Opinión

AMLO-Elba: 'Estaban los tomatitos'

Una que sombra va a perseguir durante los siguientes seis años a AMLO | Joel Hernández Santiago

  • 15/08/2018
  • Escuchar

Todo estaba dispuesto para que el miércoles 8 de agosto el entonces virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de la coalición “Juntos haremos historia” recibiera su constancia de mayoría y que, a partir de ese momento fuera ya Presidente electo, quitándole esa monserga del “virtual” que de todos modos no servía para nada porque AMLO ya andaba en lo suyo…

Y los militantes-simpatizantes-fanáticos de Morena estaban más que dispuestos para gritar fanfarrias, en tanto que los medios de comunicación –impresos, electrónicos, digitales y redes sociales—tenían todo listo para lanzar las campanas al aire con el “Presidente electo habemus”.

Elba Esther Gordillo

Pero de forma ‘casual’ en la madrugada de ese mismo 8 de agosto estalló la gran noticia. Algo así como un tsunami inesperado pero que arrasó con la información a partir de ese momento. Marco Antonio del Toro,  abogado leyó el comunicado de Elba Esther Gordillo:

“El día de hoy (7 de agosto) a las 23:30 horas recibí por parte del Primer Tribunal Unitario en Materia Penal del Primer Circuito, la notificación del decreto de mi absoluta e inmediata libertad, debido al sobreseimiento que recayó en la causa penal bajo la que me encontraba sujeta.

Sin embargo, debido a la muy larga situación de aislamiento a la que me he visto sometida, me es necesario un plazo para asimilar privadamente las evidentes emociones que se derivan de un hecho tan importante en lo personal.

Por lo anterior, he decidido no tener ningún contacto con medio de comunicación nacional o extranjero alguno, pues considero que esta etapa que me ubica en una nueva circunstancia debe ser adecuada y suficientemente recibida y vivida en familia.

El próximo lunes 20 de agosto habré de convocar aquellos medios de comunicación que tengan interés en conocer mi opinión y posición sobre los sucesos relativos; con oportunidad informaremos lugar y hora”.

Ni más, ni menos. Un juzgado mexicano había absuelto de todo cargo a la presa más famosa del sexenio. O mejor diremos a la política mexicana que un día se atrevió, con toda su arrogancia, con toda esa fortaleza que se suponía, con todos esos apoyos en los que creía, se atrevió a enfrentar la decisión de una Reforma Educativa y, por lo mismo, se hacía enemiga del régimen.

Justicia mexicana

Apenas unos meses después de iniciado el sexenio de Enrique Peña Nieto, en febrero de 2013, fue detenida en el Aeropuerto de Toluca y acusada de delitos como ‘defraudación fiscal’, ‘lavado de dinero’ y ‘asociación delictuosa’. Así que todo estaba dispuesto para amarrarle las manos y dejar correr una reforma que está a punto, casi seis años después, de ser página muerta.

Pero nada. Que al final de cuentas todo eso fue el ‘Parto de los montes’, porque según la justicia mexicana, la señora no tiene cola que le pisen y, por lo mismo, está libre como una gaviota.

Por supuesto esta noticia cayó mal en muchos ámbitos de la política mexicana y, sobre todo entre la gente de a pie que tiene noticias de lo que ha ocurrido y lo que ocurrió ese día 8 de agosto. ¿Deveras la señora no tiene cargo alguno? ¿Y los 170 millones que le fueron depositados? según se sabe. Y todas esas propiedades y bienes y vida opulenta y tanto ¿deveras se lo dieron de forma voluntaria los maestros mexicanos que apenas ganan para pan qué comer…?

Pero, bueno, cosas de la justicia mexicana que habrán de ser revisados por la historia política de México y por la historia de cómo se encierra a una persona más de cinco años y luego se le dice que no tiene nada en su “carpeta de investigación” y que se puede ir.

Ese mismo día se distribuyó una fotografía de la maestra que durante meses y años había dicho que estaba enferma y que por lo mismo no podía estar recluida porque necesitaba tratamiento médico urgente. Y así su encarcelamiento se convirtió en una chunga, también legal: Hospitales-casa en Polanco: liberación final. En la foto se le veía radiante y fresca, como una lechuga.  

AMLO

Andrés Manuel López Obrador por su parte habría de recibir su constancia que lo acredita como Presidente electo esa misma mañana. Eso está bien, aunque como sabemos ya desde el 2 de julio comenzó la andadura presidencial, atando cabos por aquí o por allá, encontrándose con sus acérrimos adversarios y casi enemigos, dando a conocer gota a gota cuál será su gabinete, sus propuestas de solución a tal o cual problema…

…Otra reunión con el Presidente Peña Nieto para acordar la entrega de los bártulos y los apoyos entre ambos, lo que se dio a puerta cerrada…

Pero nada: la noticia de la entrega de su Constancia caló fuerte, pero no tanto como hubieran querido porque se encimó la noticia de Elba Esther Gordillo. No importa. Si importa que, precisamente, esa sombra va a perseguir durante los siguientes seis años a AMLO.

¿Para bien? ¿Para mal? Todo se andará. Lo que es verdad es que ahora AMLO tiene a una aliada peligrosa, la misma que ha sido aliada de todos y de nadie, al final de cuentas.

¿Pacificar y reconciliar?

@joelhsantiago  | @OpinionLSR | @lasillarota


Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.