ESPECIALES LSR

Así atraca la banda de “El Gordo Relojero” en Polanco

Este grupo delictivo, de acuerdo con informes de Inteligencia de la Policía capitalina, también se dedican a la venta de droga y al robo a negocio con violencia

  • ANTONIO NIETO
  • 05/02/2019
  • 21:00 hrs
  • Escuchar
Así atraca la banda de “El Gordo Relojero” en Polanco

Si portas un reloj de lujo en la calle, puedes ser víctima de la banda de “Los Gordos Relojeros”.

Obtienen el “pitazo” de empleados de valet parking, meseros, cadeneros y hasta limpiaparabrisas; después te vigilan y te siguen hasta que encuentran el momento indicado para ponerte una pistola en la cabeza.

Este grupo delictivo, de acuerdo con informes de Inteligencia de la Policía capitalina, también se dedican a la venta de droga y al robo a negocio con violencia.

Su líder, Arturo Aldana BarreraEl Gordo” fue detenido por agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de CDMX en Polanco, luego de que intentara apoderarse de un Rolex.

No es la primera vez que va a prisión, como otros miembros de la organización delictiva.

Esta banda opera en San Ángel, Bosques de las Lomas, el Pedregal, la Del Valle, Nápoles; Polanco-Chapultepec, Condesa, Coyoacán y la zona comercial de Paseo de la Reforma.

Ancianos, los más robados en la CDMX

CONOCEDOR RELOJERO

En algún tiempo, Arturo Aldana Barrera “El Gordo” trabajó en una casa de empeño del Centro Histórico. Allí conoció como distinguir un reloj de lujo auténtico de uno falso.

Aprendió sobre los materiales, las maquinarias y los detalles que las grandes marcas dejan en sus relojes como signos de autenticidad.

El Gordo” puede reconocer un reloj costoso a distancia.

Nació el 15 de diciembre de 1973 y desde entonces es vecino del Centro; con éste sería su quinto ingreso a prisión.

Fue detenido por primera vez en 2001 y antes de su captura este fin de semana, la última vez que había pisado la cárcel fue en mayo de 2017.

Con base en la puesta a disposición, él y uno de sus principales colaboradores, Miguel Callejas Salazar, estaban dentro de un Seat León negro, placas MSD-9714, estacionado en Avenida Revolución y Plaza del Carmen, en San Ángel.

Acababan de robar un Rolex a un empresario, pero fueron detectados por agentes del Estado Mayor Policial.

Consta en la carpeta C-FCI/ACI/UI-3C/D/48/05-2017 que, además del reloj, se les incautó un revólver con cinco cartuchos y una bolsa con medio kilo de mariguana.

SUS NEXOS CON ASALTANTES DE NEGOCIO

La peligrosidad de “Los Gordos Relojeros” va más allá de hurtar relojes de lujo.

Uno de los principales operadores de su líder, Arturo Aldana Barrera “El Gordo”, se dedica también al robo a negocio con violencia.

Conforme a lo establecido en informes de la SSC capitalina, este personaje es Miguel Callejas Salazar, de 25 años de edad.

Él fue arrestado junto con “El Gordo” en 2017, después de hurtar un Rolex en San Ángel.

Ambos obtuvieron su libertad, pero Callejas fue detenido nuevamente en junio de 2018.

Según la puesta a disposición, él e Isaac García Galván despojaron a un muchacho de un reloj Michael Kors y 3 mil 400 pesos.

Ello ocurrió a las 14:30 horas del 26 de junio en Avenida San Cosme y Serapio Rendón, en la San Rafael. Agentes del Estado Mayor Policial se dieron cuenta de los hechos y persiguieron a los sospechosos hasta que lograron atraparlos.

Sin embargo, la investigación posterior reveló que Callejas estaba relacionado con el asalto a comensales de una taquería, dos días antes, en la colonia Nápoles, alcaldía de Benito Juárez.

¿Cómo fue ligado? Porque cámaras de la taquería captaron a Callejas amagando a los clientes; asimismo, los responsables huyeron en un Seat Toledo vino, modelo 2013 y placas 398-SKY.

En este mismo vehículo fue capturado Callejas y su presunto cómplice tras apoderarse de dinero y un reloj Michael Kors en la colonia San Rafael, el 26 de junio del año pasado.

Pesquisas posteriores revelaron que “Los Gordos Relojeros” están detrás de decenas de asaltos, se calculan al menos una veintena, consumados entre 2017 y este año.

Incluyen robo a transeúnte, comensales de diferentes negocios y, su especialidad, relojes de lujo.

Un video en poder de La Silla Rota expone la forma en que operan. El 20 de enero pasado, “El Gordo” siguió a un joven que portaba un Rolex hasta un negocio de muebles de diseño en San Ángel.

El Gordo” fingía hablar por teléfono, pero en realidad vigilaba a su víctima, quien se distrajo al estar platicando con una empleada.

El ladrón fue paciente y en un punto más o menos “ciego” para las cámaras del lugar, amenazó a punta de pistola al joven, para inmediatamente quitarle su reloj.

Las videocámaras del sitio lo grabaron cuando huyó del establecimiento y abordó un Volkswagen Jetta negro.

El sábado pasado, hizo exactamente lo mismo con otra persona, pero ahora en Polanco; no obstante, pudo ser arrestado por agentes de la SSC.

Por quinta vez, fue enviado a la cárcel imputado por robo con violencia.

mlmt