Empezamos el año 2018 con un ambiente político vivo y con la prisa de todos los precandidatos por lograr una mejor posición para el arranque de las campañas reales. Eso es parte crucial del juego presidencial, ya que mientras unos apenas inician su crecimiento en conocimiento público, cuando menos uno ya tiene topado el conocimiento, los positivos y los negativos.

Cayendo un poco más a tema y con base en lo que se ha dicho, es importante analizar y reflexionar sobre:

·         Meade, después de varios traspiés de leguaje típicos de su jefe, llegó a la conclusión de que el crimen se tenía que combatir con inteligencia y sobre todo a partir del rastro del dinero... curioso que Meade proponga algo que ya es una realidad, de la que, por cierto, él, siendo Secretario de Hacienda, fue responsable y no hizo nada en este tiempo. Meade presumió que tenía, como Secretario de Hacienda, una silla en el Consejo de Seguridad y que estaba bien enterado de todo... eso debe ser algo malo si se parte de la realidad de que no hizo nada.

·         López Obrador resulta todavía más ingenuo con su propuesta es amnistía y limpiar al país por completo de violencia en tres años (vaya usted a saber cómo)... si era tan bueno para eso ¿por qué la Ciudad de México, cuando él la gobernó, tuvo su peor época en materia de seguridad?... Récord histórico de secuestros y, por cierto, la primer y única marcha que realmente fue convocada por la sociedad civil contra la violencia y que congregó un número histórico de participantes, la cual López Obrador intentó minimizar llamándole la marcha de "los pirruris".

·         En materia de corrupción también andan resbalando... Meade, entre tropiezos, no supo qué decir con respecto a los corruptos, no sabe cómo proteger a sus compañeros de gobierno y a la vez decir que combatirá la corrupción. Solo hay una propuesta peor a esa, la de López Obrador... pensar que la pureza se trasmite por ósmosis es no solo ingenuo, sino francamente estúpido; el problema es que así lo hace y por cercanía ya purificó a personas como Bartlett que debía de estar en la cárcel desde que tengo memoria. Y eso solo por mencionar a uno del grupo de ampones que lo acompañan.

·         Curioso que López Obrador hable de todo aquello que pudo hacer como gobernante y no hizo y por su lado Meade diga qué se tiene que hacer sabiendo que lo pudo hacer durante los últimos dos sexenios y no lo hizo. Uno por inútil y otro por cómplice.

·         La campaña de Anaya no ha caído en este tipo de errores todavía, tiene la gran ventaja de que no carga con los negativos de López Obrador ni con los resultados y corruptelas del PRI del presente sexenio, pero queda mucho por andar y le queda un largo camino en crecimiento todavía.

Es importante analizar lo que dicen los candidatos y cómo lo dicen ya que sus palabras son lo único que tenemos de ellos y ahí se pueden notar sus intenciones. Peña dijo mucho y no ha cumplido nada: dijo que creceríamos cuando menos al 5%, que bajarían de precio las gasolinas y que México estaría en paz... el resultado es que ni un año hemos llegado ni al 3%, que hemos vivido el año más violento de la historia de México y que las gasolinas no solo son las más caras de la historia, siguen subiendo.

Quien crea que el país va bien y que Peña cumplió, es porque está mintiendo

Lee también: Verdades e incongruencias

@JulioCastilloL | @OpinionLSR | @lasillarota




Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información