METRÓPOLI

Le invitó un refresco y luego la violó: la confesión del asesino de Giselle

Roberto se dijo culpable del feminicidio de la menor de 11 años y en su primera audiencia confesó el crimen

  • REDACCIÓN
  • 31/01/2019
  • 11:15 hrs
  • Escuchar
Le invitó un refresco y luego la violó: la confesión del asesino de Giselle
Le invitó un refresco y luego la violó: la confesión del asesino de Giselle (Foto Especial)

Roberto confesó que secuestro, abusó sexualmente y asesinó a Giselle, de 11 años de edad, en Chimalhuacán, Estado de México; luego se declaró culpable.

De acuerdo con la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), la mañana del 19 de enero Giselle arribó al cibercafé propiedad de Roberto, donde solicitó una computadora para, desde su cuenta de Facebook, enviarle un mensaje a su mamá.

LEE ADEMÁS: José mató a machetazos a su mamá en Sonora

Mientras la menor de 11 años esperaba la respuesta de su madre, Roberto dijo que le invitaba un refresco en su casa, la cual estaba a un costado del negocio, ella aceptó.

Ya dentro de su domicilio, Roberto sometió a Giselle y la llevó a su recamara donde abusó sexualmente de ella.

Posteriormente, Roberto golpeó a Giselle en el estómago, y le tapó la boca con la mano derecha hasta asfixiarla.

Tras cometer el crimen, el hombre de 51 años reabrió el cibercafé, como si no hubiera pasado nada.

Al poco tiempo los padres de la menor de 11 años llegaron al establecimiento, donde le preguntaron por su hija, él respondió que no la había visto.

Roberto mantuvo el cuerpo de Giselle en su recamara hasta la noche, donde la arrojó en un predio de Ixtapaluca, junto con la ropa de la niña y algunos objetos.

TAMBIÉN LEE: Hallan corazón de un niño en casa del “Monstruo de Ecatepec”

De acuerdo con el fiscal mexiquense, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, una sábana y los videos de vigilancia fueron parte primordial para dar con el asesino.

El cuerpo de Giselle fue encontrado junto con dicha sábana, la cual era utilizada como cortina en el cibercafé donde laboraba Roberto. Dentro de la sábana, según detalló el fiscal, estaba la ropa interior de la pequeña.

Además, precisó Gómez Sánchez, las cámaras de seguridad señalan que la menor de 11 años nunca salió del cibercafé.

Cuando elementos de la FGJEM acudieron al cibercafé preguntando por el caso de Giselle, Roberto les ofreció mil pesos para que no lo vincularan con el crimen, por ello, en primera estancia, fue detenido por cohecho.

Tras concederles un juez la orden de cateo, la FJEM acudieó al cibercafé donde encontraron la recámara, ahí hallaron elementos "detectaron elementos coincidentes con los recogidos en el lugar del hallazgo".

PUEDES LEER: Edomex: la millonaria alerta que no detuvo feminicidios

“Solito él se declaró culpable y sí, la justicia ya llegó para Giselle, es algo muy aterrador todo lo que él mismo declara, la forma en que lo hizo y cómo victimizó a mi sobrina”, SEÑALÓ Sergio Martínez, tío de la víctima.

Actualmente, Roberto se encuentra vinculado a proceso y está detenido en el penal de Neza-Bordo.

Con información de Milenio y Noticieros Televisa

rgg