Opinión

El cambio requiere tiempo

Las expectativas son grandes, y la ciudadanía exige que los tiempos y las respuestas sean ágiles para revertir un gobierno que operó mal durante seis años. | César Cravioto

  • 16/04/2019
  • Escuchar

Los resultados no son inmediatos a pesar de que la sociedad pide que los cambios sean rápidos y se reflejen en pocos meses. Las expectativas son grandes, y la ciudadanía exige que los tiempos y las respuestas sean ágiles para revertir un gobierno que operó mal durante seis años.

Requerimos que se pongan las bases para un verdadero cambio en este sexenio, en el país y en la Ciudad de México. Cambios de fondo a partir de la trasformación democrática y pacífica del país. El proyecto de trasformación está en marcha. Es el tiempo del cambio verdadero, de la trasformación pacífica.

Se requieren mujeres y hombres libres y decididos a combatir toda forma de opresión, injusticia, desigualdad, racismo, intolerancia, privilegio, exclusión y destrucción de las riquezas y el patrimonio de la nación. Erradicar la corrupción y los privilegios a que se han asociado de manera dominante los cargos públicos y la representación política.

En la Ciudad de México, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum ha expresado que pasaremos de la corrupción a la honestidad, de las ocurrencias a la capacidad, del miedo a la esperanza.

El ex jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), con la alianza que establecieron con los partidos Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI) en la Asamblea Legislativa (ALDF) impulsó una agenda contraria a los intereses de los ciudadanos.

Los retos que enfrenta la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, en su sexenio no son sencillos. El gobierno anterior negó la presencia de cárteles de la droga en la capital, cuando en realidad el número de delitos aumentó y hubo una serie de enfrentamientos armados ligados al crimen organizado. El ex jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, dijo que dejaba una capital mejor que hace cinco años en materia de seguridad. No fue así.

En la práctica, el 14 de septiembre cuatro hombres disfrazados de mariachis abrieron fuego en la Plaza de Garibaldi de la Alcaldía Cuauhtémoc, dejando seis personas muertas. De acuerdo con los reportes de las autoridades, la balacera fue ocasionada por una disputa por el control de la actividad criminal en la zona entre el cártel La Unión de Tepito y el movimiento armado Anti-Unión.

A quienes hacemos parte de la 4ta Trasformación nos corresponde rescatar la ciudad y lo vamos a hacer acabando con la corrupción, los abusos, con austeridad republicana, con mucha entrega, capacidad y determinación. Rescatar la ciudad con innovación y sustentabilidad; una ciudad progresista, de derechos y que quiere honestidad.

Cierto, los tiempos apremian, pero los resultados están a la vista: ya se ha dado la reducción de gastos de organismos autónomos en 16 por ciento, en particular el Congreso de la Ciudad de México (28 por ciento) y la Auditoria Superior (36 por ciento). Ahorros en el presupuesto por 25 mil millones de pesos. Aumento a la inversión pública en 15 mil millones respecto al 2018. Condonación de adeudos de agua y predial en 541 polígonos con bajo índice de desarrollo social.

La trasparencia y el combate a la corrupción está rindiendo resultados: ya se dio la cancelación de gastos médicos a altos funcionarios, la eliminación de mil 400 policías que operaban como escoltas de funcionarios, el ahorro del Sistema de Aguas (Sacmex) y Secretaría de Obras (Sobse) de 10 millones de pesos al mes y 41.6 millones de pesos en la Secretaría de Seguridad Ciudadana. 67.1 millones de pesos ahorrados en optimización de residuos sólidos, la desaparición de mil 500 plazas sin antecedentes.

Los retos son varios, las expectativas amplias. Es tiempo de revertir lo que hizo muy mal la administración anterior. Ya lo dice Edgar Sandoval, Profesor- investigador de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México: “El tiempo, que borra o deja huella sobre una determinada acción colectiva, es fundamental para la vida política de una sociedad. Olvido y memoria son, en este sentido, dos elementos con los cuales la política se enfrenta”.

Diálogo es colaboración

@craviotocesar | @OpinionLSR | @lasillarota