Opinión

¡Ay, México!

¿Quién perdió el debate? El que perdió fue de nuevo el país, y ¿quién ganó?, pues ganó de nuevo el menos malo. ¡Nos dueles, México! | Mafer Alvarez

  • 26/04/2018
  • Escuchar

Era el kilómetro 232 de la Autopista del Sol, que te lleva al estado de Guerrero y a una de las playas que sin duda es mi favorita, Acapulco. Un grupo de delincuentes intentó asaltar a un camión de turistas, en este intento algunas personas recibieron disparos de armas de fuego, entre ellos un bebé de 19 meses.

Horas más tarde, mientras ese bebé y las personas que sufrieron algún daño se encontraban en el hospital, en el Antiguo Palacio de Minería en la Ciudad de México se hablaba sobre seguridad pública y violencia, sobre corrupción, y sobre democracia y pluralismo. Sí, en el primer debate de candidatos a la presidencia 2018.

A diferencia de debates anteriores, esta vez hubo muchas plataformas digitales en las que se podía ver gratis. Esto gracias que el Instituto Nacional Electoral (INE) realizó alianzas con  Facebook, Google y Twitter.

La primera en salir fue la candidata Margarita Zavala, quien a pesar de sus esfuerzos por repuntar e ir vestida de tal manera que pudiera proyectar autoridad, no lo consiguió; seguida por Antonio Meade, podría decir que el mejor de los candidatos, sin embargo, su ir y venir de dos partidos me resulta incoherente; después Ricardo Anaya, un joven político que pienso tiene ideas frescas como las que necesita el país, pero que no presentó ninguna; Andrés Manuel López Obrador, un político que da miedo, y da miedo por el aferramiento a querer ganar algo que ya ha perdido en dos ocasiones, "aferrado" como los mexicanos; y por último Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, quien fue el primero en intervenir a la hora comenzar el debate.

Los efectos del debate

Durante el debate pude presenciar de todo menos un debate, pero por suerte esta vez no vimos a ninguna edecán paseándose con un vestido tan ajustado que no dejara nada a la imaginación ¡vaya lío aquel!

Lo que sí vimos fue un Andrés Manuel que no imagino negociando cuestiones con Donald Trump, pero sí vendiéndole los aviones, helicópteros, autos y todo con lo que no esté en de acuerdo; un Bronco que le miente a su esposa para no ir al cine, pero que no le mentirá a México cuando hable de AFORES; una Margarita Zavala que, si bien su intención por poner en alto la presencia femenina es buena, su pasado como primera dama no lo es; un José Antonio Meade tan triste que si me dijeran que tiene ganas de ganar la presidencia no lo creería; y un Ricardo Anaya que gastó más en tinta de impresora que en sus propuestas.

¿Resetear las campañas?

Mientras eso pasaba, en alguna otra parte del territorio mexicano, los 32 pasajeros de un camión turístico estaban dando gracias por seguir vivos, incluido el bebé que era atendido tras el balazo que recibió. En otra parte, otros tantos estaban en una crisis de ansiedad, jóvenes dejaban México por falta de oportunidades, miles de personas pensaban en cómo sobrevivir con el salario mínimo que no alcanza para comprar la tan famosa canasta básica de alimentos, otros pensaban en cómo pagar los impuestos de su pequeña empresa.

Y aún así, cuando comencé a leer las noticias el día lunes, lo primero que encontraba es "¿Quién ganó el primer debate presidencial?", y aquí sí estoy de acuerdo con El Bronco: no queremos que ninguno sea Santa Claus, ni mucho menos Superman, lo que sí queremos son políticos, candidatos y gobernadores comprometidos… Y me pongo a pensar ¿quién perdió? El que perdió fue de nuevo el país y ¿quién ganó?, pues ganó de nuevo el menos malo. ¡Nos dueles, México!

La llegada de la primavera en Italia

@MafeAB | @OpinionLSR | @lasillarota