NACIÓN

Así terminó el dinero de la Cruzada contra el Hambre: en cuentas de otros países

Sedesol pagó a Radio y Televisión de Hidalgo más de 955 mdp para sondeos de impacto y spots , pero dispersó ese dinero en empresas y en cuentas bancarias

  • LA SILLA ROTA / MILENIO / DATA CÍVICA
  • 19/12/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Así terminó el dinero de la Cruzada contra el Hambre: en cuentas de otros países

Tercera de tres partes

Parte de esta información fue publicada por La Silla Rota en febrero de 2018. La investigación periodística para complementar el trabajo fue realizada entre septiembre y diciembre de este año.

Entre 2014 y 2015, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) pagó a Radio y Televisión de Hidalgo (RTVH) más de 955 millones de pesos para la elaboración de sondeos que midieran el impacto de programas sociales, y para la producción y transmisión de spots que mostraran avances de la Cruzada Nacional contra el Hambre, pero en vez de realizar esos trabajos, dispersó ese dinero entre decenas de empresas, y un porcentaje ($66.1 millones de pesos), convertido en dólares, se fue a cuentas bancarias… en China, Pakistán y Corea del Sur, en Asia; Israel, en Medio Oriente; Dinamarca y Bélgica, en Europa; Ecuador, en América del Sur; y Miami y Nueva York, en Estados Unidos

Por este caso, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) presentó dos denuncias ante la Procuraduría General de la República (PGR), el 27 de octubre de 2017, y el 23 de octubre de 2018.

Cuando la Auditoría detectó que las transferencias hacia el extranjero se hicieron a través de Banco Monex y CI Banco solicitó ayuda a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda (SH), mediante oficios fechados entre el 2016 y el 2018, para que investigara quiénes fueron los beneficiarios finales de esos recursos, de acuerdo a información obtenida por LA SILLA ROTA y Milenio.

A este caso, el gobierno federal ya le da “seguimiento”, según funcionarios de Hacienda, quienes verifican si el gobierno anterior atendió la petición de la ASF, y si profundizó o no en las pesquisas.

¿Quién estaba a cargo de la UIF en ese entonces? Alberto Bazbaz, entre 2013 y enero de 2018, cuando renunció para dirigir el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen). Sus jefes fueron Luis Videgaray, quien abandonó la SH en septiembre de 2016, y José Antonio Meade, quien renunció en noviembre de 2017 para ser candidato presidencial del PRI.

1,633 mdp mal usados de la Cruzada contra el Hambre

Bazbaz fue Procurador de Justicia del Estado de México cuando Enrique Peña Nieto fue gobernador de la entidad, y es recordado por el polémico caso de la niña Paulette.

La UIF ahora está a cargo del exfiscal electoral, Santiago Nieto.

De acuerdo con investigaciones de la ASF, el dinero salió del país bajo el amparo de dos paquetes de convenios entre Sedesol y RTVH, y contrataciones simuladas con decenas de empresas. Esto habría sido orquestado desde la Ciudad de México por una funcionaria de la Dirección General de Recursos Materiales y Servicios Generales de la Sedesol (entonces encabezada por Rosario Robles), que de acuerdo a indagatorias en curso -a las que se tuvo acceso para este reportaje-, era Claudia Morones Sánchez.

Morones sabe rastrear dinero público: entre 2008 y 2012 trabajó haciendo auditorías como Jefa de Departamento en la Dirección Financiera Federal de la ASF.

El 1 de marzo de 2012, en el gobierno de Felipe Calderón, asumió como subdirectora de Comunicación Social de Sedesol, en donde laboró hasta abril del 2013. Luego abandonó el cargo. Regresó a la administración pública el 1 de enero de 2014, como directora de área en la Dirección General de Recursos Materiales y Servicios Generales de la Sedesol, donde permaneció hasta el 30 de septiembre de 2015, un mes después de la salida de Robles.

Días después, el 16 de octubre de 2015, asumió como subdirectora de área en la Dirección General de Recursos Materiales y Servicios Generales del Registro Agrario Nacional, órgano desconcentrado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), que para entonces ya encabezaba Robles.

¿CÓMO SE OPERÓ EL DESFALCO?

La ASF ha documentado que la ruta del dinero inició con los convenios que Sedesol pagó a RTVH por los sondeos de opinión sobre programas sociales y spots de la Cruzada. El primero de esos paquetes consistió en tres convenios con fechas del 2014, por 353.6 millones de pesos. El segundo fue de otros tres convenios, con fechas del 2015, por 601.6 millones de pesos.

RTVH argumentó no tener capacidad para realizar esos trabajos y subcontrató a proveedores. Para los convenios de 2014 contrató a 34 empresas; para los de 2015, a 27.

La ASF encontró irregularidades: que los convenios no se firmaron en las fechas inscritas en el papel, que los proveedores no realizaron los materiales asentados en los contratos, y que el dinero se diluyó en más subcontrataciones y transferencias a bancos.

Parte de esta trama pudo conocerse gracias a los testimonios aportados a la ASF por exfuncionarios de RTVH que, aseguran, fueron obligados a firmar los convenios con Sedesol.

El exdirector de Coordinación Financiera y Planeación de RTVH, Carlos Becerril Vargas, aseguró que el plan se tramó desde 2014, cuando dos directores de Sedesol (que no se identifican en el expediente) visitaron dos veces al entonces director de RTVH, Sergio Islas Olvera, en Pachuca. Ahí acordaron que Morones, la funcionaria de la Sedesol en Ciudad de México, se encargaría de los contratos y los pagos. Ella decidiría a qué proveedores subcontratar.

Becerril fue aprehendido en marzo de 2017, acusado de negociaciones indebidas por 500 millones de pesos y liberado seis días después a cambio de que aportara más pruebas, pero no cumplió y fue reaprehendido en abril del 2018.

Islas Olvera se declaró culpable en diciembre de 2017 de negociaciones indebidas por 77 millones de pesos y aunque obtuvo el beneficio de no ir a prisión a cambio de pagar el monto imputado, no cumplió y hoy está prófugo.

Un año después de esas reuniones, el 1 de abril del 2015, el Subdirector de Contenidos, Omar Paz; el Subdirector Jurídico, Noé Mohedano Badillo, y el Director Jurídico de RTVH, Aldo Martínez, acudieron a la Sedesol, en Ciudad de México, por órdenes de su jefe y Director General de RTVH, Sergio Islas.

Se encontraron con Morones. Esa junta, según los testimonios recabados por la ASF, tuvo tres objetivos: que los funcionarios de RTVH firmaran el primer paquete de convenios, por 353.6 millones de pesos, con fechas anteriores a la reunión (17 y 20 de marzo, 6 de mayo y 11 de septiembre de 2014); que plasmaran sus firmas en 48 contratos con los 34 proveedores subcontratados; y que el Subdirector de Contenidos, Omar Paz, recibiera cajas con materiales audiovisuales ya elaborados, que supuestamente realizarían los proveedores subcontratados.

Otra reunión se celebró el 27 de mayo de 2015 con el mismo objetivo: firmar el segundo paquete de convenios, ahora por 601.6 millones, con fechas anteriores a mayo del 2015, plasmar firmas en 36 contratos con otros 27 proveedores, y recibir otras cajas con materiales ya elaborados.

Al menos 16 de esas 27 empresas sirvieron en 2016 para el mismo esquema de subcontrataciones con el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social.

Pese a que no hicieron los trabajos, a los primeros 34 proveedores RTVH les pagó 334.3 millones de pesos, el 94.5 por ciento de lo estipulado en los convenios. A los siguientes 27 proveedores se les repartieron 567.6 millones de pesos, el 94.3 por ciento de lo fijado en los convenios. El resto, $53.4 millones de pesos, se lo quedó RTVH… como "utilidad".

El daño patrimonial exacto señalado por la ASF es por 955 millones 311 mil pesos, que incluye esa "utilidad" de RTVH.

DÓLARES EN FUGA

Pero ese dinero no se quedó en las cuentas bancarias de los proveedores. Éstos sólo sirvieron como canal para mover recursos.

Los 334.3 millones de pesos de los convenios de 2014 se dispersaron en otras 10 empresas.

Los 567.6 millones de los convenios de 2015 fueron dispersados entre 12 compañías.

De los 334.3 millones de pesos, las empresas Sttudio Originale Capicci México, Comercializadora HDP y Comercial Merchandise New Rise compraron divisas y depositaron, en dólares, 16.5 millones de pesos a Banco Monex, y 9.02 millones de pesos, también en dólares, a CI Banco.

Después, dos empresas, Desarrollo Comercial El Olivo y Servicios Empresariales Helte, ordenaron a Banco Monex enviar ese dinero a cuentas en Dinamarca, Miami, China, un destino “no identificado”, y Nueva York.

Por órdenes de la empresa Dasismex, los 9.02 millones de pesos que se depositaron en CI Banco fueron a cuentas en China, Corea del Sur y Nueva York.                                              

De los otros 567.6 millones de pesos, los de 2015, Desarrollo Publicitario ADP, Servicios Empresariales Helte, Serviúnicos, y Servicios NLMK, le depositaron a Monex, en dólares, el equivalente a 20.7 millones de pesos, y por órdenes de Desarrollo Comercial El Olivo una parte fue repartida hacia cuentas en China, Ecuador, Bélgica, Israel, Corea del Sur y Nueva York, mientras que el resto fue a una cuenta en Miami, por petición de Servicios Empresariales Helte.

También le depositaron 19.9 millones de pesos a CI Banco y por órdenes de las empresas America Highway Electronics Network, Comercializadora Texdenim, Litográfica CCL y Neitor Textil, fueron repartidos en Corea del Sur, China, Pakistán y Nueva York.

De los 35 pagos que en 2015 hizo RTVH a las cuatro empresas que movieron el dinero a los bancos, 31 movimientos por $306.4 millones de pesos se hicieron antes del 27 de agosto de 2015, fecha en que Rosario Robles salió de Sedesol.

Un movimiento, por $11.9 millones de pesos, se hizo ese mismo día.

Tres movimientos, por $45.3 millones de pesos, se hicieron el 3 de septiembre de 2015, ocho días después de su salida.

Aunque se le solicitó su opinión sobre el caso, la exsecretaria Robles optó por no referirse al asunto.

Hasta ahora se desconoce quiénes son los beneficiarios finales de estas operaciones en el extranjero; en cuentas de quiénes terminaron esos 3.3 millones de dólares (al tipo de cambio de hoy). Solo la UIF podría saberlo y darlo a conocer…

En este reportaje, que consta de tres entregas, participaron Paris Alejandro Salazar, Alondra Olivera, Margena de la O, Axel Chávez, Eduardo de la Rosa y Sandra Romandía (LA SILLA ROTA); Carolina Torreblanca (Data Cívica); Rafael López Méndez, Vanessa Job, Rafael Montes y Melissa Del Pozo y Juan Pablo Becerra-Acosta M. (Milenio)



mlmt