ESTADOS

Casinos en NL seguirán pagando impuesto para seguridad

Ministros rechazan petición de amparo y SCJN declara válido el gravamen que se aplica a las casas de apuesta desde 2017

  • DAVID CASAS/ CORRESPONSAL
  • 13/02/2020
  • 15:00 hrs
  • Escuchar
Casinos en NL seguirán pagando impuesto para seguridad
Ministros rechazan petición de amparo y SCJN declara válido el gravamen que se aplica a las casas de apuesta desde 2017

MONTERREY.- El pago de un impuesto a los casinos en Nuevo León, destinado a seguridad, seguirá como ha sucedido desde 2017

Lee también: Niño con autismo es golpeado por policías de NL

Por unanimidad, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia negó tres amparos a casinos de Monterrey contra el impuesto que se aplica desde 2017.

De esta forma, declaró constitucional el gravamen a juegos con apuestas que dejan a los municipios metropolitanos unos mil millones de pesos anuales.

Alcaldes metropolitanos y diputados locales externaron está misma semana el deseo de que la SCJN rechazara la inconstitucionalidad que solicitaban los empresarios de estas casas de apuesta.

La Ministra Yasmín Esquivel presentó dos proyectos que amparaban a las empresas Players Palace y Apuestas Internacionales, filial de Televisa, por considerar que sólo la Federación puede legislar sobre juegos y sorteos.

Los proyectos que amparaban eran resultado de un retorno, pues en septiembre de 2019, por 3 votos contra 2, la Sala había desechado un proyecto del Ministro Fernando Franco, que precisamente negaba el amparo; sin embargo, la Corte avaló el impuesto que se destina a la seguridad en las municipalidades.

De acuerdo con los ayuntamientos, Monterrey dejaría de recibir 30 millones de pesos; Guadalupe, 30 millones también; Apodaca, 25 millones, y Santiago 8 millones.

En 2017, la entidad creó el impuesto, que cobra a los clientes 10 por ciento del monto de sus apuestas, y a los casinos 6 por ciento sobre valor total de apuestas recibidas.

Los casineros buscaron derogar el gravamen mientras que legisladores y ediles, además de organizaciones civiles, formaron un frente común para evitar que la SCJN lo declarara inconstitucional.