MUNDO

Las implicaciones de la denuncia contra Maduro en La Haya

La solicitud de 6 países se apoya en dos informes elaborados por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU y la OEA

  • REDACCIÓN
  • 27/09/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Las implicaciones de la denuncia contra Maduro en La Haya
Se unen 6 países para denunciar a Nicolás Maduro ante La Haya, debido a la crisis extendida a otras regiones (Foto: web)

Argentina, Colombia, Chile, Paraguay, Perú y Canadá firmaron este miércoles una carta dirigida a la Corte Penal Internacional (CPI), con sede en La Haya, en la que piden que se inicie una investigación sobre los crímenes contra la humanidad que está cometiendo el régimen venezolano.

Los países de la región condenaron la ruptura del orden constitucional en el país y debatieron cómo hacer frente a la crisis humanitaria, que ha sido trasladada a sus regiones mediante el éxodo de venezolanos que piden ayuda al no contar con ahorros o llegar en mal estado de salud.

La corte nunca ha abierto un caso referido por un gobierno en contra de otro; durante décadas los gobiernos latinoamericanos se han adherido a un principio de no intervención en los asuntos domésticos de las naciones vecinas. Sin embargo, varios países ahora consideran que el desastre económico de Venezuela se ha convertido en una amenaza regional. La oleada de migrantes ha resultado también en el alza de tasas delictivas, y ha golpeado los sistemas de salud y educación de otros países.

La solicitud se apoya en dos informes elaborados por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU y la Organización de Estados Americanos (OEA).

El presidente peruano, Martín Vizcarra, afirmó que las “graves violaciones de los derechos humanos” que se están cometiendo en Venezuela justifican que se active este mecanismo de denuncia previsto por el tribunal de La Haya.

El paso de los cinco países, sin embargo, no implicará la apertura automática de una investigación en La Haya ya que eso depende de la Fiscalía del tribunal.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, aprovechó para calificar la maniobra de los cinco países latinoamericanos como una estrategia para “agredir” al gobierno que preside Nicolás Maduro. “Utilizan como sustento de la denuncia del informe de un hombre que quiere la intervención y la guerra”, añadió en referencia al secretario general de la OEA, Luis Almagro. “Es un sicario”, acusó.

El presidente de Colombia, Iván Duque, cree que llegó el momento de que se adopten las sanciones necesarias para lograr una transición en el país. “Lo que ocurre en Venezuela es triste”, lamentó, “es una dictadura que ha arruinado todas las libertades, que ha perseguido a todo un pueblo y que es la causante de una grave crisis humanitaria”.
Trump está dispuesto a reunirse con Maduro 

Coincidiendo con la celebración de la Asamblea General de la ONU, un grupo de alto nivel convocado por Colombia se reunió para crear un mecanismo que movilice fondos para asistir a los países que acogen inmigrantes venezolanos.

En el encuentro participaron Estados Unidos, con el vicepresidente, Mike Pence, Canadá y España, representada por el titular de Exteriores, Josep Borrell.

Los participantes urgen a un diálogo nacional franco e inclusivo entre el gobierno y la oposición venezolana. “La solución a la crisis solo vendrá cuando Venezuela reencuentre el camino del reconocimiento”, añadió el presidente de Brasil, Michel Temer, que hizo también un llamamiento a la solidaridad con los desplazados.

Los mandatarios de estos seis países han dado hoy un paso histórico y sin precedentes en la historia de nuestra América, generando un hito fundamental en aras de la justicia, la rendición de cuentas, la no repetición y la reparación a las víctimas de la dictadura venezolana”, dijo Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos, en un comunicado.

VENEZUELA YA ERA INVESTIGADA

El tribunal había abierto un examen preliminar ante denuncias de violaciones de derechos humanos en Venezuela, un primer paso para que haya una investigación formal y para que se puedan presentar cargos penales.

La corte dice que estudia acusaciones de que las fuerzas de seguridad de Venezuela han usado exceso de fuerza contra manifestantes, que han detenido arbitrariamente a opositores políticos y que han cometido “serios abusos” contra prisioneros.

En general, las investigaciones de la CPI duran años y los expertos indican que es poco probable que se presenten pronto.

Sin embargo, el sentido de urgencia que confieren los países en la carta podría resultar en que el caso sea priorizado por la corte.

LAS IMPLICACIONES 

Varios vecinos de Venezuela han buscado aislar al gobierno de Maduro conforme sus tendencias autoritarias han crecido en los años recientes; también han buscado cómo aprovechar o ahondar posibles divisiones entre el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

La amenaza de un proceso ante La Haya “probablemente estimule al círculo interno a unificarse” dijo Fernando Cutz, antes funcionario de alto rango de la Casa Blanca que trabajó en temas de política latinoamericana durante los gobiernos de Barack Obama y de Donald Trump, pero también podría llevar a otros a darle la espalda a Maduro, añadió.

¿PARTICIPARÁ ESTADOS UNIDOS?

Washington ha intentado convencer a los líderes latinoamericanos de que adopten una mano más dura frente a Venezuela. Pero es poco probable que el gobierno de Donald Trump respalde esta solicitud a la CPI.

Durante su discurso ante la Asamblea General este año, Trump describió la crisis venezolana como una “tragedia humana”, pero también criticó a la Corte Penal Internacional: “En lo que concierne a Estados Unidos”, dijo, la corte “no tiene legitimidad ni autoridad”.

Cabe mencionar que hace poco el tribunal en La Haya anunció un examen preliminar de violaciones a los derechos humanos en Afganistán que podrían incluir actos cometidos por soldados u oficiales de inteligencia estadounidenses.

mlmt