ESPECIALES LSR

El Veracruz de Cuitláhuac: pagar una “multa de tránsito” o desaparecer 

La última pista de cuatro personas reportadas desaparecidas en Ciudad Mendoza lleva a la oficina de la delegación de Tránsito, en donde los integrantes de la corporación se esfumaron; en medio de la sospecha de nexos con el crimen

Tránsitos municipales estarían involucrados en desaparición
Continúa investigación por desapariciones en Mendoza.Tránsitos municipales estarían involucrados en desapariciónCréditos: LSR Veracruz
Escrito en VERACRUZ el

XALAPA, VER. - En el municipio de Mendoza, Veracruz, una cuadrilla completa de oficiales de tránsito se esfumó. No hay pistas de 12 uniformados a lo largo del bulevar Miguel Hidalgo, ni en los corralones de la ciudad. El delegado de esa corporación, Fausto Ramírez, y su equipo, son buscados como principales sospechosos de desaparecer a cuatro personas que se negaron a ser extorsionados con 10 mil 200 pesos. 

Víctor Manuel Adell Sánchez, Antonio Sánchez López, Honorio López Espidio y su hermana Ileana, fueron privados de la libertad el pasado 8 de diciembre. Sus esposas y sus madres no tienen dudas: su última ubicación fue al interior de las oficinas de tránsito, a donde los trasladaron por conducir el vehículo de una empresa con la torreta encendida y no portar un permiso. 

“Yo sostengo que a mi esposo se lo llevaron los tránsitos porque él y los demás se encontraban en la delegación. A los tránsitos yo los hago responsables de su desaparición forzada”, dice Jessica Blanco Tinoco, quien fue avisada por su pareja, Víctor Manuel, que se trasladaría a Camerino Z. Mendoza para auxiliar a sus trabajadores de la empresa de telecomunicaciones UGI

ÚNETE A NUESTRO CANAL DE WHATSAPP. EL PODER DE LA INFORMACIÓN EN LA PALMA DE TU MANO

De acuerdo con Jessica Blanco, sus sospechas de que algo malo ocurriría con Víctor, fue un mensaje que él le envió a su WhatsApp donde enfocaba los pies de unas personas. “¿Sigues trabajando?”, le preguntó. “Sí, espera”, respondió el hoy desaparecido, antes de perder comunicación por completo. 

A ese testimonio se suma el de Herminia Pérez Vega, esposa de Antonio Sánchez López. “Él iba a traer un material a Puebla y siempre que regresa se comunica conmigo. Cuando me di cuenta que no me llamaba me preocupé mucho. De repente, como a las 8 de la noche, tocan a mi puerta, salgo a ver y me dicen sus tíos, ‘oye, ¿no te enteraste que a Antonio lo llevaron a tránsito por una infracción?’, entonces agarran y me dicen, ‘súbete y vamos a buscarlo”. 

La mujer se trasladó hasta las oficinas de tránsito, ubicadas en la calle José María Neira, donde ya nadie podía pasar y todo era confuso. Antonio ya no estaba ahí, ni sus tres compañeros; tampoco había rastro del vehículo de la empresa UGI ni de la camioneta de su patrón, Víctor Manuel Adell. Además, un oficial de tránsito de 26 años de edad recién había sido asesinado a balazos en la entrada de esa delegación. 

“Si no estaba en las oficinas de tránsito entonces tal vez está detenido, pensó Herminia, así que apresurada salió a buscarlo a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en el municipio vecino de Nogales. Allí le dijeron que no había registro del hombre de 40 años de edad. 

Herminia continuó su búsqueda y, de regreso a Mendoza, miró estacionado el carro que manejaba su esposo, junto a la camioneta de Víctor Manuel, de la marca FIAT. Los dos vehículos habían sido abandonados en un punto medio, entre la delegación de tránsito y la base de la SSP. Sin duda era una pista importante, pero sus familiares seguían desaparecidos.  

Víctor y Antonino fueron privados de la libertad junto con los hermanos Honorio e Ileana López Espidio, de 35 y 27 años respectivamente. La madre de ambos, Yolanda Espidio, aclara que ellos no trabajaban para la empresa UGI, pero son primos de Antonio y trataron de ayudarlo. 

“Mi hijo fue a la delegación de tránsito porque él vio cuando a su primo lo tenían los elementos de tránsito; él venía pasando por ahí y vio que le estaban pidiendo una cierta cantidad pero bajo el agua, porque no le habían extendido una infracción como debe de ser. Fue a la casa y le dijo a Ileana que lo acompañara para tratar de sacarlos. Así fue como los desaparecieron”, dice la adulta mayor, que ahora asume el rol de jefa de familia pues busca a sus dos hijos, cuida a tres nietos y consuela a su esposo quien sufrió un preinfarto al recibir la noticia. 

A las cuatro familias se han sumado trabajadores de la empresa UGI, amigos y ciudadanos de Camerino Z. Mendoza abrumados por presuntos abusos de autoridad de parte de la corporación de tránsito municipal. “A estos muchachos los desaparecieron, pero a muchos nos sacaron dinero bajo cualquier pretexto. De esto el alcalde es cómplice y pedimos que el gobernador lo destituya”, dicen los inconformes, que cerraron la calle principal del municipio, frente al palacio municipal.

“Hay una sola línea de investigación”: Cuitláhuac García Jiménez

Sobre este problema en el municipio gobernado por el morenista, Héctor Rodríguez Cortés, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez aseguró que hay una sola línea de investigación y todo apunta al delegado de tránsito, Fausto Ramírez y a su corporación. 

“Hay una sola línea de investigación respecto a las cuatro personas y el homicidio, no lo puedo decir, les digo que está en juego la vida de unas personas. Nosotros tenemos que actuar con responsabilidad, pero se está atendiendo, decirle a las familias que estamos en el tema, tenemos datos precisos y que la fiscalía está haciendo lo suyo, se está actuando”, sostuvo el mandatario morenista en rueda de prensa, este lunes 11 de diciembre. 

La declaración de García Jiménez cobra fuerza, debido a que, posterior a la desaparición múltiple y al asesinato de un oficial de tránsito, el resto de la cuadrilla de tránsito ya no se presentó a trabajar. Unos huyeron de la ciudad y, unos cuantos, permanecen atrincherados en su domicilio y se niegan a rendir declaraciones. 

LEE TAMBIÉN: Asesinan a tránsito frente a oficinas municipales de Ciudad Mendoza

El mismo lunes 11 de diciembre, el alcalde Héctor Rodríguez Cortés, ofreció una rueda de prensa, atrincherado en su palacio. Allí dijo que 10 de los 12 elementos se fugaron y solo dos se presentaron a rendir sus declaraciones ante la Fiscalía General del Estado (FGE), además dijo que a él no le consta que a los desparecidos los sustrajeron de la delegación de tránsito. Esa versión es desacreditada por las familias de las víctimas

“Eso es mentira. A la fecha ninguno de los elementos se ha presentado a declarar y nosotros tenemos pruebas de que los desparecieron en la delegación de tránsito, porque se encontraban en la instancia de tránsito y de ahí se los llevaron”, revira Jessica Blanco Tinoco. 

El alcalde Héctor Rodríguez Cortés, también aseguró que tenía conocimiento de malas prácticas de sus elementos de tránsito y que por ello abrió expedientes contra algunos y cesó a otros.

“¿Entre esas quejas había alguna contra el delegado Fausto Ramírez?”, se le preguntó al edil. “No, de él no tenemos nada”, respondió. 

Héctor Rodríguez Cortés también reconoció que designó como delegado de tránsito municipal a Fausto Ramírez desde el primer día de su administración. Asimismo, el hoy prófugo de la justicia asistió el 6 de diciembre de 2021 a la comparecencia del hermano del alcalde, Sergio Rodríguez Cortés, actual procurador del Medio Ambiente en el estado. Los tres funcionarios guardan una relación amistosa, pero también partidaria, pues militaron en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y posteriormente se sumaron a las filas de Movieron Regeneración Nacional (Morena). 

Ante la huida de la plantilla municipal de tránsito, desde el pasado 8 de diciembre la Secretaría de Marina (SEMAR) y la Guardia Nacional se hacen cargo de la seguridad en Camerino Z. Mendoza. Los pobladores piden dos cosas: que cuatro de sus ciudadanos aparezcan con vida y que la corporación municipal desaparezca.

mb