ESTADOS

Hombres armados toman comunidad en sierra de Guerrero

Esta mañana, el vocero del Grupo Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia reconoció que llegaron unos 200 hombres armados

  • MARGENA DE LA O/ CORRESPONSAL
  • 12/11/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Hombres armados toman comunidad en sierra de Guerrero
Según sus palabras, pertenecen a la Policía Comunitaria de Heliodoro Castillo (Foto: Especial)

Chilpancingo, Guerrero (La Silla Rota). Una balacera ocurrida el domingo por la tarde, que terminó con varios muertos y casas baleadas exhibió otro conflicto de violencia en la puerta de la Sierra de Guerrero: centenas de supuestos autodefensas entraron a la comunidad de Filo de Caballos, municipio de Leonardo Bravo, que ahora conviven con policías estatales y militares que subieron, supuestamente, a apaciguar la zona.

Esta mañana, una vez que se confirmó la balacera, el vocero del Grupo Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, sólo reconoció que llegaron unos 200 hombres armados que se mueven en “actitud pacífica”.

Pobladores huyen de la violencia en Guerrero

La versión oficial es que en Filo de Caballos ocurrió un enfrentamiento entre civiles armados y policías estatales el domingo. Alrededor del mediodía, cuando los policías estatales recorrían la comunidad, hombres armados embozados los atacaron.

Esta información la difundió el Grupo Coordinación Guerrero por la tarde, cuando era público que habían ingresado a Filo de Caballos hombres armados que se identificaron como integrantes del Frente de Policías Comunitarias del Estado de Guerrero (FPEG), creado apenas el 3 de noviembre pasado en Apaxtla, con la participación de otros municipios.

Con esta ocasión ya suman varios los hechos violentos ocurridos en Filo de Caballos. Hace dos meses unos hombres armados llegaron y atacaron a los policías rurales que vigilaban la localidad; además dispararon casas y carros.

En ese ataque los hombres quemaron cinco carros sobre la carretera que conecta a Chilpancingo con la Sierra.

Después de ese ataque, profesores, médicos dejaron de asistir porque no tenían garantías para subir. Además, el transporte público canceló sus viajes.

Esta vez también casi todos los servicios están suspendidos y provocó la salida de más de mil habitantes, según la denuncia de los pobladores que se quedaron.

La presencia armada

Los habitantes de Filo de Caballos tienen un saldo distinto al oficial: al menos siete civiles muertos y varios heridos, unas 20 casas baleadas y una de ellas incendiada, y 30 vehículos tiroteados.

De hecho, cuando la vocería del Grupo Coordinación Guerrero sigue sin reconocer el saldo de muertos, en un recorrido que realizaron reporteros por las casas baleadas en Filo de Caballos, vieron un cadáver abandonado en un terreno que funciona como patio trasero de una de las viviendas, ubicada por los habitantes como casa de seguridad.

En las calles del pueblo transitan hombres armados de todo tipo, es decir, militares, policías y supuestos autodefensas que se presentaron como policías comunitarios.

Ahí andaba el coordinador de la Policía Comunitaria de Heliodoro Castillo, Humberto Moreno Catalán, quien comentó que lograron entrar a Filo de Caballos después de más de cuatro horas de confrontación con otro grupo de hombres armados ya asentados en ese pueblo.

“La confrontación dio inicio alrededor de las 13:00 horas y concluyó como a las 6:00 de la tarde. Yo tuve cinco heridos, y en mi caso no me ha gustado esconder, ni mi nombre, ni mi rostro, porque siento en mi mente y mi corazón que ando luchando por una causa justa. Los menos 100 malosos no defendieron al pueblo, sólo defendían su territorio”, dijo en entrevista.

Los argumentos de la incursión, según comentó, es que la supuesta Policía Comunitaria se había reunido con ocho comisarios para crear una estrategia de pacificación de los pueblos de la Sierra y así lograr el libre tránsito desde Tlacotepec hasta Casa Verde, donde hay problemas desde hace meses. “Pero cuando iba a entrar a Filo de Caballos nuestra comitiva, fuimos recibidos a balazos, y por eso decidimos incursionar”, agregó.

Sus números sobre la incursión que lidera es de 3 mil personas o autodefensas armados en Filo de Caballos, pero en las calles del pueblo se vieron mucho menos a esa cifra. “Nos vamos a quedar aquí y si quieren fundar una comunitaria tendrán nuestro apoyo. De aquí nos vamos a ir a (las comunidades de) Campo de Aviación y Los Morros”, mencionó.

Estos autodefensas, que se hacen llamar ‘policías comunitarios de Heliodoro Castillo’ cuentan con el apoyo, repitieron, de los grupos de Teloloapan, Cuetzala y Cocula, también miembros del frente recientemente creado.

mvf