ESPECIALES LSR

Denuncio agresión de mi expareja porque quiero justicia: Karla vive con miedo de ser asesinada

Karla requiere una cirugía luego de que su expareja la agrediera a golpes, lo que le ocasionó una fractura en la nariz. La joven pide que se castigue al agresor

Karla fue atacada por su exnovio. Esta es su historia.Créditos: LSR Veracruz
Escrito en VERACRUZ el

VERACRUZ, VER. - Karla sintió sangre escurriendo por su rostro; sus ojos apenas enfocaban a Esteban N, su expareja. Se sentía mareada por los golpes y apenas podía pedirle que dejara de hacerle daño. La agresión no paró hasta que su agresor le rompió la nariz; posteriormente la abandonó afuera de un antro en la ciudad de Boca del Río

La agresión que sufrió Karla Paola Ulloa Huerta ocurrió la madrugada del domingo 3 de septiembre de 2023, cuando convivía con sus amigas en un antro de Boca del Río. En ese lugar Esteban N, de quien se había separado hace casi un año, la abordó y saludó. 

VIDEO: MIRA AQUÍ SU TESTIMONIO

Esteban esperó a que estuviera sola y la siguió hasta la salida del lugar. De acuerdo con lo que relata la joven de 23 años, después de que todas sus amigas se fueron comenzó a agredirla verbalmente; le rompió el celular y le reclamó por problemas pasados. Hasta que la golpeó y comenzó a patearla.

“Primero fueron jalones, de ahí me empezó a insultar. Cuando rompió mi celular le empecé a reclamar, le dije que se hiciera responsable y que me devolviera mi celular o dinero para recuperarlo y más se molestó. Me empezó a patear y me golpeó en la cara con los puños, cuenta.

Exige justicia y requiere de cirugía

La agresión fue denunciada ante la Fiscalía General del Estado (FGE) bajo el folio 2967/2023. De enero a julio de este año se registraron otros 7 mil 400 casos de violencia familia y mil 642 mujeres fueron víctimas de lesiones dolosas en el estado de Veracruz, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Karla denunció su agresión anta la Fiscalía y se armó de valor para alzar la voz en redes sociales, pues no quería que su caso quedara impune, ya que asegura teme que su expareja pueda volver a lastimarla. Tras su post en redes, Esteban N contactó a sus familiares para amedrentarla.

“Tuvo contacto con mi mamá. Le hizo unos comentarios fuera de lugar y amenazas de que si no borraba la publicación él iba a estar subiendo cosas mías para limpiar su imagen. Me da coraje y frustración, no se me hace justo que él crea que esto es nada más (una denuncia) de redes sociales. Él cree que si yo borro la publicación con eso se resuelve todo y ya no pasó nada”.

La agresión que sufrió le provocó varios hematomas en el cuerpo, también una fractura en la nariz, por lo que el médico le aseguró que necesitaría una cirugía para evitar daños futuros, pues tiene el tabique desviado. 

La cirugía que requiere tiene un valor de entre 35 mil y 70 mil pesos, dependiendo en qué hospital sea atendida; a ellos se suman los gastos médicos que realizó en lugares particulares, estudios y analgésicos para bajar la inflamación.

A 15 días de la agresión, el rostro de Karla todavía luce inflamado y le cuesta respirar. A raíz del ataque suspendió salidas, ahora ya no puede salir a la calle sola, porque teme encontrarse con Esteban. También tiene que soportar las críticas de las personas quienes la juzgan por no haber salido antes de la relación tóxica en la que vivió.

Salir de una relación violenta

Karla conoció a Esteban en la secundaria; en aquella época no hubo interacción sino años después. En diciembre de 2019 se volvieron a encontrar y un mes después decidieron ser novios. Después de tiempo comenzaron a vivir juntos. En esa etapa fue que comenzó a notar las primeras señales de violencia.  

“Al principio no fueron golpes, pero sí groserías o jalones. O golpes en las piernas o pellizcos. Fue empezando poco a poquito, después (la violencia) fue incrementando”, asegura. 

De acuerdo con la joven, después de haber hecho público el ataque en redes sociales, dos personas se contactaron con ella para manifestarles que tenían antecedentes de que Esteban ya había sido violento con dos de sus exparejas, incluso, una de ellas lo denunció.

Esta tampoco era la primera vez que Karla denunciaba a Esteban, asevera que ya había acudido a denunciar a las autoridades por una pelea en el 2021, pero no procedió, ya que no hubo golpes visibles que costaran de la agresión.

A raíz de ese hecho decidió separarse, porque también veía comportamientos agresivos dentro de su familia y manipulaciones donde la hacían pensar que ella era la culpable. 

“Yo no tomaba a mal las pequeñas agresiones, porque tengo puros hermanos y las microagresiones no las tomaba así, las tomaba como llevarnos pesados y no me daba cuenta. Ya me di cuenta hasta que me empezaba a dar cachetadas”, narra.

La activista e integrante del Frente Amplio de Mujeres en Veracruz y Boca del Río, Ana Irene Muro Lagunes, señala que la mayoría de las personas se encuentran educadas en una cultura de violencia normalizada.

Desde la niñez se comienzan a normalizar los actos de violencia, por lo que cuando existe una relación de pareja algunos comportamientos violentos no se percatan de ello, hasta que llegan a agresiones más fuertes, como lo que paso con Karla.

“El amor que nos enseñan las culturas patriarcales es un amor dependiente. Un amor condicionado a las estructuras que nosotros tenemos y que nos vuelve dependiente uno del otro, pero además que nos culpa y más a las mujeres, si esta relación no funciona. Cuando uno se siente culpable o culpa al otro esa relación acaba en pleito, odio y mucha violencia, dice la especialista.

¿Cómo identificar la violencia en una relación?

La psicóloga, Lorena Redondo Delgado, indica que existen varios puntos para identificar que tu pareja es violenta. Una de las primeras es que si está en disposición de escuchar lo que te pasa y si se interesa en saber tus necesidades emocionales.

“Si la persona desde un principio no muestra interés, descalifica lo que siente o quiere, pues ahí estamos hablando de este tipo de violencia que tal vez no es la que vemos muy común, pero que también lo es”, puntualiza.

Otro de los puntos para identificar si estas en una relación violenta es la manipulación y el control que tu pareja quiere hacer sobre tu tiempo, además de la desconfianza. La especialista reconoció que para las mujeres es difícil salir de una relación violenta, ya que hay muchos factores como el miedo y la situación económica o social en la que se dé. Por ejemplo, si tiene hijos o si hay dependencia económica.

Lo más recomendable es que se la persona violentada se acerque a un círculo de ayuda familiar, donde sean apoyadas para salir adelante, como el caso de Karla, quien cuenta con el apoyo de sus padres y amigos.

mb