METRÓPOLI

Zona Divas: entre la prostitución, la trata y el narco

El crimen ha envuelto la página de escorts, desde el feminicidios, acusaciones de trata y vínculos con el crimen organizado

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 17/04/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Zona Divas: entre la prostitución, la trata y el narco
Zona Divas: entre la prostitución, la trata y el narco (Foto tomada de la web)

Zona Divas, página online de escorts, salió a la luz luego de que varias de sus colaboradores fueron asesinadas en el último año: Karen, Kenny y Genesis.

Sin embargo, diferentes acusaciones rodean está página de internet que se encuentra en el límite de lo legal y lo ilegal.

La trata

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) rescató a 18 mujeres extranjeras, quienes presuntamente eran víctimas de trata de personas.

Los hechos ocurrieron este 17 de abril en la colonia Ciudad Deportiva, delegación Benito Juárez.

A través de un comunicado, las autoridades capitalinas detallaron que 10 mujeres de nacionalidad venezolana, siete colombianas y una paraguaya fueron las liberadas.

El rescate se dio luego de que se liberara una orden de cateo como consecuencia de una investigación relacionada con el portal Zona Divas.

En varias ocasiones, dicha página ha sido señalada por trata de personas, sin embargo, lo ha negado.

Hace diez años, varios miembros de la página fueron detenidos por lenocinio, tráfico de indocumentados, actividades con uso de recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada.

Sin embargo, todos los inculpados fueron liberados sin que se les pudiera comprobar los delitos.

Además, a la vista de quien ingrese, el portal presume un anuncio donde aseguran que las mujeres trabajan independientemente y no son obligadas, repudiando así la trata de personas.

Sostienen, a través de un comunicado en su sala de prensa, que tienen las “manos limpias” y que los señalamientos son “mentiras” y “manipulación”.

Vínculo con el narco

Tras el asesinato de Kenny, el caso más reciente relacionado con escorts de Zona Divas, salió a la luz una constante en las víctimas: el crimen organizado.

Dos de las mujeres asesinadas y damas de compañía en Zona Divas tenían alguna relación con presuntos miembros de la venta de drogas en la Ciudad de México.

Por ejemplo, Kenny era pareja de Brayan Mauricio González, alias "El Pozole", miembro de la organización criminal "La U" de Tepito. Incluso, se presume él es el asesino de la joven venezolana.

“El Pozole” era amigo de Karen, otra escort de origen argentino, quien también fue asesinaba supuestamente por el mismo Brayan Mauricio González.

LEE ADEMÁS: Daniel, el presunto asesino de escorts en la CDMX

Por si fuera poco, investigaciones de las autoridades capitalinas sostienen que las escorts llegan a ser reclutadas por narcotraficantes para guardar armas y traficar drogas.

Incluso, se compartieron imágenes de Kenny posando con armas largas y con un paquete de lo que parece ser cocaína.

Los delincuentes se aprovechan de la situación en la que se encuentran las escorts para involucrarlas en el narcotráfico, utilizan la vulnerabilidad de las mujeres para prometerles estabilidad económica y seguridad, sin embrago, terminan ocultando armas, así como trasladando y distribuyendo drogas o explotadas, secuestradas o asesinadas.

Catálogo de escorts, ilegal

Si bien, Zona Divas se ha librado de las acusaciones de trata, su catálogo de escorts es ilegal, así lo detalla la ley contra la trata de personas.

Las mujeres son exhibidas en fotos, detallan edad, medidas, en algunos casos costos y servicios, así como el número para comunicarse con la mujer en cuestión a través de Whats App.

También, en Twitter, diversas cuentas sirven como un acercamiento más a posibles clientes.

PUEDES LEER: Upskirting: acoso sexual en pleno corazón de la CDMX

Fotos en poca ropa, páginas web del catálogo al que pertenecen, en este caso Zona Divas, y la forma de contactarse con ellas, llenan los perfiles de dichas cuentas, las cuales llegan a tener miles de seguidores

De acuerdo con el artículo 32, están prohibidos los anuncios sexuales en cualquier tipo de medio, lo que significaría una pena que va de los dos a los siete años de prisión.