Dos Bocas; fracaso anunciado

Desde la campaña y hasta la presente semana que se siguen haciendo anuncios, regresó un tema a la palestra pública que llevaba muerto desde hace dos sexenios: la posibilidad y la necesidad de construir una nueva refinería.

Los argumentos a favor que defiende el presidente López Obrador no responden a apreciaciones políticas y personales de un hombre de otro tiempo que está proyectando un México para otro tiempo que dejó de existir hace mucho. Algunos comentarios al respecto:

·         Refinar petróleo es el paso más especializado y caro de la cadena de producción de los combustibles. Es la etapa menos rentable de la cadena de valor.

·         En México existen seis refinerías que no están operando ni a la mitad de su capacidad posible. En Salamanca decían que hacía falta un activo que se tiene que importar y así, cada una tiene su propia historia, pero el resultado final es el mismo en todos los casos: no se están utilizando las refinerías que tenemos ni a la mitad de su capacidad.

·         En nuestro país durante los últimos 18 años se ha caído la extracción de petróleo crudo... esto quiere decir que si hacemos otra refinería no será para refinar petróleo extraído en México, tendríamos que empezar a importar crudo.

·         El IMCO realizó un análisis financiero de 30 mil escenarios posibles para la refinería de Dos Bocas y en el 98% de los casos la refinería genera más costos que beneficios para México.

·         La tendencia mundial es hacia la utilización de energías limpias y quienes vivan en la Zona Metropolitana del Valle de México saben la necesidad de cambiar el paradigma energético lo más rápido posible. Llevamos 4 días en contingencia ambiental y no hay ni plan ni solución ni declaración de emergencia.

·         Ninguna empresa seria aceptó las condiciones del presidente López Obrador para construir la refinería por una simple razón: no es rentable en ningún aspecto.

·         La refinería será construida por la Secretaría de Energía [encabezada por Rocío Nahle... ella aseguró (e incluso propuso cuando era diputada) que se podían y se bajarían los precios de la gasolina con la llegada de AMLO... seguimos esperando] y Pemex, que lleva unos 40 años sin construir nada y además está encabezado por un sujeto que ha dejado en claro su incapacidad e inexperiencia.

·         El Instituto Mexicano del Petróleo concluyó en enero pasado que el proyecto era técnica y financieramente inviable...

·         Desde el inicio del sexenio se inició con el proyecto a espaldas de los mexicanos... y ya fue multado Pemex por daños ecológicos a la una zona considerada área prioritaria de conservación.

En fin, gobernar es un tema de responsabilidad y de asumir riesgos, pero la refinería de Dos Bocas no es asumir un riesgo con responsabilidad, es construir un fracaso anunciado dentro y fuera de México por agentes endógenos y exógenos al gobierno. En los debates frente a Ricardo Anaya, durante la campaña presidencial, López Obrador se quedó sin argumentos para defender la refinería y ahora, con la posibilidad real de construirla sigue sin tenerlos.

Es la economía

@JulioCastilloL  | @OpinionLSR | @lasillarota


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información