Cultura

Las prácticas sexuales prehispánicas que horrorizaron a los cristianos

A la llegada de los conquistadores, el cristianismo se horrorizo por algunas de las prácticas sexuales de los pueblos mosoamericanos
Las prácticas sexuales prehispánicas que horrorizaron a los cristianosNuestros antepasados tenían prácticas sexuales que para otros pueblos eran despiadadas (FOTO TOMADA DE WEB)

Alrededor del mundo para múltiples culturas de la antigüedad, el acto sexual, tenía un carácter mágico y profundo, era una relación directa entre el hombre y el cosmos; estaba estrechamente relacionado con la fertilidad de la tierra, las cosechas, el pasado y el futuro, y con todo el espectro de la vida humana.

 

La práctica sexual es un acto evolutivo para conservar la vida, un acto por demás natural. Un pueblo cuya moral oculta al sexo, es un pueblo que niega la naturaleza humana. Sin embargo, el cristianismo condena la exploración del cuerpo y repudiaba las prácticas sexuales de las naciones indígenas en Mesoamérica.

 

 

Los mayas concebían el erotismo como un principio organizador del mundo, relacionado a aspectos tan fundamentales para su cultura como el día y la noche, los colores, o  los puntos cardinales. La masturbación era un acto sagrado, el semen provoca algún efecto en el vientre femenino que hace brote la vida, al igual que el agua hace que brote la vida sobre los surcos en la tierra.

 

 

 

En diversas culturas en el mundo, la tierra representa una deidad femenina. Las tierras fértiles eran comparadas con las mujeres de caderas anchas, ambas creadoras de la vida.

 

 

Para los mayas y la mayor para la mayor parte de culturas mesoamericanas, el sexo entre individuos del mismo genero era algo común, para los aztecas se trataba de un delito castigado con la muerte.

 

La moral española, influida por el cristianismo y su desprecio sistemático al cuerpo, considera inaceptables todas estas prácticas que formaban parte importante de la cosmovisión de los pueblos mesoamericanos.

 

 

Entre los objetos prehispánicos que se conservan, hay objetos que cuentan la apertura hacia el sexo y la importancia que este tenía en la vida y el pensamiento antiguo. Estos objetos tenían fines rituales o masturbatorios, que muestran que el placer y el descubrimiento del cuerpo eran prácticas bien vistas. Algunos se parecen a consoladores modernos, hechos de madera con relieves de escena sexuales.

 

 

Después de la conquista un sinfín de estas piezas fueron destruidas, por considerar que faltaban a la moral, por que constituían un pecado que ofendía tanto a dios como al cuerpo humano. En su lugar los conquistadores impusieron el pensamiento cristiano que prohibía la exploración del cuerpo y reprimía estás prácticas sexuales.

 

 

Con información de Cultura Colectiva.

 

cms


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información