NACIÓN

El grupo “caza narcos” de la Sedena que infiltró el cártel de Sinaloa

El mismo grupo que llevó acabo el operativo fallido contra Ovidio Guzmán tiene un largo historial de acusaciones por vínculos con el cártel de Sinaloa

  • REDACCIÓN
  • 05/11/2019
  • 18:15 hrs
  • Escuchar
El grupo “caza narcos” de la Sedena que infiltró el cártel de Sinaloa
El grupo “caza narcos” de la Sedena que infiltró el cártel de Sinaloa (Foto Especial)

El Grupo de Análisis de Información del Narcotráfico (GAIN) fue quien llevó acabo el operativo fallido contra Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, en Culiacán, Sinaloa, el pasado 17 de octubre, detalló Luis Crescencio Sandoval, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

“La misión de este grupo es planear operaciones para dar seguimiento y detener objetivos de importancia institucional”, explicó el titular de la Sedena en la conferencia mañanera del pasado 30 de octubre.

Se encarga, según presumió los resultados, de “cazar” a grandes capos del narcotráfico: “Desde su creación, desde 1995, (el GAIN) ha detenido a 663 integrantes de la delincuencia organizada, entre ellos 18 relevantes.

Este grupo “caza narcos” del Ejército Mexicano, sin embargo, tiene un largo historial de miembros con presuntos nexos con el narcotráfico, principalmente con el cártel de Sinaloa, organización delictiva de la cual pertenece justamente Ovidio Guzmán López.

En la reciente edición de la Revista Proceso se enlistan los hombres dentro del GAIN, antes Centro de Inteligencia Antinarcóticos (Cian), que tuvieron supuestos vínculos con el narcotráfico.

El primero en la lista es Tomas Ángeles Dauahare, secretario particular del entonces titular de la Sedena, Enrique Cervantes Aguirre, durante el sexenio de Ernesto Zedillo, encargado directo del GAIN –entonces Cian– cuando fue creado.

Ángeles Dauahare, nieto del general Felipe Ángeles –el militar revolucionario que tanto admira el presidente Andrés Manuel López Obrador y que dará el nombre del aeropuerto de Santa Lucía–, fue subsecretario de la Sedena durante el sexenio de Felipe Calderón.

Ya en el retiro a finales del sexenio de Calderón, el general fue acusado de presuntos vínculos con el narcotráfico, particularmente con los Beltrán Leyva, ex aliados del cártel de Sinaloa y primos de Guzmán Loera.

Sin embargo, al llegar Enrique Peña Nieto a la presidencia, la Procuraduría General de la República (PGR), encabezada entonces por Jesús Murillo Karam retiró los cargos asegurando que no tenía pruebas contra el militar.

Otro militar cercano al hoy GAIN fue Jesús Gutiérrez Rebollo, titular del Instituto Nacional para el Combate a las Drogas, durante el sexenio de Zedillo, detenido en 1997 por vínculos con el cártel de Juárez, particularmente con Amado Carrillo Fuentes, “El Señor de los Cielos”, aliado de “El Chapo”.

Gutiérrez Rebollo fue condenado a 40 años de prisión y murió en 2013 a causa del cáncer cuando aún combatía acusaciones en su contra.

En el nuevo milenio, refiere Proceso, el GAIN –encantes Cian– fue infiltrada por el cártel de Sinaloa, principalmente por Ismael Zambada García, “El Mayo”, compadre de Guzmán Loera, hecho que generó investigaciones por parte de la PGR y de la misma Sedena.

El sargento Marcelino Alejo Arroyo López fue detenido, derivado de dichas investigaciones, por filtrar información al cártel de Sinaloa y al cártel de Juárez, entonces aliados.

La entonces Unidad Especializada contra la Delincuencia Organizada (UEDO) aseguró que desde 1995 el GAIN –entonces Cian– dio información a Vicente Carrillo Fuentes, “El Viceroy”; “El Mayo” y “El Chapo”.

Al respecto, en 2002, los entonces titular de la Sedena, Clemente Vega; de la PGR, Rafael Macedo de la Concha y de la desaparecida Secretaría de Seguridad Pública, Alejandro Gertz Manero –hoy titular de la Fiscalía General de la República (FGR) – aceptaron que el cártel de Juárez y de Sinaloa habían infiltrado a la Sedena, pero omitieron decir que era particularmente a la Cian.

Iván Reyna Muñoz, quien fuera miembro del Cian, fue detenido en 2010 por colaborar para los Beltrán Leyva, aunque cuatro años después fue absuelto.   

No solo hubo desaires en el GAIN –entonces Cian– también protagonizó importantes detenciones, sin embargo, todas ellas eran en contra de grupos delictivos enemigos del cártel de Sinaloa.

Por ejemplo: Benjamín Arellano Félix, del cártel de Tijuana; Osiel Cárdenas Guillen, del cártel del Golfo; y Ramón Alcides Magaña, del cártel de Juárez, cuando estos ya habían roto con el también llamado cártel del Pacifico.

Durante los años que gobernó el PAN, el GAIN –entonces Cian– estuvo lejos de capturar a Guzmán Loera.

En medio de las acusaciones en contra miembros del Cian, el organismo recibió otro nombre: el GAIN, el encargado de cambiarle el nombre y comandar esta restructuración fue Luis Rodríguez Bucio, hoy jefe de la Guardia Nacional.   

Actualmente, presumió Crescencio Sandoval, el GAIN lleva 46 detenciones, entre las que destacó la de Santiago Mazari Hernández, "El Carrete", líder de "Los Rojos". 

"Desde su creación ha detenido a 663 integrantes de la delincuencia organizada, entre ellos 18 relevantes [...] en la administración de 1994 al 2000 tiene 10 detenciones; en la de 2000 a 2006, 19; 2006 a 2012, 262; del 2012 al 2018, 326; y en la presente administración lleva 46 detenciones, en total 663".

 

 

Con información de Proceso

rgg