TRANSPARENCIA

Pagó 1.7 mdp la Profeco por remodelación del comedor de su titular

El ahora diputado federal Ernesto Nemer autorizó acabados de lujo para un espacio de 52 metros cuadrados que incluyeron piso de madera, luminarias, pergolado, laminados, plafón, pintura y servicio eléctrico; el exprocurador se defiende

PARIS ALEJANDRO SALAZAR 09/10/2018 09:00 p.m.



La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) pagó 1.7 millones de pesos por la remodelación del comedor de su titular en 2016, Ernesto Nemer Álvarez, en trabajos que incluyeron acabados de lujo para un espacio de 51 metros cuadrados.

LA SILLA ROTA tiene en su poder el contrato y la factura por la "prestación del servicio de mantenimiento integral al comedor del C. Procurador de las oficinas centrales", en el cual se autorizó pagar 7 mil 802 pesos el m2 de piso de madera, luminarias de 7 mil 750 pesos y pergolado de 10 mil 927 pesos el m2.

El contrato ITP 14/2016 en la Profeco se firmó durante la gestión del mexiquense Nemer Álvarez, hoy diputado federal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y conocido por la fotografía que publicó en Twitter de un niño lustrándole los zapatos en San Cristóbal de las Casas Chiapas. Por la imagen fue criticado en redes sociales y por organizaciones civiles por fomentar el trabajo infantil.

La Silla Rota acudió a las oficinas de Profeco para conocer el comedor y pedir la versión de la procuraduría sobre el contrato. Pero fue negado el acceso a la oficina del titular y hasta el cierre de esta edición no se concedió entrevista sobre el tema.



El equipo de administración de la Profeco aprobó en la remodelación del comedor del "C. Procurador", tras una invitación a cuando menos tres personas nacional electrónica se publicó el 27 de octubre 2016 y el fallo se emitió el 10 de noviembre de 2016.

Aldo Pavón Segura, coordinador General de Administración, quien trabajó en la Sedesol durante los mismos años que Nemer Álvarez, y Mauricio Eugenio Escobar, el proveedor, firmaron el contrato ITP 14/2016 el 18 de noviembre de 2016 por la remodelación del comedor del procurador Nemer Álvarez.

En el contrato se estableció que los trabajos se realizarían del 11 al 30 de noviembre de ese año, es decir, que los trabajos empezaron antes de la firma del contrato.

Se fijó la cantidad de 1 millón 702 mil 838 pesos con 55 centavos y se cubrió esa cantidad con la partida presupuestal 35101 "mantenimiento y conservación de inmuebles".

En la cláusula primera del contrato se lee que "el objeto del presente contrato lo constituye la obligación de EL PROVEEDOR de proporcionar a favor de LA PROCURADURÍA el servicio de mantenimiento integral al comedor del C. Procurador de las oficinas centrales de la Procuraduría Federal del Consumidor de conformidad con las especificaciones, funcionalidades, requerimientos, alcances y características técnicas contenidas en las cláusulas de este contrato".

Como lugar para la prestación se indicó el edificio sede de la Profeco ubicado en Avenida Vasconcelos No. 208 Colonia Condesa, Delegación Cuauhtémoc en la Ciudad de México, "durante las 24 horas de lunes a domingo".

La Dirección de Servicios Generales de la Profeco a cargo de Luis Manuel Flores Pérez, quien también trabajó en Sedesol en el mismo lapso que Nemer Álvarez, realizó la comprobación supervisión, verificación y aceptación de los servicios prestados por el contratista.

En el comedor se instalaron 51.4 m2 de piso de madera línea Lounge modelo Bamboo Steamed marca Parky y se pagaron 401 mil 022 pesos con 80 centavos, es decir, que cada m2 cuadrado costó 7 mil 802 pesos.

Los 401 mil 022 pesos del piso de madera de la Profeco superan el sueldo mensual del presidente Enrique Peña Nieto que asciende a 209 mil pesos; por lo que se pagó en la Profeco se pudieron entregar 367 apoyos de mil 092 pesos a adultos mayores del Programa 65 y más.

Al costo del piso de la madera se le suma el firme de concreto simple para nivelación, por el que se pagaron 41 mil 108 pesos, es decir, que solo por el piso se desembolsaron 442 mil 130 pesos con 80 centavos.

Por la instalación de 32.3 m2 de piso flotado y detalles en muro de madera Deck Cumarú se pagaron 287 mil 643 pesos, es decir, el m2 a 8 mil 905 pesos; y por la aplicación de pasta de resina acrílica texturizada en muros con superficie lisa para interiores se pagaron 45 mil 602 pesos.

Por la fabricación y colocación en pergolado de comedor de aplicación horizontal marca Formica Ralph Wilson se pagaron 196 mil 700 pesos; por la reubicación de salidas eléctricas para luminarias se pagaron 100 mil 450 pesos; y por la reubicación de salidas eléctricas para apagadores y contactos se desembolsaron 40 mil 605 pesos.

Además por instalación de falso plafón corrido de tabla roca se pagaron 53 mil 614 pesos; y por la pintura vinílica sobre muros, plafones y columnas se gastaron 59 mil 365 pesos.

Los acabados de lujo no terminaron ahí, se colocaron 30 metros lineales de tira led luz cálida en cajillos para iluminación indirecta y se desembolsaron 165 mil pesos, cada metro lineal tuvo un costo de 5 mil 500 pesos.

Por 12 luminarias Downlight Led 1400 Domo 15 watts marca Magg se pagaron 71 mil 400 pesos, por la instalación de luminario para sobreponer en riel se erogaron 93 mil pesos; y por 13 lámparas ahorradoras de energía para empotrar se pagaron 56 mil 550 pesos.

En diciembre de 2012, Ernesto Nemer Álvarez fue nombrado subsecretario de Desarrollo Social y Humano de la Sedesol, se mantuvo en el cargo en las gestiones de Rosario Robles y José Antonio Meade.

La titularidad de la Profeco quedó vacante con la renuncia de Lorena Martínez, quien dejó el puesto para buscar la gubernatura de Aguascalientes, por lo que el presidente Enrique Peña Nieto designó el 29 de febrero de 2016 a Ernesto Nemer Álvarez para ocupar el cargo, este último estuvo casado con Carolina Monroy del Mazo, prima del mandatario.

EXPROCURADOR DA SU POSTURA

En entrevista, el ahora diputado federal Ernesto Nemer Álvarez reconoció la existencia del contrato por el mantenimiento integral del comedor del procurador de la Profeco, y señaló que hubo omisiones en el desglose de los trabajos y gastos en el documento.


"Yo no autorice ni di instrucciones para que remodelación de lujo en la Profeco, el 1.7 millones de pesos es correcto, pero lo importante de esta cifra es que 1.4 millones se utilizó para el acondicionamiento y mantenimiento del comedor institucional, donde comen cerca de 350 trabajadores en tres turnos, cerca de mil colaboradores, y luego una bodega que se acondicionó para elaborar los exámenes de control y confianza, y ya 260 mil pesos se utilizaron para el acondicionamiento y mantenimiento del comedor del procurador, que está destinado desde el año 1989 cuando inicia la procuraduría en ese edificio de José Vasconcelos", expuso en entrevista.


El legislador federal reconoció que existe el comedor del procurador, "yo lo que digo es que nunca utilice ese comedor, ese espacio está ahí y que se utilizaba en algunos momentos para atender gente, pero no lo utilice nunca".

Aunque el contrato y la factura indica que los trabajos se realizaron sólo en el comedor del procurador, Ernesto Nemer Álvarez indicó que el mantenimiento incluyó el comedor institucional y una bodega, lo cual no contiene el documento.

"Habría que agregar al contrato que también se acondicionó el comedor institucional de los empleados y la bodega que se transformó para un área de control y confianza (...) Seguramente ahora que revisaron los temas administrativos hay que agregar esa parte", explicó.

A la pregunta de si no es o no un lujo pagar 8 mil 900 pesos el m2 de remodelación de piso y muro, es decir, 287 mil pesos en total por 32 m2, el legislador priista dijo que "lo importantes es que todo está auditado y supervisado, que no hay un gasto superfluo, no hay un gasto excesivo, finalmente es toda un área la que se remodeló piso, paredes, instalaciones eléctricas, etcétera".

Se le cuestionó si pagar 7 mil 800 pesos el m2 de piso de madera es un lujo, indicó "que hay que revisar con la auditoría qué se hizo, que salió solventada al 100% de los términos, de que la obra efectivamente se hizo, se concursó, se cumplió, y no hay un gasto superfluo".

Aseguró que pagar 400 mil pesos por 51 m2 de piso "no es un gasto superfluo, porque ahí están las medidas, la obra que se llevó a cabo, los precios unitarios y la obra que fue auditada.


LEA TAMBIEN


Sergio Mayer confunde a la Profepa con Profeco

Denuncia a través de su cuenta de Twitter, la muerte de fauna y contaminación de ríos en México

LEA TAMBIEN


Profeco te podrá arrestar hasta por 36 horas por esta razón

El titular de la dependencia advirtió que el próximo año se implementará el programa de ejecución de multas


AJ






Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información