ESTADOS

Así fue el ascenso del CJNG en Nayarit

Durante el gobierno de Roberto Sandoval, el CJNG comenzó a adentrarse en la entidad hasta llegar a ser la organización criminal con mayor presencia en el estado

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 13/02/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Así fue el ascenso del CJNG en Nayarit
Hace unos días grabaron este video con agentes secuestrados. (Especial).

De rodillas, las manos atadas, recitando un mensaje escrito... atrás de ellos, vestidos de negro y encapuchados, los captores empuñando armas largas. Este escenario que recuerda a prácticas realizadas por grupos terroristas no sucedió en medio oriente, sino en México y, para ser más exactos, en Nayarit.

Se trata de dos elementos de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), Octavio Martínez Quiroz, de 26 años, y Alfonso Hernández Villavicencio, de 28. Los captores son presuntos miembros del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

De acuerdo con la Procuraduría General de la República (PGR), los dos agentes estaban en una reunión familiar, descansando en Nayarit, cuando el 5 de febrero les perdió la pista.

Reaparecieron este domingo 11 de enero cuando el video se viralizó en redes sociales, obligados a leer un mensaje en el que dicen los mandaron a Nayarit a "hacer inteligencia" con toda la libertad de actuar,  a fin de eliminar a los objetivos.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Chocan autoridades y expertos sobre presencia de CJNG en CDMX

Es decir, tenían permiso de torturar, secuestrar y robar, "sin respetar mujeres, niños, ni mayores".

No se ha sabido nada más de ellos, ni de su paradero, ni información adicional que pueda explicar a detalle lo que sucedió con los agentes de la SEIDO.

Aunque la PGR no ha confirmado, ni negado si es realmente el CJNG el que levantó y realizó el video con Martínez Quiroz y Hernández Villavicencio, todo podía indicar que sí.

Durante el gobierno de Roberto Sandoval, el CJNG comenzó a adentrarse en la entidad hasta llegar a ser la organización criminal con mayor presencia en el estado.

De acuerdo con la PGR, en noviembre del 2011, mes en el que Sandoval entró a la gubernatura, el Cártel de Sinaloa y los Beltrán Leyva se disputaban el control de Nayarit, con una mayor presencia de esta última organización.

 

Fuente: PGR

Para abril de 2015, la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos le daba el control absoluto de la entidad nayarita al CJNG, con una ya ligera presencia del Cártel de Sinaloa y los Beltrán Leyva.

Fuente: DEA

Y en noviembre del año pasado, con Sandoval de salida, la PGR continuó ubicando al cártel con mayor presencia precisamente en esa entidad.

Pero, ¿a qué se debe que el CJNG se haya hecho del control del narcotráfico en Nayarit?

Sobre el tema, Javier Oliva, especialista en seguridad pública, cita a la Organización de las Naciones Unidas (ONU): “no hay crimen organizado sin la protección del poder político".

Durante el sexenio de Sandoval hubo varios indicios de que había algún tipo de colusión entre el cártel dominante y las autoridades.

Los Beltrán Leyva tenían territorios marcados en Nayarit, sin embargo, el término de su alianza con el Cártel de Sinaloa, así como la férrea lucha del Gobierno Federal en su contra, provocó la fracción de la organización criminal.

Dicha fractura hizo que la organización perdiera varios territorios que controlaban, entre ellos Nayarit. Este hecho que fue aprovechado por el CJNG.

Nemesio Oseguera Cervantes, "El Mecho", líder del CJNG

La inmersión del CJNG en Nayarit, provocó una disputa violenta con, sobre todo, el cártel de los Beltrán Leyva.

Sin embargo, la balanza se inclinó a favor del CJNG, pues la persecución de las Fuerzas Armadas se hizo sentir más del lado de los Beltrán Leyva.

Sobre todo el 10 de febrero del año pasado, cuando en un fuerte y letal operativo de la Marina fue abatido en Tepic: el considerado líder máximo de los Beltrán Leyva, Juan Francisco Patrón Sánchez, "El H2", junto con 11 miembros del grupo delictivo.

Un video difundido en redes sociales muestra el momento en que un helicóptero UH-60M Black Hawk arremete contra el inmueble donde se encontraba "El H2".

La sospecha de los vínculos de las autoridades nayaritas y el CJNG se hizo evidente cuando, semanas después de la caída de “El H2”, el 29 de marzo del 2017, en San Diego California, Estados Unidos, fue detenido Édgar Veytia, en ese entonces Fiscal General de Nayarit, acusado de introducir droga a ese país.

En ese momento se destapó la cloaca y autoridades estadunidenses vincularon a Veytía con el CJNG, lo que explicaría por qué dicho cártel hizo de Nayarit uno de sus bastiones.

Aunque Sandoval se deslindó del fiscal, la relación de ambos era tan cercana que cuando "El H2" fue abatido, Veytia pretendía regalarle al gobernador la casa donde dicho narcotraficante cayó. Un "trofeo de guerra" con tres plantas, dos cúpulas y un enorme patio con alberca.

Esto, de acuerdo con El Financiero, medio que señaló que la propiedad ya estaba en proceso de trámites en las notarías para que legalmente fuera para Sandoval.

Según fuentes de la Fiscalía nayarita y de la Secretaría de Seguridad Pública de la entidad, consultadas por El Financiero, la muerte de “El H2” significaba la erradicación de los Beltrán Leyva de la entidad, para así dejar vía libre a sus nuevos aliados: el Cártel de Jalisco Nueva Generación.

LEE ADEMÁS: ¿QUÉ ES "EL CÁRTEL DE ECATEPEC"?
No era la primera vez que Veytia le regalaba algo a Sandoval. En 2014 diferentes medios evidenciaron que el exfiscal obsequió varios de los ranchos que tiene en su poder el ahora exgobernador, así como caballos purasangre, y una propiedad en Tepic de 300 hectáreas conocida como "La Resolana".

El último año de la administración de Sandoval estuvo lleno de hechos de violencia y señalamientos de corrupción, así como vínculos con el crimen organizado, mismos que terminaron con la aprobación de un juicio político en su contra incentivado por el Congreso de Nayarit, el pasado 10 de enero.

Las cifras evidencian el aumento de la violencia en Nayarit. De enero a noviembre del 2017 se registraron 255 asesinatos en la entidad, el mayor número de casos registrados en los últimos cinco años en el estado.

Incluso, los homicidios dolosos aumentaron 653% en 2017, en comparación con el 2016, año que se reportaron 39 asesinatos.

Los delitos de narcomenudeo denunciados en la entidad nayarita también aumentaron, al pasar de 188 en todo el 2016, a 269 el año pasado.

Todo, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) de la Secretaría de Gobernación (Segob).