ESTADOS

Caen cuatro por crimen de Ayelín, de 13 años, en Guerrero

Cuatro detenidos como probables responsables del asesinato de la niña Ayelín en la ciudad de Tixtla fueron trasladados al reclusorio de Chilpancingo

  • REDACCIÓN
  • 26/10/2020
  • 16:24 hrs
  • Escuchar
Caen cuatro por crimen de Ayelín, de 13 años, en Guerrero
Cuatro detenidos como probables responsables del asesinato de la niña Ayelín en la ciudad de Tixtla fueron trasladados al reclusorio de Chilpancingo. Foto Cuartoscuro

CHILPANCINGO.- Cuatro presuntos responsables del asesinato de la niña Ayelín, de 13 años, en la ciudad de Tixtla, fueron detenidos y trasladados al reclusorio de Chilpancingo y puestos a disposición del juez.

También lee: Encuentran mutilada a niña de 13 años desaparecida en Guerrero

Los sujetos vinculados a proceso, los probables responsables del delito de feminicidio en agravio de la menor de edad Ayelin, son Eliecer “N”, Aurelio “N”, La CuriaJuan Pablo “N”, El Tribilín, y Hugo “N”, La Zoe.

Ayelin desapareció en Tixtla el pasado 15 de octubre. Su cuerpo fue encontrado cortado en pedacitos a tan sólo 200 metros de su domicilio. Su familia fue quien localizó el cuerpo de la pequeña; algunas partes ya habían sido devoradas por los animales.

De acuerdo con la carpeta judicial C-193/2020, el 15 de octubre Ayelin recibió una llamada telefónica de su madre, Flora “N”, para avisarle que la esperaría en el establecimiento de su negocio de material de reciclaje en la colonia Santa Cruz de Tixtla.

La víctima se encontraba dentro del domicilio de su vecina cargando la batería de un teléfono móvil. Después, se dirigió por una vereda que da a la barranca de La Candelaria, con dirección a la carretera Tixtla-Chilapa. Mientras caminaba fue interceptada para llevarla a un lugar desconocido y posteriormente privarla de la vida.

ACUSAN FALLAS DE LA FISCALÍA

Afuera de la Fiscalía estatal, donde habían permanecido los detenidos desde el viernes pasado, familiares de uno de ellos denunciaron que se trata de un “chivo expiatorio”. Afirman que Juan Pablo de la Cruz Reyes es inocente.

Los familiares señalaron que el día que Ayelín desapareció, Juan Pablo estuvo en la casa de su madre, por lo que no pudo ser partícipe del crimen y cuando la joven apareció asesinada él estaba en Atliaca en la casa de sus suegros.

Además, denunciaron que él fue detenido por la Fiscalía en posesión de un cigarro de marihuana y llevado a la fiscalía que se encarga de atención al tema de narcóticos, y después, “de la nada”, lo cambiaron y le imputaron delitos del caso Ayelín.

“Es claro que la fiscalía está buscando a cualquiera para hacerlo culpable y así hagan parecer que trabajan”, señalaron los familiares.

Dulce Huasco Vázquez, esposa del detenido, indicó que la Fiscalía les ha negado toda información sobre la situación jurídica en que se encuentra su pareja y les habían dicho que el domingo por la madrugada sería liberado, una vez que se cumpliera el plazo, pues la cantidad de marihuana que se le encontró es mínima y no representa un delito grave.