ESTADOS

Las incógnitas en torno a la muerte de dos adolescentes en Río Blanco, Veracruz

Son señaladas por las autoridades como integrantes de un grupo delictivo, mientras que familiares y testigos dicen que se trató de una ejecución extrajudicial

  • REDACCIÓN
  • 13/03/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Las incógnitas en torno a la muerte de dos adolescentes en Río Blanco, Veracruz
La versión de los familiares contrasta con la de la policía (Foto. tomada de la web)

Veracruz (La Silla Rota).-El 10 de marzo, en el municipio de Río Blanco, en la región de Orizaba, las hermanas adolescentes Nefertiti y Grecia Camacho murieron a manos de la policía, tras un enfrentamiento entre un supuesto comando armado de Veracruz y elementos municipales.

Una foto difundida a través de redes sociales por testigos, muestra a una de dos jóvenes viva y sin armas junto a un policía de esa entidad, lo que podría confirmar la versión de que las dos hermanas fueron víctimas de una ejecución extrajudicial. Sin embargo, según la policía, las dos mujeres de 14 y 16 años “eran criminales”  que participaron de la balacera.

La versión de la familia

La familia de las hermanas Nefertiti y Grecia Camacho Martínez, de 16 y 14 años de edad, dicen que las dos menores de edad fueron ejecutadas por policías en Río Blanco, Veracruz.

Testigos citados por la prensa local coinciden en que las adolescentes tenían tiros de gracia. Según la policía, las dos mujeres de 14 y 16 años “eran criminales”.

TE RECOMENDAMOS: Policías acusados de desaparición forzada fueron proveedores del gobierno

La foto difundida muestra a la joven sentada, sin armas. Poco después, otra foto la muestra desangrándose en la banqueta, ya sin vida.

Según estas versiones las hermanas Nefertiti y Grecia Camacho Martínez, de 16 y 14 años de edad, habrían sido ejecutadas por policías en Río Blanco, Veracruz. De acuerdo con medios locales, las jóvenes iban al cine y que quedaron en medio del enfrentamiento. “En las redes se afirma que ellas intentaron explicar que únicamente pasaban por el lugar pero recibieron disparos a quemarropa. En una de las fotografías que ha circulado, se observa a una de las menores sentada y sin armas y posteriormente tirada sobre la banqueta ya muerta”.

“De acuerdo con esas versiones, los familiares de las hermanas exigirán que se les realicen estudios para probar que ellas no accionaron ningún arma de fuego. Conforme a diversas fotografías que circulan, la sospecha es de que el escenario de los hechos fue alterado y se sembraron armas”.

El reporte policial

Sin embargo, los hechos narrados por los testigos y familiares no corresponden con el reporte policial, el cual establece que el enfrentamiento se dio cerca de las 15:30 horas, en el lugar conocido como Puente Nacional, cuando elementos de la policía marcaron el alto a una camioneta tipo Honda, que no hizo caso a las indicaciones. 

Según estas versiones, entonces inició una persecución que terminó con un enfrentamiento a balazos que dejó como saldo la muerte del conductor de la unidad particular y de las dos adolescentes, que eran hermanas, así como la detención de una persona y la fuga de otros dos cómplices. 

En estas posturas se asegura que las fotos subidas a los grupos de noticias de Facebook en Orizaba, son borrosas y poco nítidas. 

La fotografía detonó una serie de especulaciones de parte de los ciudadanos quienes afirman que la jovencita no murió en el enfrentamiento, sino que fue ejecutada con el tiro de gracia. 

Otros, especulan en sus comentarios sobre la participación de las hermanas acusando a las autoridades de sembrar y componer la escena para culparlas. 

Yunes habla del caso

En torno al caso, el gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares fue cuestionado al respecto en su rueda de prensa dominical, rechazando indicios de lo señalado por la población. 

"Dicen se opone a lo que sucedió y lo que sucedió es lo oficial, de lo que toma nota la Fiscalía General del Estado. La Fiscalía General del Estado no se basa en lo que dicen, en lo que dice el señor X, la Fiscalía General del estado se basa en hechos concretos". 

Y agregó: "Hubo un enfrentamiento, las personas dispararon en contra de los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y los elementos repelieron la agresión. Está demostrado que las tres personas están vinculadas a la delincuencia organizada. Es muy lamentable que mujeres jóvenes participen, pero en estos hechos se acreditó que así fue". 

Sin embargo, no sería la primera vez que agentes de la policía de Veracruz son acusados de ejecutar a civiles. Esas fuerzas policiales han sido señaladas de operar escuadrones de la muerte que dieron muerte, durante estos años, a decenas de ciudadanos, muchos de ellos jóvenes.

A finales de febrero se dio a conocer que la policía del estado de Veracruz, infestado de corrupción, creó unidades que empleó tácticas de guerra sucia para secuestrar, matar y hacer desaparecer a por lo menos 15 personas, en su mayoría jóvenes, sospechosas de ser informantes y “mulas” de los cárteles del narco, de acuerdo con acusaciones presentadas por la Procuraduría estatal.

Las denuncias presentadas contra ex jefes de la policía de Veracruz muestran todas las señales de las violaciones de derechos humanos de las tristemente célebres campañas contra las guerrillas en los años de 1960 y 1970. La policía en sus patrullas recogía a los jóvenes, pero no registraba los arrestos. Los entregaba a escuadrones especializados en interrogatorios y torturas que funcionaban en la misma academia de policía, que luego los mataban y hacían desaparecer los cuerpos, según el acta de acusación.