ESTADOS

Viven momentos de pánico en un Soriana por una persecución

Una persecución de sujetos armados en la zona sur de Monterrey sembró anoche el terror entre los clientes

  • DAVID CASAS/ CORRESPONSAL
  • 18/09/2019
  • 06:41 hrs
  • Escuchar
Viven momentos de pánico en un Soriana por una persecución
En el interior de la tienda decenas de clientes tuvieron que correr. Foto Twitter

Monterrey, Nuevo León (La Silla Rota).- Hombres armados que habrían disparado contra policías y que destacaron una persecución provocaron el caos y el miedo al presuntamente refugiarse en una tienda Soriana del sur de la ciudad y que abre las 24 horas.

Puedes leer: Asesinan a dos jóvenes en NL; dejan cartulina con mensaje

Ante el operativo policial clientes y empleados de Soriana Contry, en Garza Sada y Alfonso Reyes buscaron donde esconderse o corrieron para ponerse a salvo ante un eventual tiroteo.

Los policías estatales y locales implementaron un dispositivo cuando tras la persecución en ese cruce tres hombres armados que habían disparado a los agentes hasta en siete ocasiones bajaron y huyeron, aunque logró detenerse a uno. Sin embargo, se presumió que otros habrían entrado al negocio.

Todo inició cuando en la Avenida Revolución, elementos de Fuerza Civil le marcaron el alto a un vehículo Mustang color negro en el que iban a bordo tres personas.

El conductor no se detuvo y uno de los hombres disparó en al menos siete ocasiones contra la patrulla 1952 lo que desató una persecución más hacia el sur hasta llegar a Garza Sada y Alfonso Reyes.

Ahí casi acorralados por los policías los hombres bajaron del vehículo para correr, pero uno de ellos fue detenido. Al parecer habrían intentado esconderse en el supermercado.

Policías de Fuerza Civil, Agencia Estatal de Investigaciones, Sedena y Policía de Monterrey armaron un operativo en el sector e  instalaron filtros de seguridad en puntos cercanos y en los alrededores pues presumieron que habían entrado a Soriana

Ante ello, en el interior de la tienda los clientes se espantaron, se refugiaron en vehículos y otros más quedaron en el interior del negocio con lo que de creó el caos y ante el miedo muchos se tiraron al piso aunque les dió oportunidad de tomar algunas fotografías y subirlas a redes sociales.

Los empleados y otros clientes se refugiaron en la zona de almacén y en los baños en busca de seguridad ante un posible enfrentamiento entre policías y hombres armados.

En el interior del supermercado fue detenido otro presunto responsable de los disparos a la policía y durante la madrugada se mantuvo un despliegue de seguridad en el sector pero no sé localizó al resto.

Los filtros de seguridad se instalaron en amplia zona del sur de la ciudad.

kach