personas salieron de pueblos de la parte alta de San Miguel Totolapan, Tierra Caliente, para instalarse de manera temporal en una de las cabeceras municipales de la Costa Grande. Vivir en el calor de una nueva región, es mejor que continuar atrapados en su pueblo: "(...) ahorita ya no dejaban entrar el comercio, cosas para comer, nada, ya no se no permitía el pase para ir a traer refresco, nada", dijo uno de los desplazados.

A quien se le atribuye esta cita textual, narró en la casona que el gobierno de municipal de Atoyac les adaptó como albergue desde el 11 de abril, parte de cómo vivieron tres meses de acoso del grupo criminal de Los Tequileros.

Candidata del PVEM asesinada habría contratado a mujer para matar a exnovia de su pareja

Desde febrero, dijo, las tres entradas o salidas de La Laguna están bloqueadas con retenes de hombres armados. Ningún habitante podía salir a Yolotla, Petlacala o Piedra Concha, y el resto de los que pueblos, si ellos no lo sabían y autorizaban.

Con esa medida, poco a poco impusieron los cobros por cada una de sus actividades. Si salían a vender un becerro a Linda Vista, por ejemplo, la cuota era de 300 pesos, o tenían que darles alguna vaca si se les ocurría organizar alguna reunión.

A la par, con el aislamiento involuntario, a La Laguna ya no llegó ningún tipo de comerciante, desde carros repartidores de productos empaquetados hasta locales con verduras. Los maestros tampoco intentaron volver a las escuelas. "Nos amenazaban, teníamos que entrarle al grupo, porque según iban a unir a todos los pueblos por un bienestar", comentó sobre la idea que intentaron hacerles creer cuando llegaron a su comunidad.

La realidad, de acuerdo a la narración de este hombre, que después secundaron otros desplazados, pero sin que se mencionara el nombre de nadie, es que el asentamiento de Los Tequileros en La Laguna se debe a su plan para apropiarse de la parte alta de San Miguel Totolapan.

"Quieren controlar todo el municipio de San Miguel Totolapan, desde Petlacala, que es la parte baja, y los alrededores. Vienen tomando por parte, primero en el Aguacate y Huerta Vieja, donde mataron un señor y su hijo porque no quisieron participar y después en Gimotla, donde mataron a dos señores", explicó.

El avance de Los Tequileros sobre la parte alta de San Miguel Totolapan, de acuerdo a los relatos de los desplazados, tiene que ver con los lugares en los que se refugia también el líder de este grupo criminal, Raybel Jacobo de Almonte, quien, de acuerdo a los gobiernos estatal y federal, es buscado con operativos formales desde junio de 2017.

El 19 de junio de ese año, elementos de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR ingresaron a la comunidad de La Gavia, lugar de donde es originario Jacobo de Almonte, y fueron emboscados. Su ingreso era parte de un operativo para detenerlo.

Esa vez los elementos que sobrevivieron a la emboscada denunciaron en declaraciones en medios de comunicación, que pudo existir una colusión entre delincuentes del grupo criminal y policías estatales, porque los delincuentes sabían del operativo y los estaban esperando.

Una apreciación similar de complicidad, tienen los desplazados refugiados en Atoyac sobre el acoso y violencia que vivieron.

Quien fue citado al inicio del texto, compartió que el acoso hacia ellos comenzó al mismo tiempo que los operativos para buscar a Jacobo de Almonte en la sierra de San Miguel Totolapan. Denunció una implicación de personas armadas con autoridades, sin citar específicamente qué autoridad, pero mencionó "gobierno", para proteger y esconder al líder de Los Tequileros.  

"Desde ahí para acá se empezaron a subir, primero pasaban y nos decían que teníamos que guardar silencio, que iba a subir gente, que no la fuéramos a denunciar porque era un apoyo que se le iba a dar a esas familias porque eran gente que venía huyendo, entonces la gente se empezó a dar cuenta que era Raybel Jacobo de Almonte al que venían cubriendo", dijo.

Otro hombre de 65 años, de entre los desplazados, comentó que por todo eso, decidió salirse del pueblo para proteger a su familia: "dejamos ganado, cosechas de maíz...se quedaron varias familias. Se está viendo la probabilidad de que sí rescatemos algo". Y aunque le cueste, dijo, buscará la manera de acomodarse fuera de su pueblo.

Lo había comentado antes el otro desplazado, después de mencionar lo distinto que es todo para ellos ahora, hasta el calor de Atoyac: "Ahorita vamos a empezar de cero, de echo allá nosotros teníamos todo: maíz, frijol, gallinas, chivos, ganado; podíamos ordeñar, comíamos queso, lo quisiéramos. Teníamos marranos, nada nos faltaba, y aquí no tenemos ni tierra".

El miércoles pasado, cuando los más de 90 habitantes de La Laguna, San Bartolo y Gimotla salieron de Tierra Caliente acompañados de elementos del Ejército y policías estatales, solo lo hicieron con algo de ropa.  

LEA TAMBIEN


Paola González, la joven de sólo 18 años que va por una alcaldía en Jalisco

Con sólo 18 años, Paola González se convirtió en aspirante por la alcaldía de Tepatitlán, Jalisco, por la coalición conformada por Morena, PES y PT






Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información