ESPECIALES LSR

Video de oso polar desnutrido alerta sobre cambio climático

Un vídeo devastador muestra a un oso polar en los huesos, luchando por sobrevivir

  • DIEGO CORREA
  • 14/01/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Video de oso polar desnutrido alerta sobre cambio climático

Al oso polar le cuesta levantarse, pero lo consigue. Arrastra su paso por el pasto seco. El paisaje árido dificulta pensar que se trata de una escena ocurrida en el ártico. Ahí, el oso busca devastado algo de comida; sin embargo, en su camino sólo encuentra un bote oxidado de basura usado ocasionalmente por pescadores locales.

El oso hurga en el bote sin obtener éxito. El desenlace de la historia indignó a los usuarios que vieron las imágenes capturadas por el fotógrafo Paul Nicklen.

Nicklen es un gran conocedor de los osos polares. Desde la infancia, en el norte de Canadá, ha visto más de tres mil animales en ambiente salvaje, pero uno de sus últimos encuentros, en la Isla Baffin, lo dejó impactado.

El poderoso depredador, que usualmente llega a pesar 450 kilos, apenas lograba mantenerse de pie cuando el fotógrafo decidió grabarlo. Debido a la falta de comida, tenía un grave problema de  desnutrición. Inclusive se lograban  vislumbrar sus huesos.

“Es una escena devastadora para el alma que me persigue, pero sé que necesitamos compartir tanto lo bello como aquello que nos parte el corazón, sobre todo si queremos derribar las barreras de la apatía”, escribió Nicklen en su cuenta de Instagram.

Para el fotógrafo, las impactantes imágenes  retratan el futuro de la especie en caso de que el problema del cambio climático se agrave.

El Cambio Climático y los osos polares

Los científicos aseguran que el ártico es una de las zonas más dañadas por el cambio climático y el calentamiento global. Miles de kilómetros cuadrados de superficie se han perdido con el hielo derretido. Un mapa elaborado por el Servicio Geológico de Estados Unidos evidencia lo mucho que abarca esta pérdida de superficie de hielo.

Los osos polares están entre las especies de grandes mamíferos más amenazadas por el calentamiento global. Temperaturas más altas y veranos más largos hacen que los animales pasen más tiempo en tierra firme por causa de la reducción de icebergs.

En la tierra los osos no tienen acceso a su principal fuente de alimento y grasas: las focas. Esto se debe a que ellas son expertas nadadoras y los osos sólo en el hielo pueden hacer valer su condición de depredadores. Al prolongarse los veranos, por el calentamiento global, difícilmente los osos pueden alimentarse de las focas.

El video fue publicado el pasado diciembre en Instagram y usuarios lo han reproducido más de 1,7 millón de veces. La mayoría de los internautas se compadecen del dolor del animal, pero algunos cuestionan por qué Nicklen no hace nada para ayudarlo, además de registrar su sufrimiento.

En entrevista al “National Geographic”, el fotógrafo explicó que no había nada que él pudiera hacer; además de que alimentar animales salvajes es un crimen en Canadá.

“Claro que alimentarlo paso por mi mente”, contó el fotógrafo. Pero tampoco es que ande por ahí con un arma tranquilizadora y 200 kilos de carne de foca.

Según Nicklen, el oso del video era un macho joven  que murió días u horas después del encuentro.

En la historia de Instagram, Nicklen contó que él y su equipo documentaron el encuentro con lamento. Y reclamó que si nada es hecho por detener el calentamiento global, ése será el destino de todos los 25 mil osos polares existentes.

“Era imposible salvar a este oso. Las personas creen que podemos colocar plataformas en los océanos y así alimentarlos. La realidad es que si la Tierra continúa calentándose, perderemos a todos los osos con todo y el ecosistema polar”, afirmó Nicklen.

 “Pero sí existen soluciones. Debemos reducir nuestro uso de carbono, comer alimentos que sean amables con el ambiente, dejar de destruir los ecosistemas y colocar en primer lugar la Tierra, nuestra casa”.

Estados Unidos y China  son los mayores emisores de dióxido de carbono, por tanto los que abonan más al calentamiento global. En 2015 el país gobernado por Donald Trump lazó 5.1 millones de kilotones de dióxido de carbono, más que 28 países juntos de la Unión Europea. Aún así, el primer país anunció en junio del año pasado su retiro  del Acuerdo de París para la lucha contra el cambio climático.

Con información de O Globo y El Mundo.

djsc