ESTADOS

A 3 años de Alerta de Género en Quintana Roo, escasos avances

Activistas advierten un retroceso en la garantía de los derechos humanos y la libre protesta, así como lentos avances en la Alerta de Género en Quintana Roo

  • ALEJANDRA GALICIA / CORRESPONSAL
  • 29/12/2020
  • 21:49 hrs
  • Escuchar
A 3 años de Alerta de Género en Quintana Roo, escasos avances
Activistas advierten un retroceso en la garantía de los derechos humanos y la libre protesta, así como lentos avances en la Alerta de Género en Quintana Roo. Foto Alejandra Galicia

CANCÚN.- A tres años de la declaratoria de la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) en Quintana Roo, los avances son nulos, mientras que los delitos y abusos aumentan.

También lee: La farsa de la mudanza de las dependencias a los estados

Al menos dos gobernadores han enfrentado el incremento de la violencia feminicida en la entidad: el exgobernador Roberto Borge, quien ninguneó la llegada de la alerta, y Carlos Joaquín González, quien en su gobierno creó una plataforma para colocar indicadores e informes.

En tanto, activistas advierten un retroceso en la garantía de los derechos humanos y la libre protesta, así como pocos avances en la misma Alerta, que en su misión de disminuir la violencia ha quedado “estancada” en indicadores.

Fotos Alejandra Galicia

Ante el incremento de la violencia feminicida en la entidad, en enero de 2016 se creó el Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario, en el que participan investigadores y autoridades encargadas de atender y prevenir la violencia contra las mujeres; este mismo grupo de personas expertas son quienes revisan los informes que entrega el gobierno sobre la Alerta de Violencia de Género.

A decir de las activistas, la falla que proviene del Estado es aún más compleja, toda vez que sí existen avances en algunos indicadores de violencia feminicida, trata de personas y otros delitos sexuales, como son la construcción de inmuebles, capacitación a algunos sectores de funcionarios y creación de protocolos; sin embargo, en la entidad aún no es comprensible la utilidad de la perspectiva de género, por lo tanto no se construyen indicadores que midan problemáticas que impactan y laceran la vida de las mujeres.

Yunitzilim Rodríguez Pedraza, activista feminista, investigadora e integrante del Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario, denuncia que el gobierno estatal construye reportes y entrega evidencias numéricas de cumplimiento, sin verificar o dar seguimiento hacer un trabajo real por las víctimas, lo que ha significado incluso el rechazo de dichos informes oficiales.

Analizando un intento de informe que hizo el gobierno estatal, hicimos señalamientos y críticas directas. No nos llenen de tantos documentos y números, eso no, necesitamos indicadores de medición de cumplimiento de la Alerta de Violencia de Género, en ese entonces, ese informe no se les aceptó y se les dijo que se tenían que establecer indicadores, trabajamos en indicadores y ahora nos han emitidos algunos


“Nos presentan informes grandísimos, lo hacen para confundirnos, para decirnos, ya cumplimos, se los he dicho personalmente, soy acompañante de mujeres que presentan denuncias en las Fiscalías Especializadas y desde que llego, veo que no la atienden adecuadamente, la hacen esperar dos horas, no hay asesor victimal, no le dan atención, no le preguntan si corre peligro, si tiene donde trasladarse con sus hijos e hijas”, se queja la feminista.

LA LUCHA

La investigadora explicó que en Quintana Roo la primera solicitud de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres fue para municipios de la zona norte, entre ellos, Benito Juárez, Cozumel, Isla Mujeres, Lázaro Cárdenas y Solidaridad en 2015, misma que fue aceptada por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (CONAVIM) el 31 de diciembre de 2015.

El 7 de julio de 2017, Quintana Roo se hace oficial la declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres y se emitieron más de 10 recomendaciones para que la entidad hiciera cambios en su legislación, creación de protocolos y acciones para disminuir la violencia feminicida.

Mientras se hizo oficial la Alerta en Quintana Roo, el 20 de junio de ese año ya se había solicitado una segunda alerta para los municipios de Benito Juárez, Solidaridad, Cozumel, Othón P. Blanco y Tulum, por el incremento de delitos de trata de personas y violencia sexual contra las mujeres.

La activista detalló que en esta segunda solicitud de alerta se estudiaría a los municipios de Othón P. Blanco y Tulum, pues el resto de municipios ya tenían una declaratoria previa.       

En 2019, Marea Verde Quintana Roo solicitó una ampliación de la Alerta de  Violencia de Género contra las Mujeres para los municipios de Othón P. Blanco y Felipe Carrillo Puerto, por el incremento de feminicidios y agravio comparado.

Posteriormente, el 15 de enero de 2020, la Comisión de Derechos Humanos estatal presentó formalmente la ampliación de la Alerta de Género para los municipios del sur, convirtiéndose en la tercera solicitud.

VIOLENCIA SIN DESCANSO

La incidencia de la violencia feminicida y delitos sexuales ha ido en crecimiento en Quintana Roo, la pandemia no detuvo a agresores, ya que durante el inicio del confinamiento por la pandemia, el pasado 13 de marzo, y hasta el 20 de diciembre, fueron violadas 573  personas en la entidad, de las cuales 140 fueron violentadas en la temporada más crítica de contagios (marzo-junio), la mayoría mujeres y menores de edad, periodo en el que el semáforo epidemiológico marcaba rojo y después naranja a nivel federal.  

De acuerdo con datos de la Fiscalía en Delitos contra la Libertad Sexual y el Libre Desarrollo de la Personalidad, en marzo fueron reportados 57 casos, en abril 30, en mayo 27 y junio 26 violaciones, para los meses siguientes el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) ha reportado 48 violaciones en julio, 54 en agosto, 68 en septiembre, 71 en noviembre y 55 hasta el20 de diciembre de este año. En materia de feminicidio este 2020 han perdido la vida 13 mujeres.

ABREN TARDE PÁGINA DE TRANSPARENCIA

Cuatro años después de que fue solicitada la primera Alerta de Género contra las Mujeres y tres de su declaratoria oficial, el pasado 25 de noviembre de este año, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, el Instituto Quintanarroense de la Mujer (IQM) anunció la apertura de una plataforma para transparentar algunos datos sobre la Alerta de Género.

La presentación de la plataforma del IQM relacionada con la Alerta fue dada a conocer 15 días después de que policías de Cancún disuadieran con disparos de arma de fuego a mujeres feministas reunidas en la explanada del Ayuntamiento de Benito Juárez, que exigían justicia por el feminicidio de Bianca Alejandrina Lorenzana Alvarado, también conocida como Alexis, una joven de 20 años que fue encontrada descuartizada.

La plataforma fue presentada por la directora del IQM, Silvia Damián López, y también participó el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González en un encuentro virtual. Ambos funcionarios pronunciaron compromiso para tomar acciones en la prevención, atención y erradicación de la violencia.

Para Yunitzilim Rodríguez Pedraza, la autoridad estatal creó la plataforma a petición o recomendación del grupo de especialistas.

“Esto lo efectuaron porque los pedimos como Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario, no porque el estado haya dicho sería bueno que lo hiciéramos, lo hacen porque se lo exigimos dentro del grupo de trabajo, son reactivos no tienen políticas ni acciones, ni voluntad para que esto avance, es claro, no es prioridad para el gobierno, lo están haciendo porque está dentro del mecanismo de la alerta y tienen que cumplir para no verse mal”.

La investigadora reconoció que sí han existido avances oficiales en la Alerta de Violencia de Género -como la creación de protocolos-, si han dado cursos de capacitación a funcionarios públicos, construcción de algunos inmuebles para la atención a la mujer y compra de mobiliario; sin embargo,  la falla está en la atención, porque no existe suficiente personal que tenga conocimientos para dar contención a las víctimas y escases de asesores victímales, que crean un ambiente de revictimización.

Agregó que después de cuatro años trabajando en la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres, las emociones son de frustración, porque a pesar de que han existido avances formales, no se reflejan en la realidad que viven las mujeres del estado.

Para revertir esta situación, defensoras de derechos humanos han emprendido otras acciones y estrategias para obligar a los poderes de gobierno a que impulsen políticas públicas o acciones para que las mujeres alcancen una vida libre de violencia y el ejercicio de su derecho a decidir sobre su propio cuerpo.

“Sabemos que somos incómodas, porque lo que señalamos es lo que está mal, pero deberían vernos como unas aliadas, porque al final el estado debería funcionar. Aun así nos critican, nos reprimen, y esto que pasó con el congreso demuestra qué tanto nos falta, como entidad bajo una declaratoria de Alerta de Violencia de Género, que se supone que todas y todos los servidores públicos deberían tener por lo menos algunos elementos básicos de perspectiva de género, de derechos humanos; entonces, esto que pasó en el Congreso (la represión policiaca) demuestra qué tan mal estamos, qué tanta simulación ha sido durante estos cuatro años”, sostuvo la investigadora.

Actualmente, la Red Feminista Quintanarroense cumplirá el primer mes de haber tomado las instalaciones del Congreso local para solicitar el debate sobre la despenalización del aborto, cuyo proceso fue pospuesto hasta abril de 2021. A través de colectivas, han confirmado que mantendrán el plantón dentro de la sede legislativa y continuarán en mesas de trabajo con el gobernador estatal para atender 54 puntos colocados en un pliego petitorio desde el pasado 16 de noviembre.