ESTADOS

Sin avances, feminicidio de Citlali Donají, chiapaneca violentada en Tlaxcala

Familiares de la abogada marcharán este sábado en Tuxtla Gutiérrez; también habrá movilizaciones en Oaxaca y la entidad tlaxcalteca para exigir justicia

  • CHRISTIAN GONZÁLEZ/CORRESPONSAL
  • 16/09/2021
  • 13:34 hrs
  • Escuchar
Sin avances, feminicidio de Citlali Donají, chiapaneca violentada en Tlaxcala
Familiares de la abogada marcharán este sábado en Tuxtla Gutiérrez; también habrá movilizaciones en Oaxaca y la entidad tlaxcalteca para exigir justicia

TUXTLA GUTIÉRREZ.- Citlali Donají Guaxtitla Álvarez fue plagiada por tres hombres al salir de una plaza comercial en Tlaxcala, quienes se la llevaron en un coche a un sitio despoblado para golpearla en todo el cuerpo y, después, la aventaron a una barranca porque creyeron que estaba muerta.

TAMBIÉN LEE: Mueren sicarios tras enfrentamiento con la GN en Chiapas

No obstante, la abogada chiapaneca, casi inconsciente, logró salir, buscó ayuda y, cuando se sentía más estable, denunció el hecho ante la justicia de esa entidad.

El sufrimiento para ella no acabaría: ante las lesiones generadas el 17 de junio de este 2021, fue llevada al Hospital Regional de Tlaxcala, donde le efectuaron dos cirugías, pero como los médicos que la atendieron advirtieron que no podían hacer más, la enviaron a una clínica del IMSS de ese mismo estado para que le realizaran otras tres operaciones, con la esperanza de reconstruirle los intestinos y otros órganos que estaban casi deshechos.

La situación se complicaba y, por ello, la canalizaron a un Hospital de Especialidades en Puebla, en donde la mujer de 25 años de edad fue sometida a otro par de cirugías, sin embargo, el pasado 4 de septiembre falleció producto de las patadas y puñetazos que recibió, sobre todo en la parte abdominal.

Desde ese hecho, ni las autoridades tlaxcaltecas ni las poblanas han efectuado las investigaciones necesarias para atrapar a los agresores.

En entrevista para La Silla Rota, Cielo asegura que la carpeta de investigación se abrió en Tlaxcala por privación ilegal de la libertad, pero ante el deceso, las autoridades tipificaron el caso como feminicidio.

También hay una carpeta de investigación en Puebla porque ahí murió mi hermana; de hecho, pasaron tres días para que la pudiéramos sacar del Servicio Médico Forense, porque se tenía que determinar que su fallecimiento fue por la golpiza que le dieron

EL NOVIO, PRINCIPAL SOSPECHOSO

Aunque aún no se tiene identificado a quienes la violentaron, ella y otros familiares advierten que uno de los principales sospechosos es el novio de Citlali, también oriundo de Chiapas, a quien lo habían denunciado el 5 de abril de este mismo año porque la maltrataba física y sicológicamente. “Mi hermanita nos pidió ayuda para denunciarlo”, rememora.

Sin embargo, asevera Cielo, también están en la mira otros amigos que estuvieron la noche en que “levantaron” a su hermana. “Lo único que queremos es que se haga justicia, porque estas dos personas no se presentaron a declarar, y eso se nos hace raro, porque hasta hoy no sabemos nada de ellos”, externa.

Citlali vivió varios años en Tuxtla Gutiérrez con sus dos hermanas, hermano y sus papás, hasta que, una vez culminada la preparatoria, decidió estudiar la carrera en Derecho Penal en la Universidad Autónoma de Tlaxcala, la cual pretendía ejercer este año con la intención de apoyar a los más vulnerables, pero ya no lo logró.

Como Cielo considera que Guaxtitla se convirtió en una estadística más para las instancias de justicia, ahora esperarán que sean las autoridades chiapanecas las que intervengan y presionen para que los feminicidas sean atrapados y reciban una sentencia ejemplar.

A mi hermana la mataron desde ese día que la golpearon y la aventaron a la barranca, pero sabemos que Dios le dio fuerzas para sobrevivir tres meses, porque pudo denunciar, les vio los rostros a quienes la agredieron, pero no pudo decir nombres, solo eran vagos recuerdos porque estaba muy dañada


De hecho, acudieron ante las autoridades tlaxcaltecas para que además le dieran seguimiento a la denuncia por violencia que ejercía el novio en contra de ella, pero se negaron con el argumento de que Citlali no había acudido a algunas pruebas; no obstante, como estaba convaleciente, era imposible que se presentara.

Era una mujer muy valiente, tan alegre, divertida, pero le cortaron sus sueños, le cortaron sus alas, ella le echó ganas, consiguió lo que tenía por su gran esfuerzo; siempre ganaba becas, quería vivir, progresar… mi familia está destrozada


Ante la sed de justicia, familiares, amigos y grupos feministas efectuarán este sábado una marcha en esta ciudad tuxtleca; también habrá movilizaciones en Oaxaca, Tlaxcala y Puebla.

 

rst