El alfil del Yunque

Por: Roberto Rock L.

INFORME CONFIDENCIAL 21/11/2013 12:41 p.m.

El alfil del Yunque

LEE TAMBIÉN

Jaloneo entre PRI y PAN por la segunda vuelta electoral

El PAN quiere que la elección presidencial del próximo año tenga segunda vuelta para dar legitimidad al ganador de los comicios presidenciales, el PRI se niega


"Estructura mata popularidad", aleccionaba Juan Manuel Oliva, ex gobernador de Guanajuato, a un grupo de aliados con los que cenó la noche de este miércoles en el restaurante del hotel "Lucerna" de Tijuana, Baja California, hasta donde llegó para promover su candidatura extraoficial para la presidencia nacional del PAN.
 
Oliva es uno de los más vistosos integrantes del "Yunque", organismo informal de Acción Nacional que agrupa a su ala más conservadora. El actual líder de este sector es Marco Antonio Adame, ex gobernador de Morelos.
 
"Josefina (Vázquez Mota, ex candidata presidencial panista) se lanzará sin contar con estructura; está perdida y ni siquiera podrá acercarse a disputar una segunda vuelta, en la que quedaremos únicamente (Gustavo) Madero y yo", añadió durante su conversación, que condujo en forma abierta e incluso con desparpajo, a pesar de que en su entorno había varias mesas ocupadas por otros comensales.
 
"Me han preguntado si me retiraré de la contienda, pero yo les digo de ninguna manera. Estamos sumando muchos apoyos en otras entidades, como ahora aquí", añadió el guanajuatense al referirse a Baja California, entidad donde recientemente asumió la gubernatura el también panista Francisco Kiko Vega, quien como los restantes gobernadores de filiación blanquiazul, no ha expresado sus preferencias en favor de ninguno de los competidores visibles a dirigir al PAN, si bien se le atribuye cercanía con el actual presidente, Gustavo Madero, quien busca ser reelecto.
 
El deslucido peregrinar de Oliva da cuenta del declive en la fortaleza del "Yunque", una fracción que durante los años recientes logró negociar en forma monolítica posiciones dentro de las estructuras del partido y candidaturas. Su estrategia ha sido eficaz al grado de permitirle ocupar espacios mayores a los que debería permitirle su dimensión real.
 
Una revisión de las fuentes de soporte del "Yunque" refleja, sin embargo, un debilitamiento progresivo, pues ha perdido posiciones estratégicas, como las gubernaturas de Nuevo León, Jalisco y Morelos, al tiempo que en Puebla fue desplazado por el grupo de Rafael Moreno Valle, más pragmático. Por primera vez en la historia reciente del panismo, el "Yunque" podría no ir unido a un proceso interno, lo que lo despojaría de capacidad de inclinar la balanza a cambia de obtener amplias prebendas.
 
Lo mismo podría ocurrir, se anticipa, en el caso de los gobernadores emanados del PAN o refugiados en sus siglas. Pese a que el citado gobernador poblano Moreno Valle anunció que los mandatarios panistas tendrían un posicionamiento en bloque en favor de alguno de los contendientes por la presidencia blanquiazul, es remoto que ello suceda. Será el caso referido  de Kiko Vega, cuyo apoyo se anticipa en favor de Gustavo Madero, mientras que otros de sus colegas podrían manifestarse en favor de Ernesto Cordero e incluso del ya mencionado Oliva o -muy improbable- de Josefina Vázquez Mota.
 
Hasta ahora Gustavo Madero luce en camino a lograr su reelección. De hacerlo deberá agradecerlo a los errores de sus adversarios, a méritos indudables de su estrategia, y a una pequeña ayuda de sus amigos en el gobierno de Enrique Peña Nieto. Este apoyo se ha expresado mediante el hecho de que Madero fue constituido por el gobierno federal como un canal válido para realizar gestiones en favor de los gobernadores y los alcaldes panistas, quienes de esta forma deberán contraer compromisos con el chihuahuense en tiempos de campaña.
 
El principal bloque opositor a Madero lo constituyen quienes fueran colaboradores del ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, encabezados por Ernesto Cordero, sin duda el operador político más cercano a Calderón. Pero el ex secretario, el también frustrado aspirante a la candidatura presidencial panista y ahora senador, no pudo impedir la modificación de los estatutos del PAN ni el cambio de criterios para elegir a los nuevos dirigentes en todo el país, lo que traerá el desmoronamiento de la influencia de Calderón y su grupo en los dos principales espacios de poder en el PAN: su Comité Ejecutivo Nacional y su Consejo.  Una vez que éstos sean renovados en los primeros meses de 2014, la marcha de Madero a un nuevo término al frente de Acción Nacional será muy difícil de evitar.
 

De cumplirse lo anterior, dos figuras emblemáticas del panismo sufrirán un debilitamiento que pueden adquirir magnitudes históricas: el "Yunque" y Felipe Calderón. Para bien o para mal, de ello surgirá otro PAN,  menos doctrinario, más cercano al poder y más impredecible cuando acuda a la cita con las urnas en 2015.


LEE TAMBIÉN

PAN pedirá anulación de elección en Coahuila

El secretario general del PAN, Damián Zepeda, afirmó que quien ganó la elección en Coahuila fue Guillermo Anaya





Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información