YOSOITU

Por acoso, CJF separa a magistrado

La Judicatura considera que su conducta le impide seguir desempeñándose como juzgador federal, pues no se ajustó a los principios de excelencia y profesionalismo

  • 25/05/2011
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
 
Por hostigamiento laboral contra una de sus subordinadas, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) determinó no ratificar en su cargo al magistrado Miguel Ángel Ramos Pérez.
 
De manera unánime el pleno del CJF separó a Ramos de su cargo a partir del 24 de mayo, al considerar que su conducta le impide seguir desempeñándose como juzgador federal, pues no se ajustó a los principios de excelencia y profesionalismo que exige la Constitución.
 
Ramos Pérez se desempeñaba como magistrado de Circuito, integrante del Primer Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Segundo Circuito, con residencia en Toluca, estado de México.
 
En 2006 fue suspendido sin goce de sueldo tras ser acusado por una de sus subordinadas de acoso sexual.
 
El CJF afirmó que la delicada función que tienen encomendada los juzgadores no puede cumplirse por funcionarios que no respetan al personal bajo su mando y que los acosan para tener relaciones distintas a las laborales.
 
El Consejo de la Judicatura concluyó que los que incurren en este tipo de conductas no sólo afectan a quienes son objeto de las mismas, sino también a la sociedad, pues se aprovechan de su jerarquía para denigran, humillan y someten a sus subalternos.