Opinión

¿Ejército electoral de AMLO?

Llama la atención que la estrategia de programas sociales de AMLO tenga en los "servidores de la nación" un auténtico ejército de 16 mil 952 personas. | Jorge R

  • 10/06/2019
  • Escuchar

Carlos Salinas de Gortari llegó a la presidencia en 1988, en medio de una polémica elección, considerada por una amplia mayoría como una elección fraudulenta que impidió a Cuauhtémoc Cárdenas llegar a Los Pinos.

Desde 1982, el grupo salinista incrustado en el equipo del presidente Miguel de la Madrid comenzó una narrativa gubernamental que se inscribía en una orientación que, a nivel mundial, impulsaban el estadounidense Ronald Reagan y la británica Margaret Thatcher.

Más allá del debate económico-ideológico sobre el nacimiento del "neoliberalismo", el mismo que decretó abolido el presidente Andrés Manuel López Obrador al inicio de su gobierno hace seis meses, el grupo de Salinas inició también otras estrategias.

De hecho, una de esas estrategias para devolver al PRI el respaldo ciudadano fue la creación del Programa Nacional de Solidaridad (Pronasol) que, entre otras cosas, significó el fin de la antigua política social del Estado a cambio de una nueva política asistencialista. Pero su objetivo era meramente electoral vía apoyos sociales.

Por eso llama la atención que la estrategia de programas sociales de Andrés Manuel López Obrador tenga en los "servidores de la nación" un auténtico ejército de 16 mil 952 personas a quienes les paga la Secretaría de Bienestar pero que están a las órdenes de Gabriel García Hernández, coordinador de Programas Integrales de Desarrollo de la Presidencia de la República.

Un dato: Durante la pasada campaña electoral Gabriel García Hernández se encargó de la instalación de los comités territoriales, que promovieron el  voto a favor de López Obrador para permitirle ser presidente de México. Ha sido su operador político y financiero. Fue director de Adquisiciones en la Oficialía Mayor del entonces gobierno del Distrito Federal, con López Obrador. Formalmente también fue secretario de Organización de Morena, que promovió y construyó la estructura electoral de ese partido.

Como Carlos Salinas, este gobierno monta una estructura asistencialista que va por millones de jóvenes sin o con escasas oportunidades, personas de la tercera edad, personas con discapacidad.

El registro de los padrones de programas sociales incluye el censo de cada una de las personas que serán beneficiarios de alguno de éstos. El censo incluye registro de datos de credencial de elector del beneficiario o tutores, fotos y huellas dactilares, principalmente.

La historia demostró que Pronasol no sólo fue un fracaso, pues se mantiene hundida en la misma pobreza a más de la mitad de la población y con el grueso de los ingresos a una minoría. Los mismos pueblos de La Montaña de Guerrero, de Chiapas, Oaxaca o Chihuahua siguen en pobreza extrema. Ya veremos al final del sexenio.

La historia demostrará de qué está hecha la estrategia social de López Obrador y de qué está hecho Gabriel García Hernández.

Punto y aparte. El gobierno de López Obrador cedió ante las exigencias de Donald Trump. "No hay tarifas, pero salimos con la dignidad intacta", dijo el canciller Marcelo Ebrard. Este mismo sábado el diario The New York Times informó que los planes migratorios ya habían sido revisados y acordados desde hace meses. ¿Entonces? Como dijo el periodista Alfredo Corchado a La Silla Rota: "preocupa el trato de AMLO a migrantes centroamericanos".

Punto final. Los órganos autónomos ya no ven lo duro sino lo tupido. Y lo que falta.


El esepejismo del combate a la corrupción


@jorgeramos7773 | @OpinionLSR | @lasillarota