NACIÓN

Consejo Empresarial se opuso a la regulación de alimentación para combatir la obesidad, desde 2010

El ganador del premio Campeones de la Salud 2019, denunció que el CCE se opuso a la regulación de alimentación en las escuelas para evitar la obesidad en niños

  • HÉCTOR GONZÁLEZ/ CORRESPONSAL
  • 27/03/2019
  • 16:53 hrs
  • Escuchar
Consejo Empresarial se opuso a la regulación de alimentación para combatir la obesidad, desde 2010
El premio se otorgó durante la inauguración del 18 Congreso de Investigación en Salud Pública, organizado por el Instituto Nacional de Salud Pública

Durante la entrega del Premio Campeones de la Salud, en el marco del 18 Congreso de Investigación en Salud Pública, el Dr. Alejandro Calvillo, de El Poder del Consumidor, acusó que en 2010 el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) se opuso a la regulación de alimentos y bebidas en las escuelas.

“Este trabajo que hemos hecho a lo largo ya de 12, 13 años tampoco hubiera sido posible sin el apoyo financiero de diversas fundaciones y organizaciones que han creído en nosotros, quiero decir que son principalmente fundaciones de fuera del país, porque las fundaciones en nuestro país están dominadas por las corporaciones y no encontramos ninguna fundación  donde no estuviera un miembro  del Consejo Coordinador Empresarial, de ese Consejo que votaba en contra y se opuso a que hubiera regulación de alimentos y bebidas en las escuelas.

“El Consejo Coordinador Empresarial de este país activamente se opuso desde 2010 a que tuviéramos unos lineamientos para evitar que los niños estuvieran en ese ambiente obesogénico en el país que tiene los niveles más altos de obesidad y diabetes en el mundo”, dijo tras recibir el galardón.

En esta edición, además de El Poder del Consumidor, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) fue ganador del Premio Campeones de la Salud.

El premio se otorgó durante la inauguración del 18 Congreso de Investigación en Salud Pública, organizado por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

También puedes leer: Arranca compra centralizada de medicamentos para el sector salud

“Desde el inicio, en 2006, 2007, de nuestra organización El Poder del Consumidor, las investigaciones y el conocimiento generado por este Instituto se convirtió en la base de nuestras campañas públicas. Coincidimos con el Instituto  en la lucha para que se establecieran los lineamientos en alimentos y bebidas en escuelas, el Instituto había concluido después de años de estudio en las escuelas que las escuelas eran un ambiente obesogénico, nosotros hicimos una traducción y decíamos  que las escuelas eran fábricas de niños con obesidad.

“Para el establecimiento del impuesto a las bebidas azucaradas, para la regulación de publicidad dirigida a la infancia y vivimos cada uno, el Instituto y nosotros  a su manera las consecuencias del contubernio entre la industria de la chatarra y las bebidas azucaradas”, dijo Calvillo.

Tanto investigadores del INSP, como integrantes de El Poder del COnsumidor, agregó, sufrieron los embates de las corporaciones de alimentos y bebidas chatarra.

Incluso, reveló, fueron espiados a través del malware Pegasus, adquirido por el gobierno federal.

“Cada uno a su manera, el Instituto y nosotros, sufrimos el embate de esta alianza  para la imposición del etiquetado frontal de alimentos y bebidas al que nos opusimos abiertamente. Actualmente tenemos dos sentencias en contra de este etiquetado y una de ellas ya llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

“Llegamos a compartir incluso con investigadores de este  instituto el hecho de haber sido espiados  con el malware Pegasus comprado por el gobierno mexicano y seguramente puesto al servicio de las grandes corporaciones”, dijo.

También puedes leer: Abogada de Secretaría de Salud firmó convenios para desvíos de recursos

El Dr. Christian Skoog, representante de Unicef en México, también habló de la crisis de obesidad, desnutrición y diabetes que enfrenta el país.

“Hemos avanzado como país en el área de salud y nutrición materno-infantil, pero aún queda muchos pendientes y en Unicef estamos muy preocupados sobre todo en la situación de nutrición, los indicadores de nutrición de niñas, niños y adolescentes que aún quedan muy preocupantes.

“México tiene una carga, una doble carga de malnutrición, por un lado uno de 10 o más de uno de 10 de las niñas y niños menores de 5 años padecen desnutrición crónica y por el otro lado nos hemos visto rebasados por la epidemia declarada de sobrepeso, obesidad y diabetes mellitus, pues uno de cada 3 niños y niñas de 6 a 11 años registra sobrepeso y obesidad”, dijo Skoog tras recibir el Premio Campeones de la Salud 2019.

Una de las principales preocupaciones de Unicef en México, agregó, es el etiquetado de alimentos y bebidas, que todavía es poco comprensible.

“Por eso estamos trabajando con las nuevas autoridades de salud, así como la academia y sociedad civil en un etiquetado frontal que sea claro para los consumidores. Estamos trabajando también en el fortalecimiento de las las regulaciones y  el control de la publicidad de productos ultraprocesados dirigidos a niñas, niños y adolescentes.

“Desde Unicef reiteramos nuestro compromiso con la infancia y la adolescencia en México de disfrutar sus derechos; seguiremos trabajando con todos los actores clave, uniendo esfuerzos para garantizar que cada niña, cada niño, cada adolescente en el país tenga todos sus derechos cumplidos”, expresó.

bl