Opinión

La trayectoria del general Cienfuegos

Esperemos un debido proceso, con pruebas contundentes, no un espectáculo mediático. | Fred Álvarez

  • 22/10/2020
  • Escuchar

El ex secretario de Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos fue detenido el jueves 15 de octubre en el aeropuerto de Los Ángeles, California.

Quince meses antes un gran Jurado de Nueva York, a cargo del Juez Brian Cogan, ordenó su detención a petición de la Agencia de Drogas Estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) por conspiración internacional para manufacturar, importar y distribuir narcóticos, y por lavado de dinero.

Su detención aun sin haber sido condenado termina con su imagen obtenida durante más de 50 años de servicio.

Pasó a retiro como sabemos, el último día del gobierno de EPN, después de una larga carrera donde alcanzó los reconocimientos suficientes para culminar su servicio en lo más alto del escalafón, el haber sido secretario y obtener las cuatro estrellas.

Entre otros cargos, fue Inspector y Contralor General; comandante de varias regiones militares entre ellas, la VII Región en Chiapas; la I Región en México; la IX Región en Guerrero; la V Región en Jalisco; además de que fue subjefe de Doctrina Militar del Estado Mayor de la Defensa Nacional (EM); jefe de la Sección Tercera del EM; jefe de la Subsección de Planes de la Sección Cuarta del EM.

Asimismo, director del Colegio Militar; del Centro de Estudios del Ejército y Fuerza Aérea, y comandante del Cuerpo de Cadetes del Heroico Colegio Militar.

Recibió muchísimas condecoraciones en la institución castrense, y sobre todo fue reconocido en Washington DC con la medalla “William J. Perry” que entrega el Centro de Estudios Hemisféricos de Defensa, a “individuos y organizaciones que han contribuido de manera significativa y sostenida para lograr aportes en beneficio del área de seguridad en las Américas, promoviendo instituciones de gobierno en materia de seguridad y defensa transparentes, fortaleciendo la capacidad institucional en el continente”.

¡La noticia de su detención cimbró a México, a la opinión pública y a todos los pasillos militares!

El presidente López Obrador dijo en conferencia mañanera que se enteró del arrestó poquito antes de las 19 horas de ese día, aunque después, reconoció que días antes había sido informado por la embajadora Martha Bárcena que había una investigación abierta en su contra; pero nada que ver con una posible detención.

Y como era de esperarse, en la segunda audiencia en la corte federal se le negó la liberación bajo fianza dando como motivo la existencia de un “riesgo de fuga”.

Cienfuegos ofreció pagar 750 mil dólares de fianza, lo que afirmó, representa los ahorros de toda su vida.

“¿Son activos del señor Zepeda?”, preguntó el juez Alexander F. Mackinnon

“Son sus ahorros de toda la vida (...)”. Eso es lo que puede conseguir en este tiempo, respondió la defensa quien se comprometió a no huir y a permanecer en Estados Unidos el tiempo que dure el juicio.

El juez negó la fianza, y decidió que el imputado sea trasladado el viernes 23 a Nueva York...

La presunción de inocencia debe ir por delante...

El C. presidente de la República deslindó a la institución castrense de la posible conducta delictiva del general, subrayando que, aunque se habla de que se tienen pruebas en contra de Cienfuegos él esperará a que se presenten las mismas porque “no se puede juzgar a priori”.

Incluso pidió que la DEA informe del papel que ha jugado en México, y volvió mencionar el tema de Rápido y Furioso, hasta donde sabemos es asunto cerrado. (Hubo hasta una nota diplomática hecha pública, y curiosamente la respuesta de Estados Unidos no se dio a conocer)

Y en todo este asunto las Fuerzas Armadas han guardado silencio obligado, el presidente investido como Comandante Supremo así lo ordenó y señaló que él será vocero único en este tema.

Pero hay muchas cosas raras en este asunto, y esperemos que no sea una cuestión de votos para el primer martes de noviembre.

¿Por qué esa detención se dio estos días y no antes? 

¿¡Por qué si la orden de captura fue emitida por un Gran Jurado en agosto de 2019, para qué esperar un año tres meses!?

¿Por qué no pedirlo en extradición antes?

¿Ese es el nivel de confianza entre Palacio Nacional y la Casa Blanca?

Además, como nos dicen que se dieron las cosas es considerada una falta de cortesía...

Esperemos un debido proceso, con pruebas contundentes, no un espectáculo mediático como al que nos tienen acostumbrados.

Hay cosas raras en este asunto que huelen mal y en medio de esto, es de llamar la atención las expresiones que hizo el general Barry McCaffrey a León Krauze para Letras Libres…

McCaffrey fue jefe de la Oficina de la Casa Blanca de Política Nacional para el Control de Drogas en el gobierno de Bill Clinton, dijo que en materia de combate a las drogas “la administración Trump es el peor grupo de gente incompetente, impulsiva y fuera de la ley que hemos tenido en el gobierno de Estados Unidos, y en ese sentido nada me sorprende”.

Señala que tal vez “sí hubo una conversación previa con las autoridades mexicanas”, antes del arresto del general.

Precisó que para él fue un día triste, ya que tiene “una gran admiración por los militares mexicanos. Espero que la DEA pueda dar a autoridades mexicanas confiables la evidencia sobre otras personas involucradas”, dijo.

Y subrayó que la noticia lo sorprendió. ¡Fue una “acción provocadora”!, subrayó.

Aparentemente, el gobierno mexicano no estaba al tanto. ¿Es un insulto?, le inquiere Krauze.

Pienso que sí, señaló.

Duro...

Nos vemos muy mal en procuración de justicia. No pudimos juzgar a Guzmán Loera, tampoco a García Luna; la justicia actual es Made in Estados Unidos… Lástima...

Confirma que en este tema somos un país no de cuarta, de quinta, con todo respeto...

Seguiremos de cerca este proceso penal, que se percibe va para largo.

Por cierto, ¿qué otras investigaciones prepara la Casa Blanca?

PD. Sabíamos que, bajo el mando de Cienfuegos, el ejército mexicano fue acusado de abusos de derechos humanos. El peor escándalo quizá fue la masacre de presuntos criminales ocurrida el lunes 30 de junio de 2014 en la comunidad de San Pedro Limón del municipio de Tlatlaya, y el caso de la desaparición de los muchachos en Ayotzinapa, pero en el tema que se acusa suena pueril...

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.