LA CADERA DE EVA

¿Cómo viven la sexualidad los hombres trans?

Los hombres trans, dentro de la diversidad sexo-genérica, son los que menos placer sexual tienen: Mateo Gorga, sexólogo y hombre trans

  • ITZEL NICTÉ UC DOMÍNGUEZ
  • 27/04/2021
  • 18:17 hrs
  • Escuchar
¿Cómo viven la sexualidad los hombres trans?
¿Cómo viven la sexualidad los hombres trans? Foto: Pexels

La sexualidad continúa siendo un tabú, algo de lo que no se habla y de lo que existe poca información. La desinformación y el tabú se agravan cuando se trata de la sexualidad en  personas trans, debido a la discriminación y la falta de conocimiento sobre las diferencias entre el sexo, el género, la orientación sexual y la identidad de género

"La orientación sexual es hacia quién siento atracción, ya sea física o emocional, con quién puedo establecer un vínculo" explicó Mateo Gorga, psicólogo, sexólogo y hombre trans, en entrevista para El Podcast de Eva.

Mateo explicó que la identidad de género y la orientación sexual no son lo mismo. "La identidad de género es con qué género me identifico yo. La identidad de género es algo personal, es algo que uno se cuestiona", afirmó el experto.

Para las personas trans, la sexualidad no es como las creencias sociales hegemónicas indican, incluso, se enfrentan a muchas dificultades para obtener placer sexual.  "Hay estudios que comprueban que los hombres trans, dentro de la diversidad sexo-genérica, son los que menos placer sexual tienen", afirmó el sexólogo, quien desea enfocar su trabajo profesional al tema de la sexualidad en hombres trans.

Lee: Género y medio ambiente, apuesta por un cambio civilizatorio

Mateo Gorga se cuestiona la dificultad de los hombres trans para acceder al placer, a pesar de la potencialidad que otorgan los genitales de las personas con vulva, debido a la presencia del clítoris. Sin embargo, las características biológicas de las personas con vulva traen otras complicaciones:

"Hay mucho que también está relacionado con el tabú que existe alrededor del placer sexual en muchos sentidos, pero especialmente en aquellas personas de corporalidad con vulva"


La disforia de género durante el sexo

De acuerdo con el sexólogo, la disforia de género, desde el discurso médico, es el rechazo a las características sexuales secundarias o, en algunos casos, también a los genitales, cuestión que interviene en la sexualidad de las personas trans.

"Mucho de lo que hay que enfocar es el reestructurar esta cuestión de la disforia de género y lo que nos han enseñado", dijo Mateo. "En una sociedad heteronormada como en la que vivimos, si quieres ser hombre, tienes que penetrar", agregó. 

Lee:¿Qué es la lesbofobia y cómo identificarla?

Mateo enfatizó la necesidad de cambiar las prácticas hegemónicas y heteronormadas de la sexualidad, para que personas cis y trans puedan disfrutar del sexo en su totalidad. El experto recomienda iniciar con el autoerotismo, porque gran parte de la posibilidad de disfrutar con otras personas se relaciona con estar cómodo con uno mismo. 

"Hay que desapegarnos de las prácticas que son coitales forzosamente y volver a darnos cuenta de que nuestros orgasmos y nuestro placer es nuestro. Más allá de un género, es un cuerpo respondiendo a un estímulo", afirmó.


Ser hombre trans

"Soy mi propia ratita de laboratorio; todo el tiempo yo me estoy poniendo en esta situación de vivir algo antes de hablarlo", cuenta Mateo al hablar sobre su propia experiencia siendo un hombre transexual.

Tras cuestionar y experimentar, Mateo llegó a la conclusión de que no por ser un hombre trans tiene que penetrar necesariamente, pese a las creencias hegemónicas, coitales y heteronormadas de la sexualidad y el erotismo. 

Lee: ¿Cómo comenzar a cuestionar la masculinidad?

"Sí ha sido una constante de mí mismo alejarme de ciertas creencias, de experimentar, de conocerme y reconocerme, de ver que mi cuerpo responde más allá del género en el que me lee la gente", afirma. 

Como sexólogo y hombre trans, Mateo recomienda experimentar, empezar por uno mismo, conocer qué es lo que excita a cada quien, así como comenzar a cuestionar lo que nos han dicho que es deseable en el sexo.