ESTADOS

Brian, de 13 años, pidió permiso para salir a jugar; lo mataron a golpes

El niño fue localizado en un arroyo, con huellas de haber sido asesinado a golpes

  • REDACCIÓN
  • 27/04/2021
  • 21:50 hrs
  • Escuchar
Brian, de 13 años, pidió permiso para salir a jugar; lo mataron a golpes
Brian fue localizado en un arroyo, con huellas de haber sido asesinado a golpes. Foto Especial

PLAYAS DE ROSARITO.- El domingo, Brian -de tan solo 13 años de edad- pidió permiso a su abuela para salir a jugar en el parque que está frente a su casa. Esa vez fue la última que lo vieron con vida.

También lee: La verdadera historia detrás del "niño del Oxxo"

Su tía Manuela, quien ayudó en la búsqueda durante gran parte de la noche y madrugada del lunes, cuenta que Brian era un niño bien portado, por eso no entiende cómo fue posible que alguien lo asesinaran y con tanta saña: a golpes.

Según una nota de El Imparcial, alrededor de las 20:00 horas del domingo, el niño pidió permiso para salir a jugar con sus amigos al parque, su abuela lo cuidaba, pues su mamá se encontraba trabajando, por lo que lo autorizó a salir media hora.

Fue hacia las 23:00 horas cuando recibió la llamada de un familiar preguntando por Brian, a lo que ella dijo no saber dónde podría estar el niño, así que se unió a la búsqueda. Recuerda que se pidió apoyo en redes sociales y a taxistas.

Su cuerpo sin vida estaba tendido a un lado del arroyo, tenía huellas de violencia y el rostro desfigurado.

A la búsqueda para dar con su paradero, se unieron más familiares y vecinos, pero fue hasta la mañana del lunes cuando una de sus tías lo localizó por el arroyo y dio aviso a la policía.

ABUELA EXIGE JUSTICIA

Que encuentren al asesino y que se haga justicia, exige Gloria Benítez Rodríguez, abuelita de Brian Efrén Cortez Rodríguez.

Hasta el momento, la Fiscalía General de Justicia de Baja California no ha dado avances.

“Fue algo muy horrible lo que le hicieron, un crimen atroz, de verdad que nadie se merece eso, y menos mi niño que era tan chitito, mi niña (hija) esta inconsolable, está destrozada, siente como si le arrancaron el corazón, ya quiere morir también junto con su bebé, la hemos tenido con puros calmantes porque no para de llorar”.

“Le destrozaron el rostro y mi hija no puede apartar esas imágenes de su mente, pensando en lo que sufrió a manos de su o sus victimarios”.


rst