TRANSPARENCIA

Esto gastó Presidencia en comida durante el sexenio de EPN

El Gobierno Federal reconoce que pagó 53 millones 460 mil 278 pesos para personal de Los Pinos

ÁXEL CHÁVEZ / CORRESPONSAL 06/11/2018 08:59 p.m.



En carne de pollo y pato; de res y cerdo; pescados y mariscos, así como quesos, lácteos y embutidos; abarrotes; agua, jugos y refrescos, la Presidencia de República gastó al menos 88 millones 557 mil 885 pesos en el sexenio de Enrique Peña Nieto para alimentar al personal de Los Pinos, aunque el gobierno actual asegura que para la presenta administración  sólo fueron 53 millones 460 mil 278 pesos.

LA SILLA ROTA identificó 64 contratos asociados a alimentos y bebidas en la base de datos de Compranet, los cuales también incluyen adquisición de utensilios para el servicio de comida, al igual que mantelería, y fueron otorgados entre diciembre de 2012 –cuando el exgobernador del Estado de México asumió el cargo– y abril de 2018.

Presidencia sólo reconoció 53 contratos desde 2011 en el sistema de compras gubernamentales, de los cuales, afirmó, 25 corresponden a la presente administración, por un importe de 48 millones 910 mil 450 pesos, de los cuales, añadió, se realizaron ocho convenios modificatorios por 4 millones 549 mil 828 pesos, por lo que el total es de 53 millones 460 mil 278 pesos.

TE PUEDE INTERESAR: GASTÓ SENADO 66 MDP EN ALIMENTOS Y BEBIDAS EN TRES AÑOS

Tras un requerimiento información para este trabajo, afirmó que el servicio de comedor se proporciona a un “aproximado” de 600 servidores públicos adscritos a la Oficina de Presidencia de la República (OPR), quienes, añadió, diariamente hacen uso de éste.

Entre los gastos para alimentación están 7 millones 812 mil 12 pesos en carnes de res y cerdo que la Coordinación General de Transportes Aéreos Presidenciales cargó al erario el 3 de enero de 2017. Esta área depende del Estado Mayor y se encarga de los traslados del mandatario, así como de servidores públicos y otras personas que determine el propio jefe del Ejecutivo federal.

El proveedor fue Guillermo Almazán Noble, que igualmente recibió, en aquella fecha, los contratos 1369707 y 1369793 por surtir artículos de cremería, así como carne de pollo y pato, por los que ganó, respectivamente, 2 millones 23 mil 621 pesos y 1 millón 682 mil 209 pesos.

Cuatro millones 289 mil 221 pesos en frutas y verduras, así como 3.1 millones en pescados y mariscos son parte de los gastos que los mexicanos subsidiaron para el consumo en Presidencia, entre los cuales también están 2.2 millones en aguas, jugos y refrescos, al igual que un pedido por 86 mil 206 pesos para el suministro de tortillas, que data del 1 de marzo de 2013 y fue encargado al proveedor Juan Ismael Ramírez Cruz.

Todo insumo es solicitado por los cocineros de los diversos comedores, con base en una programación de alimentos y una dieta balanceada, proporcionada por nutriólogos, explicó el gobierno federal.

Para dotar de pan blanco y de dulce los comedores de Palacio Nacional y Los Pinos, entre otros dos, fueron asignados tres contratos por 769 mil 915 pesos, 400 mil y 351 mil 380 pesos a la empresa repostera Cavanova, al proveedor Marco Antonio Fuentes Ruiz y a la Pastelería Madrid en enero de 2017, abril de 2014 y marzo de 2013.

Además del pedido de 3.1 millones por pescados y mariscos, la Dirección de Adquisiciones de Presidencia dispuso de 2 millones 759 mil 726 pesos más por carne de este tipo, en tres contratos que también incluyen dotación de pollo y res, los cuales fueron asignados a Operadora Promotter Opro, Jennifer Berenice Gallegos Peregrino y Distribuidora de Productos Alimenticios Las Minas.

Presidencia argumentó que los servidores públicos que solicitan el servicio del comedor “cubren una cuota de recuperación” –cuya cantidad no especificó de manera individual– “misma que se deposita directamente a la Tesorería de la Federación por un monto superior al millón de pesos” anual, lo cual, consideró, “hace mínima la diferencia aun contra los precios de hace nueve años”.

Si se toma en consideración el promedio anual del dinero que Presidencia reconoce gastó (8 millones 910 mil 46 pesos), el erario carga con casi 8 millones, en tanto que los trabajadores únicamente contribuyen con uno.

El surtido de proteína y lácteos más costoso en el sexenio peñanietista fue de 9 millones de pesos por la compra de “productos alimenticios”, según el contrato 1675548, el cual fue adjudicado directamente a la empresa Pigudi Gastronómico, el 1 de enero de 2018.

En la misma fecha, pero de 2017, esta firma ganó, sin competir, 8 millones de pesos por otro servicio similar y un millón de pesos más por el suministro de abarrotes; en tanto que el 10 de abril de 2018 cobró 1 millón 724 mil 137 pesos adicionales por dotar a la Presidencia de “productos no perecederos”, de acuerdo con los contratos 1287545, 1287517 y 1772776.

Adquirir mantelería también costó 290 mil 651 pesos, con base en dos adjudicaciones disponibles en Compranet, de noviembre de 2013 y octubre de 2014, a las que este medio accedió a través de la plataforma Contratobook, aunado a nueve pedidos de utensilios para comensales que ascienden a 2 millones 294 mil 374 pesos.

Aunado a ello, el gobierno federal reconoció en el rubro de abarrotes están incluidos los productos de cafetería para diversas reuniones de trabajo, algunos eventos intersecretariales y para visitantes de las unidades administrativas de la Oficina de Presidencia.

Además de los comedores de Palacio Nacional y del Edificio Bicentenario en la Residencia Oficial de los Pinos, los funcionarios también se alimentan en el que está ubicado en Avenida Constituyentes No. 750, en tanto que personal docente y niños atendidos del CENDI hacen lo propio en sus instalaciones.

La partida presupuestal afectada para la prestación del servicio de comedor o suministro de alimentos es la 22104, denominada “Productos alimenticios para el personal en las instalaciones de las Dependencias y Entidades”, del cual, según presidencia, han ejercido 53 millones 460 mil 278 pesos en la presente administración, aunque La Silla Rota documentó 88 millones y medio.

Con el erario igualmente se financia una nómina de 38 personas relacionadas con la prestación del servicio de alimentación en la OPR, entre nutriólogos, asistentes, almacenistas, cocineros, ayudantes, meseros y directivos; no obstante, pese a que fue un requerimiento en la solicitud de información, Presidencia no dio a conocer cuál es su percepción económica mensual.

LEA TAMBIEN


Gastó Senado 66 mdp en alimentos y bebidas en tres años

Antes del “Tupper Challenge” y “Termo Challenge” el Senado contrataba meseros, barra de alimentos, refrigerios y bebidas

ImagenMultimediaRelacionada

AJ





Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información